Romero advirtió que el grooming “escala a niveles insostenibles”

El diputado porteño de Vamos Juntos explicó que se trata de una problemática mundial que convierte “a niños y adolescentes en huérfanos virtuales que en su inocencia e ingenuidad”. Además respaldó la actitud de una mujer misionera que denunció a un profesor de su hijo quien lo habría acosado a través de las redes sociales.

El diputado porteño por Vamos Juntos y autor de varias iniciativas que para prevenir el grooming, Claudio Romero, respaldó la actitud de Soledad Tropeano, la mamá de un niño misionero, quien pudo detectar que su hijo estaba siendo víctima de este flagelo social por parte de un profesor, quien se encuentra procesado judicialmente pero en libertad por el pago de una fianza. Además advirtió que esta práctica “escala a niveles insostenibles” en todo el mundo.

Al respecto del mencionado caso, el legislador indicó que el mismo “revela la importancia del rol de los padres y los miembros de la familia en la protección de los menores para interceptar oportunamente la cooptación de niños y adolescentes por parte de extraños con fines de acoso y abuso sexual” e insistió en que ese problema “convierte a niños y adolescentes en huérfanos virtuales que en su inocencia e ingenuidad, y generalmente a espaldas de sus padres, caen en las redes de perversos delincuentes, secuestradores y promotores de la pornografía infantil internacional”.

Tropeano reveló que en 2015 realizó la denuncia después de encontrar en el teléfono de su hijo conversaciones “muy fuertes de índole sexual” en un contacto iniciado por Facebook, primero por una mujer joven y luego por un hombre mayor. El rol de la joven consistía en entusiasmar sexualmente a los chicos y convencerlos de “hacerse amigos” del hombre mayor por esa red, donde les mostraría “otros videos”.

En su testimonio la mujer manifestó que, si bien su hijo no llegó a concretar un encuentro con el hombre mayor, ella gestionó una nueva reunión haciéndose pasar por el niño y logró que “lo detuvieran infraganti”. La justicia cuenta además con gran cantidad de videos donde se observa claramente el abuso sexual hacia otros menores.

Asimismo Romero señaló con preocupación que “los casos en Argentina ponen al descubierto el sometimiento de las víctimas a través de este método, su posterior secuestro, y hasta la muerte precedida de violación sexual y psicológica” y añadió que “en el mundo se tienen noticias de suicidios de menores que no pudieron resistir las amenazas posteriores a la cooptación y que por esa razón, se puede asegurar que el grooming no contribuye precisamente a un avance tecnológico positivo sino todo lo contrario”.

El grooming es, por definición, un acoso sexual y virtual a menores por parte de adultos encubiertos bajo fachadas falsas, como ser un perfil fraudulento en distintas redes sociales para establecer una conexión y controlarlos emocionalmente, vencer sus inhibiciones y capturar imágenes que luego son vendidas en el mercado de la pornografía infantil.

Grooming y ESI

Debido al aumento de las denuncias por ciberacoso, los diputados de Vamos Juntos y Mejor Ciudad presentaron en 2018 en la Legislatura porteña un proyecto de ley, a través del cual buscarán incorporar la temática grooming a la Ley N°2110 de Educación Sexual Integral, con el objetivo de disminuir los casos de acoso en las redes.

Según estadísticas brindadas por la reconocida consultora Management & Fit, esa práctica es desconocida por 7 de cada 10 argentinos; además, esta cifra asciende en cuanto al género de las víctimas, ya que 8 de cada 10 personas que sufren este delito son mujeres.

Los fundamentos de la medida impulsada por Romero, Héctor Apreda, Mercedes De Las Casas, Paola Michielotto, Gonzalo Straface (VJ) y Marcelo Depierro (MC), sostienen que “en la mayoría de los casos, este delito contempla diversas etapas. La primera comprende del inicio de la relación virtual a través del accionar del agresor” y que “en segunda instancia se contempla una actitud de acercamiento en la que el adulto aprovecha para sacar información del entorno de la víctima, para hacerse sentir aún más cercano a ella”.

“Ya en la tercera instancia se puede notar, que con todos los datos obtenidos, comienza a solicitar imágenes con contenido sexual, para pasar a una cuarta etapa en donde se lo obliga a brindar más material del mismo contenido amenazando con difundirlo a las demás redes sociales. En algunas ocasiones, este proceso cuenta con una quinta etapa que prevé algún tipo de encuentro, donde puede dar comienzo otro tipo de delito”, explicaron.

Además, los legisladores recodaron que actualmente se realizaron más de 25 mil denuncias por casos de ciberacoso y advirtieron que “especialistas estiman que en un futuro cercano, el grooming, va a ser uno de los delitos más rentables, debido al gran consumo que hay de este, es por ello que urge la gran necesidad de prevenir este delito”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password