Santilli: “Ya nos han mostrado qué es lo que han hecho teniendo mayoría”

El precandidato a diputado nacional de Juntos dialogó con parlamentario.com sobre sus propuestas de campaña en las que hizo especial hincapié en educación, empleo y seguridad. Y aseguró que en estas elecciones se define “qué país queremos”.

Por José Angel Di Mauro

Hace un año, en plena pandemia, Diego Santilli no imaginaba que esta campaña electoral lo tendría como protagonista, y nada menos que en la provincia de Buenos Aires. Hoy trajina día a día el vasto territorio bonaerense para instalar su figura, que encabeza la lista referenciada en el jefe de Gobierno porteño, quien fuera su compañero de fórmula en 2015 y 2019. Hace pocas semanas renunció como vicejefe de Gabinete y ministro de Seguridad de la Ciudad, una vez que fue oficializado al frente de la lista de Juntos que disputará en las PASO con la que encabeza Facundo Manes.

De su rival interno en septiembre no quiere hablar. Hay una suerte de pacto de no agresión que no alterará, convencido de que “el 12 a la noche estamos todos juntos trabajando primero para enfrentar los problemas de la sociedad, que son los que mencionaba antes, y segundo para ganarle a nuestro verdadero adversario que es el kirchnerismo”.

Volverá a partir de diciembre al Congreso de la Nación, que conoce bien pues ha pasado por ambas cámaras. Y mientras tanto diagrama los proyectos que presentará entonces. Pero mientras estudia la provincia de Buenos Aires donde se desempeña ahora, carga contra el gobernador Axel Kicillof, respecto de cuya gestión es lapidario: “En la Provincia no hay gestión”, aseguró a parlamentario.com.

– ¿Cuál es el problema más acuciante que hoy tiene la provincia de Buenos Aires?

– Yo te digo que hay dos o tres problemas centrales que tienen el país y la provincia: el primero es el de la educación, porque es el futuro de nuestros hijos. El año y medio sin clases fue durísimo, para los papás, las mamás, para los docentes, que han hecho un esfuerzo enorme, pero no es lo mismo. Ese es un tema de base, de raíz estructural que hay que abordar; hay que ir a buscar a cada uno de los chicos que abandonaron la escuela, que según las cifras oficiales, en primaria y secundaria son 280 mil chicos, y los estudios de universidades plantean que en los cuatro niveles, no solo primario y secundario, el total de los chicos sería de medio millón. Hay que ir a buscarlos uno por uno. La segunda cosa es que hay que evaluar, no se pueden suspender las pruebas Aprender… Las pruebas Aprender no son para pararse sobre el error, son para saber qué te falta, cómo corregir, entonces es increíble, inaudito que no estemos evaluando. Ese es mi segundo proyecto de ley: que sea obligatoria la evaluación educativa.

El de la seguridad es otro tema acuciante, en el que yo hago hincapié porque me lo dice el vecino cuando camino. Hablaba con un comerciante de Castelar, que me decía que a las 13 tenían que cerrar los comercios, porque pasan 20, 30 personas y se afanan todo lo que está en el camino. ¡En Castelar! Eso me lo dice el comerciante, los docentes, el laburante, el que se tiene que tomar el bondi a las 5 de la mañana y lo chorean saliendo de un pasillo. Y ahí vos tenés un ministro que quiere, pero un gobierno al que no le importa. Cuando liberan a los presos, cuando la seguridad no es una política de Estado, no le ponen la impronta. Entonces solo no pueden; y lo digo por (Sergio) Berni.

Y el tercer tema es el trabajo: la gente quiere trabajo, me lo dice en cada esquina, en cada puerta, más allá de que al que tiene trabajo no le alcanza para llegar a fin de mes, por la inflación, por los problemas que estamos teniendo, pero la gente quiere laburo, y me lo dicen hombres y mujeres que tienen planes sociales.

– Y volviendo al tema de la educación, ¿cuáles son los problemas que avisora en las futuras generaciones a partir de lo que se vivió este año y medio sin presencialidad en las aulas?

