El kirchnerismo presiona en el Senado por hacer una sesión especial

El sector duro del bloque que conduce Miguel Pichetto plantea realizar una sesión el 12 de julio a fin de eliminar el decreto sobre pensiones por discapacidad. También le apuntan al reembolso por los puertos patagónicos.

En un preanuncio de lo que puede suceder a partir del próximo año con la presencia de Cristina Kirchner en la Cámara alta, un grupo de senadores que responden a la expresidenta pidió una sesión especial para debatir un proyecto de ley para derogar el decreto referido a la entrega de pensiones graciables para personas con discapacidad.

Asimismo intentarán debatir el dictamen de rechazo al DNU que eliminó los reembolsos a las exportaciones de puertos patagónicos.

La fecha para esa sesión especial pedida por la senadora camporista santafesina María de los Angeles Sacnun es el 12 de julio a las 10 de la mañana, aunque debe tenerse en cuenta que el proyecto sobre las pensiones aún no cuenta con dictamen de ninguna de las comisiones a las que fue girada: Presupuesto y Hacienda, Trabajo y Previsión Social ni de Derechos y Garantías.

El proyecto de Sacnun busca eliminar dos incisos del DNU 432 del año 1997, que le sirvió a este Gobierno para aplicar el polémico recorte de pensiones que después tuvo que retrotraer. Los ítems que pretende eliminar la iniciativa son el que establece como requisito que el beneficiario ni su cónyuge debe recibir ninguna prestación contributiva, y otro que exige no poseer bienes, ingresos ni recursos que permitan su subsistencia.

Otra senadora kirchnerista, la chubutense Nancy González, pide una sesión especial para ese mismo día, pero a las 11, para debatir el dictamen de la Bicameral de Trámite Legislativo que rechaza el DNU 1199/16 que deroga el reembolso para las exportaciones desde puertos patagónicos.

En este caso, el pasado 30 de mayo el Gobierno estuvo a punto de sufrir un sonoro revés en la Cámara alta, cuando la oposición exigía abordar el decreto de necesidad y urgencia que derogó un beneficio para los puertos patagónicos. El decreto en cuestión es central para las provincias patagónicas y sus senadores lo tomaron con especial interés, como quedó claro el 16 de mayo pasado, en el marco de una reunión de la Comisión de Industria y Comercio, cuando manifestaron su voluntad para aprobar la nulidad de ese decreto resuelta en diciembre pasado por la Bicameral de Trámite Legislativo.

El Gobierno redobló esfuerzos para frenar esa votación, realizando una gestión que encabezó el propio jefe de Gabinete, Marcos Peña, ante el gobernador de Chubut Mario Das Neves, quien fue el mandatario que más enfáticamente se manifestó de entrada contra esta decisión del Gobierno Nacional. Según pudo saberse, el funcionario le pidió 15 días de gracia. “Si no, pásennos por arriba con los votos”, le habría expresado.

De las negociaciones tomaron parte el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, el senador chubutense Alfredo Luenzo y, obviamente, el titular del bloque mayoritario, Miguel Angel Pichetto. Se le concedieron ese día al Gobierno las dos semanas pedidas para encontrar una alternativa, pero no hubo una solución hasta el momento al tema.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password