El homenaje a los 130 años de la UCR dio lugar a un contrapunto entre radicales

Lo protagonizaron Facundo Suárez Lastra y Leopoldo Moreau, quienes no confrontaron en sus discursos, pero sí al plantear el papel de ese partido en su historia y la actualidad.

Al cumplirse 130 años de la creación de la Unión Cívica Radical, iba a hablar el presidente del partido, el mendocino Alfredo Cornejo, pero al no estar presente en ese pasaje de la sesión “improvisó” un discurso Facundo Suárez Lastra. Y no lo hizo mal, por cierto.

Arrancó resaltando la figura de Leandro N. Alem, de quien recordó su origen humilde, y lo ensalzó como “el más formado” de los dirigentes de ese tiempo. “Los radicales de hoy tenemos el orgullo de los radicales de ayer, que en 130 años le pudimos dar mucho orgullo a la República Argentina”, señaló, destacando a continuación las presidencias de Hipólito Yrigoyen, Marcelo T. de Alvear; Arturo Illía, Raúl Alfonsín. Sumó a quienes fueron de origen radical, como Arturo Frondizi, y luego recordó el último gobierno radical: “También, a pesar de lo mal que le puede haber ido en una gestión, a los que no les fue bien, como a Fernando de la Rúa, pero tuvieron como todos los radicales un signo de honestidad que es vital para la conformación de nuestro partido”.

“Y en estos 130 años pudimos trabajar en forma conjunta la idea de la libertad y la justicia”, resaltó Suárez Lastra, para llegar a nuestro tiempo y decir que “hoy, cuando está en juego la democracia y está asediada la democracia por su propia degradación, no nos cabe duda que vivimos en una sociedad democrática en la medida que se eligen popularmente nuestros gobernantes. Pero los radicales de hoy, con perspectiva de futuro y pensando en la democracia que viene, con nuestra experiencia de 130 años, sabemos que la democracia es una entidad en su conjunto que se expresa con determinados valores que son inseparables. Que para que exista democracia plena debe haber libertad, justicia, equidad, honestidad y ética. Si el partido de 130 años logra aportar este valor cultural en la Argentina, seguramente habrá democracia para siempre en la República Argentina”.

El homenaje desde la otra vereda

El toque polémico a ese homenaje lo puso el radical K Leopoldo Moreau, quien habló a continuación. El legislador oficialista destacó el nacimiento de su partido de origen como una “rebelión frente a la decadencia conservadora”. Con todo, aclaró, “no significo la caída inmediata del régimen conservador, pero sí lo hizo temblar”.

Señaló Moreau que su partido surgió como un repudio al “pacto con los representantes del conservadurismo de entonces”, en referencia al acuerdo entre Bartolomé Mitre y Julio A. Roca. “Mitre, traicionando los principios de esa Revolución del Parque, y en nombre del centralismo porteño al que defendió toda su vida, salió corriendo a pactar con Roca, con el representante más rancio del conservadurismo, la oligarquía, del fraude”. A partir de ahí se rompió la UCR, quedando por un lado la de Alem, y del otro Mitre y sus seguidores, dijo.

Trajo a colación eso para señalar que años después Yrigoyen tuvo que enfrentar al antipersonalismo, “que también se unió con los conservadores”. Recordó a la Unión Democrática y la participación de algunos radicales allí. “Y así fue a lo largo de toda la historia; la historia no se repite, pero a veces sí… Y hoy también fuimos testigos de un pacto con los conservadores que muchos radicales hemos repudiado”, concluyó, entre gritos del diputado Fernando Iglesias.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password