– Las consecuencias son gravísimas. ¿Cuál es la identidad de los argentinos? Queremos aprender, queremos trabajar y queremos vivir en paz. Esa es la libertad. Entonces, si te cerraron las escuelas un año y medio, ¿cuál es la consecuencia de eso? Es mucho más grave de lo que ya teníamos, porque teníamos falta de contenido, falta de aprendizaje, que se estaban evaluando en las pruebas Aprender, las pruebas Pisa, que iban logrando un camino hacia ver qué nos faltaba. La pandemia ha agudizado mucho más. Y yo digo que estos problemas estructurales, que vienen de décadas en la Argentina, en la pandemia se agudizaron mucho más. Ahora, no es excusa la pandemia, porque todo el mundo la tuvo, sin embargo nosotros tenemos problemas mucho peores, por lo que te planteaba: ¿Cómo puede ser posible que el ministro de Educación no quiera evaluar? Evaluar para saber qué nos falta, el tiempo perdido no lo vas a recuperar, lo que podés recuperar son contenidos, aprendizajes, ver dónde estás más débil y fortalecer, eso es lo que tenés que mirar.

– En Capital ustedes revirtieron el tema de la presencialidad, incluso litigando ante la justicia. Pero algunos, propios inclusive, les reprochan que no lo hayan hecho ya el año pasado.

– El año pasado lo hicimos, en el último trimestre hicimos bimodalidad: presencialidad y virtualidad. El año pasado, allá por julio, empezamos a plantear la vuelta a clases; se nos dijo “asesinos”. Entonces, el último trimestre lo que hicimos fue hacer parte presencial y parte virtual. Y así nos comprometimos en noviembre a que el 17 de febrero las clases iban a empezar. Trabajamos todo el verano para adecuar ventilación, escuelas…Y el 17 de febrero volvimos con la presencialidad. Y ahora vuelve la doble escolaridad, ya volvió, hace una semana.

– Lo llevo a la actualidad. ¿Cree que va a tener impacto electoral la foto del cumpleaños en Olivos?

– No sé si va a tener impacto electoral; lo que sí hay un golpazo muy fuerte para los argentinos. Es un golpe muy fuerte a la confianza, a la credibilidad, sobre todo en un momento tan duro, tan difícil, que estábamos viviendo todos los argentinos. Yo creo que es un golpazo, eso lo define la gente, creo que el verdadero juicio va a estar en las urnas.

– ¿Por qué no está de acuerdo con el juicio político al presidente?

– Yo no digo que no esté de acuerdo, lo que digo es que ese es un instrumento que tiene el Parlamento, un instrumento institucional y constitucional que tiene el Parlamento, pero todos sabemos también que eso requiere mayorías que hoy no tiene la oposición. Entonces para mí el verdadero juicio va a estar en las urnas. Ahora, yo creo que va a ser un golpazo enorme, a la confianza, a la credibilidad, al valor de la palabra, a respetar las leyes. No cumplís el propio decreto que vos firmaste. Para mí es muy fuerte eso…

– El Presidente les apuntó a los principales candidatos de Juntos por el Cambio, diciendo que para ustedes la política es un acto de marketing, y particularmente de usted dijo que tenía que hacer un curso para entender rápido la provincia. ¿Qué le responde?

– (Se ríe) Que los bonaerenses no están para chicanas; los bonaerenses y los argentinos tenemos muchos problemas, en todos lados, y lo que se requiere de nosotros es enfrentar esos problemas, hacerse cargo. Yo le diría qué le pasó al presidente del 20 de marzo, que nos convocaba a todos, que dialogaba en la diversidad, en los pensamientos disímiles y encontraba puntos de común acuerdo entendiendo que la economía de una provincia era distinta a la otra, que uno tenía una economía más industrial, otra más de servicio, que había sectores económicos distintos… Yo estoy para laburar, para resolver y enfrentar los problemas. Y para entender que hay otro que piensa distinto, pero para tratar de ponernos de acuerdo, no para seguir con esta grieta que no les ha servido a los argentinos, y no les sirve a los bonaerenses, y está cada vez peor.

– El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, ha dicho que a usted nadie lo conoce…

– Veremos qué dice la gente en las urnas. Yo creo que no hay mejor respuesta que la que la sociedad defina. Confío en la gente.

– ¿Qué opina de la gestión de Kicillof?

