En la Ciudad piden una asignación especial para trabajadores de comedores comunitarios

Los legisladores del Frente de Todos (FdT) impulsaron un proyecto de ley para que se les otorgue una asignación mensual no inferior a un salario mínimo, vital y móvil a trabajadores de comedores comunitarios en la Ciudad De Buenos Aires, como un reconocimiento por la labor realizada a diario.

FOTO: Gentileza del diputado Santiago Roberto

En el marco de la pandemia del coronavirus y de la creciente demanda de comida en estos lugares, los legisladores de Frente de Todos (FdT) impulsaron un proyecto de ley a través del cual buscarán reconocer la tarea de los trabajadores que prestan servicios en grupos comunitarios y en comedores asistidos, actividades consideradas esenciales en el marco de la emergencia sanitaria, por medio de una asignación mensual.

En ese sentido, el texto dispone el otorgamiento de una asignación mensual no inferior a un salario mínimo, vital y móvil para cada trabajador o trabajadora que el grupo comunitario o comedor asistido designe, en el marco de la emergencia sanitaria. Además aclara que cada grupo comunitario o comedor asistido podrá designar un cocinero por cada turno de trabajo declarado por el grupo comunitario más un trabajador cada 30 raciones de comida proporcionadas por jomada y/o mayor fracción superior a diez raciones de comida proporcionadas por jomada.

Por otro lado, la iniciativa aclara que la prestación económica mensual mencionada es compatible con otras prestaciones, salarios y/o asignaciones del Gobierno de la Ciudad y con cualquier salario social y/o prestación y/o subsidio que surja en el marco de la pandemia.

En los fundamentos de la medida, los diputados del FdT aseguraron que “esta ley intenta poner en valor y visibilizar el trabajo que llevan adelante principalmente mujeres” y remarcaron que “ellas son las que en su mayoría sostienen los comedores comunitarios de la Ciudad de Buenos Aires, para muchas esto representa una triple jornada de trabajo: cumplen laborales formales, ejercen el cuidado en sus hogares y además realizan trabajos comunitarios, sin ser remuneradas”.

Al mismo tiempo indicaron que “para las miles de personas que viven en los barrios populares de la Ciudad, la paralización de la actividad económica que conlleva el aislamiento social preventivo y obligatorio implica la imposibilidad de salir a desarrollar las tareas cotidianas, cesando sus ingresos” y precisaron que “los más de 700 comedores y merenderos que existen hoy en la Ciudad están dando respuesta a una mayor cantidad de pedidos de comida que se han multiplicado en este contexto de crisis sanitaria, económica, social y cultural”.

“Desde el comienzo de la pandemia fueron consideradas trabajadoras esenciales. Este es un primer paso para que no sólo haya un reconocimiento simbólico, sino también material y eso se logra cuando el trabajo sea reconocido monetariamente”, concluyeron.

La medida lleva la firma de María Bielli -que es la autora del texto-, Javier Andrade, Matías Barroetaveña, Lucía Campora, Ofelia Fernández, Claudio Ferreño, Victoria Montenegro, Claudio Morresi, María Rosa Muiños, Claudia Neira, Lorena Pokoik, Santiago Roberto, Leandro Santoro, Cecilia Segura, Manuel Socías, Juan Manuel Valdés y Laura Velasco (FdT).

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password