El Congreso que viene: menos actividad, sin radicalización y el papel de los bloques del medio

Un analista político y dos diputados analizaron el rol que le va a caber al próximo Parlamento.

Sobre el final del programa Mesa Chica (La Nación+), su conductor, José Del Río, le preguntó al consultor Alejandro Catterberg sobre el Congreso que viene. “Para el oficialismo va a ser mucho más difícil conseguir mayoría”, arrancó el analista, advirtiendo que el Parlamento tendrá “mucha menor actividad, más allá de lo trascendental que pueda ser sobre todo el acuerdo económico que el Gobierno presente esta semana, si es que cumple su palabra el presidente”.

“Tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados, hay un conjunto de diputados y senadores independientes, de fuerzas provinciales, que no están en ninguna de las dos coaliciones, que el Gobierno tendrá que buscar para tener apoyos circunstanciales”, agregó, concluyendo que “de este Congreso que viene no salen locuras”.

Asimismo Catterberg recordó que cuando hace 6 años Mauricio Macri llegó a la presidencia, Cambiemos tenía 15 senadores y 89 diputados. “Ahora van a tener 31 senadores y casi 120 diputados -observó el analista-. Independientemente de lo que pase en las próximas elecciones venir, la escribanía de un partido político con un Congreso que no debate quedó en el pasado. Vamos a un equilibrio de poder en el Parlamento argentino mucho más parejo y mucho más estable”.

Presente en el programa, el diputado Luciano Laspina coincidió en que para el kirchnerismo significará “no tener más la escribanía, tener que sentarse a negociar y renunciar a todo intento de radicalización, manipulación de la justicia, y todas las medidas que intentó en su momento para lograr impunidad y que nosotros logramos parar en Diputados”.

“Lo que vamos a poder hacer es poner más equilibrio y sobre todo poder evitar la radicalización del kirchnerismo que hubiera venido en estos dos años si las elecciones no hubiesen sido como fueron”.

A su vez, su compañera de bancada Silvia Lospennato optó por señalar a los bloques del medio, que serán los encargados de que salgan o no algunos de los proyectos. “Muchos de esos diputados que quedaron en el bloque del medio no llegaron ahora, sino que quedaron de la conformación anterior, fueron electos en 2019. Cuando esos diputados fueron electos, en sus provincias había ganado Alberto Fernández, con lo cual tuvieron incentivo los dos primeros años para votarles todo. Ellos fueron electos por fuerzas provinciales en provincias donde había ganado a nivel nacional el presidente Alberto Fernández”, observó la diputada del Pro.

Ahora en esas provincias perdió el Frente de Todos, agregó, tirándoles a continuación la pelota a los diputados cordobeses: “El caso más claro es el de los diputados de Córdoba. ¿Es lo mismo para esos diputados acompañar las próximas decisiones los próximos dos años que en los dos años anteriores, que les votaron todo? Y eso corre para Chubut, Misiones y los socialistas de Santa Fe. Si los diputados que quedaron leen lo que pasó en sus provincias, no sé si van a estar tan dispuestos a levantar las manos como lo hicieron estos dos años”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password