– Para mí no hay gestión en la provincia, es una gestión ausente. No está. Cuando vos estás lejos de las personas, de los comerciantes, de los productores, tomás las medidas que tomaron. No escuchás a la comunidad educativa y cerrás las escuelas, no entendiendo que el problema de los pibes es el futuro que les podés dar. Cuando estás lejos de la sociedad, cerrás los comercios, sin escuchar a los comerciantes que lo que te pedían era “dame una cuarentena inteligente, dejame laburar de la puerta hacia afuera, dejame desarrollar”. No, el “cerracionismo” constantemente. Cuando no estás cerca de los vecinos y los ciudadanos no enfrentás los temas de la seguridad… Entonces me parece que es un gobierno que está ausente, que no tiene gestión.

– Más dura que el Presidente fue Cristina, que se preguntó cuáles eran los valores de los votantes de Juntos por el Cambio. ¿Cuáles son los valores que los representan?

– Yo represento la identidad de los argentinos que quieren aprender, quieren trabajar, quieren vivir en paz, quieren en definitiva ser libres. Represento a aquel que quiere y entiende la cultura del trabajo como mecanismo de progreso, el valor de la educación para poder desarrollar tu vida y tener un futuro mejor. Esos son los valores que tenemos que representar: el de la palabra, el del respeto a la ley sea quien sea.

– Hay una deliberada intención del oficialismo de llevar al expresidente Macri al escenario electoral y que él sea el opositor deseado. ¿Cómo pueden manejar ustedes esa circunstancia?

– Primero, Mauricio va a estar acompañando a todos los candidatos de todo el país. Va a estar, por supuesto. Segundo, yo creo que en la Argentina tenemos que mirar los problemas del presente y del futuro. Es como si vos manejaras un auto y todo el tiempo miraras por el espejito retrovisor… Vos cuando manejás mirás hacia adelante, por supuesto que usás el retrovisor, que nos tiene que hacer aprender de nuestros errores, no repetir viejas historias. Yo veo ahora que el gobierno vuelve a repetir lo de prohibir las exportaciones de la carne; una medida que cumplió 15 años y que no les sirvió a los argentinos, todo lo contrario: destrozó a los productores, destrozó a los frigoríficos que se pasaron años buscando mercados, al país no le entraron esas divisas que eran provenientes de las exportaciones, y los argentinos compramos la carne más cara. ¿A quién le sirvió? Bueno, les sirvió a los uruguayos, a los paraguayos, que ocuparon los lugares que teníamos antes nosotros. No va así, no va…

– ¿Qué se pone en juego en estas elecciones?

– Qué país queremos, qué futuro queremos. Si queremos un país donde los chicos estén en las aulas, estudiando, aprendiendo; si queremos un país donde generemos trabajo, donde el mérito sea la manera de poder crecer, desarrollarte y tener futuro, si queremos vivir en paz, con seguridad. Para mí se juega eso.

– ¿Qué pasa si el oficialismo consigue mayoría en la Cámara de Diputados?

– Y bueno, ya nos han mostrado qué es lo que han hecho teniendo mayoría. Avanzar sobre las instituciones, llevar adelante reformas judiciales que atentan contra las instituciones. Me parece que no es bueno, no es sano.

– Hay algo en lo que Cambiemos hacía mucho hincapié en la previa de cada elección desde 2015, que es la fiscalización. Este año no pareciera, y encima tienen internas varias y puede haber heridos que después no fiscalizan…

– Yo quiero creer que con los problemas que tenemos como país y como provincia, tenemos que empezar a entender que lo que la gente vota es lo que tiene que expresarse. La sociedad es la que define quién quiere que la lidere, quién quiere que la gobierne, quién quiere que vaya al Parlamento. Entonces el respeto al voto del ciudadano es la base misma de la democracia. No puede ser que estemos discutiendo a esta altura de la democracia en nuestro país estos temas en vez de estar discutiendo de los problemas de verdad, que son los que hablábamos antes.

No obstante ello esta semana tuvimos una reunión con los intendentes, para encarar las últimas semanas de planificación sobre fiscalización y obviamente vamos a hacer un trabajo fuerte para que lo que cada uno de los bonaerenses decida votar aparezca en las urnas.

– ¿Qué lo diferencia de Facundo Manes?

