La izquierda pide que Laura Alonso se presente en el Congreso

Los diputados Nicolás del Caño y Nathalia González Seligra quieren que la titular de la Oficina Anticorrupción informe sobre los funcionarios con cuentas no declaradas y negocios incompatibles.

Los diputados Nicolas del Caño y Nathalia Gonzáléz Seligra (PTS-FIT) presentaron un proyecto para que la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, se presente “en forma inmediata” a brindar “informes verbales sobre los recientes casos de ocultamiento de cuentas y negocios incompatibles con la función pública por parte de diversos funcionarios de Cambiemos”.

Al respecto, Del Caño señaló que “sólo en las últimas semanas se conocieron los casos del recientemente renunciado Díaz Gilligan y del ministro de Finanzas, Luis Caputo, que también olvidó declarar cuentas off shore en paraísos fiscales y que hace negocios con el FGS (Fondo de Garantía de Sustentabilidad) y con la colocación de bonos de la deuda”.

“Además empresas ligadas a la familia Macri y a la de Marcos Peña ganaron licitaciones para importar luces LED que se podrían fabricar en nuestro país; y ni que hablar de un ministro de Trabajo que emplea en negro y llena de allegados y amigos un sindicato intervenido, por nombrar sólo los últimos casos conocidos gracias a denuncias periodísticas”, continuó.

Para el legislador, “el verso de la transparencia de Cambiemos no se sostiene más. Laura Alonso tiene que dar explicaciones en forma inmediata y, a esta altura, demostrar que no conduce una agencia cuyo propósito es justificar a los corruptos”.

“El escándalo y la presión hasta de muchos integrantes del oficialismo obligó a la renuncia de Díaz Gilligan, ¿no merece el mismo repudio de los adalides de la transparencia el ministro off shore Luis Caputo y sus negocios con los fondos de los jubilados y los bonos de deuda pública?”, fustigó.

Por su parte, González Seligra señaló que “no es nuevo ni ​ aislado ​este proceder de funcionarios de este gobierno, para quienes es una práctica habitual radicar empresas y cuentas en paraísos fiscales, realizar ellos mismos o sus socios o familiares negocios incompatibles con la función pública, una práctica plagada de ‘conflictos de intereses’, llegando al extremo de ocultar pruebas mientras enarbolan la bandera de la transparencia”.

“No podemos dejar de recordar a los pioneros del gabinete nacional: Mauricio Macri quiso perdonarle a la empresa Correo Argentino perteneciente al grupo empresario de su familia unos cuatro mil millones de pesos y Juan José Aranguren mantuvo en su poder acciones de la empresa Shell cuando ya era funcionario nacional y se beneficiaba a la vez mientras aplicaba los tarifazos a favor de las petroleras”, completó la diputada.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password