La Legislatura debatió acerca de la presencialidad de las clases

El encuentro fue organizado por el presidente de la Comisión de Eduación, Gonzalo Straface, y participaron especialistas en la materia. “Las escuelas han abierto y no hemos tenido un brote ni pico de contagios”, aseguró el oficialista.

Mientras el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires evalúa la posibilidad de suspender la presencialidad ante el recrudecimiento de la pandemia, la Legislatura porteña debatió acerca de la importancia de la presencialidad de las clases, organizado por el presidente de la Comisión de Educación y diputado de Vamos Juntos, Gonzalo Straface.

En la reunión se hicieron presentes el médico pediatra y miembro del Comité Médico Asesor del Síndrome de Down España, Eduardo María Moreno Vivot; la investigadora en historia (CONICET), cofundadora y vocera de Padres Organizados, María José Navajas; el miembro fundador de Estudiantes Organizados, Valentino Díaz Fountau; la diputada nacional y vicepresidenta de la Comisión de Educación del Congreso de la Nación, Victoria Morales Gorleri; y el ex subsecretario de Educación de la provincia de Buenos Aires, Sergio Siciliano.

Durante el encuentro, Straface indicó que “cuando uno evalúa política pública y evalúa tener las escuelas cerradas o no, tiene que evaluar vs cual es el riesgo respecto al beneficio de tener las escuelas abiertas que ya está sobradamente comprobado” y remarcó que “el riesgo es si las escuelas son focos de contagio o si han sido focos de contagio en el mundo, si tenemos evidencia que haya sido así y no ha sido así”.

Asimismo explicó que “las escuelas han abierto en la Ciudad y en el resto del país en forma segura en el mes de febrero  y en algunas provincias en el mes de marzo, y no hemos tenido un brote ni un pico de contagios” y precisó que “por supuesto, no hay riesgo cero, en ninguna actividad en la pandemia, pero las escuelas han demostrado ser seguras porque es el lugar donde mejor se cumplen los protocolos, donde más estrictamente se hace. Esto gracias al trabajo de los docentes, de los padres, de las familias, por eso sostenemos que las escuelas tienen que seguir abiertas”.

“El derecho a la educación debe poner a los adolescentes en el centro”, afirmó y detalló que “una de las cosas positivas de la pandemia es que padres y chicos han pasado a ser actores públicos comprometidos para solucionar o tratar de mitigar este problema que tenemos”.

En tanto Siciliano consideró que “sin educación no hay futuro, sin escuela no hay educación”.

Por su parte Díaz Fontau precisó que “la presencialidad puede ser por los datos que lo avalan, por un 0,16% de chicos contagiados en las aulas, y un 1,03% de personal docente y no docente contagiados. La presencialidad tiene que ser porque tenemos 7 de cada 10 chicos pobres, porque en barrios populares 1 de cada 4 chicos interrumpió su escolaridad” y consideró que “la presencialidad no pudo ser por que en marzo del 2020 nos dejaron en un estudie quien pueda, en quien tenga la computadora que se conecte y siga las clases, porque no somos esenciales, porque nos dijeron que había que elegir entre salud y educación, pero viendo los datos sabemos que no es así por los trastornos que generó en los jóvenes”.

Además Morales Gorleri aseveró que “realmente nos preocupa y nos ocupa la educación de nuestros niños y adolescentes. No solo por el impacto individual que genera en ellos y sus familias para la construcción de sus proyectos de vida sino porque realmente nos preocupa el futuro de la nación” e insistió en que la “educación presencial es irreemplazable porque en las escuelas se construye humanidad y se fortalece la democracia”.

“El fallo de la corte suprema a la presentación que hizo Horacio Rodriguez Larreta marcó la importancia del federalismo y nos da lugar a que las provincias se empoderen y se hagan cargo de la responsabilidad que les toca que es velar por la salud y la educación”, agregó.

A su turno Navajas consideró que “nos queda un enorme desafío para adelante, estamos en el riesgo de dejar afuera una porción muy grande de esta generación de niños y adolescentes, más allá de lo académico, perder el vínculo con la escuela que es también un espacio de contención, de socialización, y la amenaza concreta de que los chicos que no se reinserten queden condenados a la marginalidad” e indicó que “tenemos un escenario de chicos que aprendieron menos, la virtualidad no alcanzo a todos y a los que alcanzo no les permitió alcanzar el aprendizaje esperado”.


“Si el 2021 no nos va a permitir recuperar lo que perdimos, siendo conscientes de ello, hay una demanda a política que les pide expreso compromiso a largo plazo para que los niños y los adolescentes sean una prioridad absoluta.
No solo hay que mantener las escuelas abiertas, sino que hay que planificar para que los próximos años se pueda revertir esta tragedia que nos está dejando la pandemia”, argumentó.

En tanto Moreno Vivot concluyó pidiendo que “aprendamos a mirar a través de los ojos, no los ojos, pues mirando los ojos veremos un síndrome y si miramos a través de los ojos veremos a la persona, que tiene un nombre, una forma de aprender, una forma de ser y una forma de aportar a la sociedad. Debemos trabajar para que las personas con discapacidad, pronto, sean ciudadanos corrientes”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password