– No me gusta hablar de las diferencias sobre otros, me gusta hablar de qué es lo que aporto yo. Yo aporto sacrificio, el esfuerzo, la experiencia de haber abordado temas muy complicados y difíciles y haberlos sacado adelante. Yo vengo a aportarle mi conocimiento, soy un tipo de poner el cuerpo. Acompañar a todos los bonaerenses a salir adelante, a todos esos bonaerenses que confían en el trabajo, en el esfuerzo, como forma de tener un futuro mejor. Así que vengo a aportar eso.

– ¿Y qué cree que él viene a aportarle a Juntos?

– Voy a tratar de no hablar de mi adversario coyuntural, porque el 12 a la noche estamos todos juntos trabajando primero para enfrentar los problemas de la sociedad, que son los que mencionaba antes, y segundo para ganarle a nuestro verdadero adversario que es el kirchnerismo.

– ¿Va a haber debate en las PSAO?

– Una vez que estén los candidatos, una vez que los precandidatos sean candidatos, vamos a ir a debatir, por supuesto. Como lo hemos hecho siempre. Nuestro espacio nació del debate.

-¿Cómo ve a Victoria Tolosa Paz? ¿Qué opina de lo que ella dice?

– No, no voy a opinar de los candidatos. Sí voy a decir que parece gracioso que los que no debatieron nunca ahora plantean debatir. Pero ahí vamos a estar, por supuesto, como hicimos siempre. El kirchnerismo nunca debatió en la provincia. El último debate en la provincia fue el de Antonio Cafiero con (Juan Manuel) Casella, en el 87, si no me equivoco.

– Volvamos a los proyectos, de los que hablaba al principio. ¿Qué iniciativas va a llevar al Congreso?

– Los tres educativos, primero ir a buscar a los chicos que abandonaron la escuela; segundo, que la evaluación educativa sea obligatoria; tercero una ley de emergencia educativa. Nosotros tenemos que para todo nuestro país, con especial foco en la provincia de Buenos Aires y el Conurbano, resolver el tema de estructura de las escuelas, de equipamiento de las escuelas y de conectividad, para que en el futuro no haya una sola aula sin conectar y sin wifi en la Argentina. Con foco en la provincia de Buenos Aires.

Las leyes de empleo, yo creo que hay un sector muy castigado que son los jóvenes; en la región somos el país que peor está en término de desocupación de los jóvenes, informalidad. Empleo joven, que es eliminar los impuestos al trabajo que tienen las PyMEs y los productores y comerciantes, para que los jóvenes de entre 18 y 35 años puedan tener su empleo, y eliminarles esos impuestos laborales por 5 años.

Y después en materia de seguridad, que los policías estén en la calle, donde tienen que estar, en la esquina de tu barrio, arriba del patrulleros, en la parada del colectivo, en las estaciones de trenes, y no estando haciendo tareas administrativas. Al Estado le cuesta mucho formar un hombre, una mujer de la fuerza, para que después estén haciendo papeleo. Y después, para que eso no sea en vano, que el delincuente que entre por una puerta no salga por la otra. Para eso promover un proyecto para modificar el Código Procesal Penal para evitar las excarcelaciones en los delitos graves, los muy violentos: homicidio, robo a mano armada, portación ilegal de arma, narcotráfico, violación, esos delitos no pueden ser excarcelables.

– ¿Qué opina de la reducción de la jornada laboral, un proyecto que están promoviendo desde algunos sectores del oficialismo?

– Que hay que estudiarlo; es un debate que empezó a discutirse en varias partes del mundo, hay que debatirle. Lo que sí creo que tenemos que hacer es bajar los impuestos para que la gente tenga trabajo.

– Habló mucho en estos días de campaña de los impuestos a las PyMEs…

– Están asfixiadas, no pueden más. Hablás con todas las PyMEs y no pueden más. Y no solo están asfixiadas por los impuestos, además tienen miedo de tomar una persona y que les venga un juicio de la industria del juicio laboral y pierdan la PyME. Ese también es un tema.

– ¿Qué Congreso ve para los próximos dos años, que es el que va a habitar?

– Yo veo un Congreso más parejo, y si tenemos un Congreso más parejo tal vez ahí se encuentre el camino del diálogo para intentar enfrentar estos problemas estructurales que tenemos como país.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password