En una ceremonia sobria y sin demasiada efusividad, juraron los nuevos diputados

En el marco de una sesión tranquila, que tuvo menos invitados que otras veces, se realizó la jura de los legisladores que asumirán formalmente el 10 de diciembre. Apostillas de la reunión.

Por Melisa Jofré

Sin grandes estruendos ni una efusividad marcada, mucho menos hinchadas, se realizó este martes la jura de los nuevos diputados nacionales. Aunque hubo presencia de algunos funcionarios y gobernadores, las bandejas laterales al estrado no se llenaron esta vez. Los balcones del recinto sí se vieron un poco más colmados, por familiares de los legisladores debutantes.

La sesión arrancó con un retraso habitual de media hora, pero luego se desarrolló de manera rápida. En su condición de ser el diputado de mayor edad, abrió la reunión el jujeño del Frente de Todos Julio Ferreyra, quien confesó sentirse honrado por la posibilidad.

“Estoy muy agradecido y confío plenamente en que en esta temporada hagamos lo posible para encontrar los puntos de concordancia que nos permitan sacar al país de la gravísima situación en que se encuentra. Para eso hace falta que todos pongamos la Patria por encima de algunos intereses personales. Espero que podamos conciliar”, expresó y dio por abierta la sesión.

En la previa, a medida que iba “cayendo gente al baile” abundaron las selfies, las risas, los saludos con muchos abrazos y besos, y los pocos barbijos.

Entre los invitados estuvieron los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Sergio Uñac (San Juan), Raúl Jalil (Catamarca), Ricardo Quintela (La Rioja) y la vicegobernadora de esa provincia, Florencia López.

También participaron el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro; los ministros bonaerenses Nicolás Kreplak (Salud) y Sergio Berni (Seguridad); el intendente de Córdoba capital y exdiputado, Martín Llaryora; el titular del BICE y diputado con licencia desde hace dos años -el 10 de diciembre culmina su mandato-, José Ignacio De Mendiguren; y los senadores Norma Durango, Alberto Weretilneck y Martín Lousteau.

Un cafecito primero

Rodeado de colaboradores, el bonaerense José Luis Espert pasó antes de llegar al Congreso por el restaurante Casa Blanca, ubicado en diagonal a la entrada que tiene por Avenida Rivadavia la Cámara de Diputados.

Tempraneros

De los primeros en hacerse presentes en el recinto, una hora antes de la sesión, fueron los senadores salientes, que se mudan para la Cámara baja, Claudio Poggi, de San Luis, y Roberto Mirabella, de Santa Fe. También el radical Fabio Quetglas, que renovó mandato.

Abu

Varios niños se vieron en los distintos palcos del recinto. Muy entusiasmado, uno de ellos comenzó a los gritos “abuela, abuela”, buscando su saludo. Babero para la riojana Gabriela Pedrali.

Mellizas

Entre las fotos que se sacaron en la previa varios diputados y diputadas, las massistas Mónica Litza y Marcela Passo -ambas de regreso- posaron para la cámara con su look idéntico: de blanco y negro.  

Rojo vivo

Entre las damas predominó el color rojo. Así se vieron las diputadas del Frente de Izquierda Romina Del Plá y Myriam Bregman. Con un mono verde esmeralda resaltó muy elegante la entrerriana del Frente de Todos Carolina Gaillard. Y, por supuesto, con blazer y barbijo amarillo -su clásico- la cordobesa Laura Rodríguez Machado, del Pro.

El guía

A las 11.46 Javier Milei y José Luis Espert entraron al recinto. Ambos estaban acompañados por el macrista Waldo Wolff, que los orientó sobre varias cuestiones, entre ellas las bancas donde sentarse.

Covid

Uno de los ausentes en la jura fue el entrerriano Rogelio Frigerio, quien hace seis días reveló que se encuentra aislado tras contraer coronavirus.

Esposos

Luego de jurar, la oficialista Silvina Ginocchio fue a abrazar y sacarse fotos con su marido, el gobernador catamarqueño Raúl Jalil. Junto al hijo de ambos, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, estuvo antes del comienzo de la sesión junto a su mujer, Agustina Propato, que ingresará como diputada por la provincia de Buenos Aires.

Los carteles de la izquierda

Paradójicamente ubicados a la izquierda de Javier Milei, los cuatro legisladores del FIT llegaron al recinto y expusieron en sus bancas varios reclamos: “¿Dónde está Tehuel?”; “Absolución de César Arakaki y Daniel Ruiz”; “Ley de humedales ya”; “No al pacto con el FMI”.

Nueva remera

Tal como anticipara en algún momento, al decir que iba a “haber más remeras”, el economista Martín Tetaz se estrenó una prenda con una nueva inscripción para la ocasión. “Esto recién empieza”, decía la remera blanca que usó debajo del saco.

Su polla

Un abrazo afectuoso se acercó a darle el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, a Brenda Vargas Matyi, la diputada electa más joven de estas elecciones. Con 26 años, la oficialista se desempeñaba como secretaria de la Juventud del distrito más populoso del conurbano. En su jura recordó a “la gloriosa juventud peronista”.

Charla y charla

Muy compenetrados se los vio conversando al diputado Emilio Monzó y al senador Martín Lousteau, referente del sector radical que se rebeló y formó un bloque separado de la UCR en la Cámara baja. ¿La pelea del porteño con el gobernador jujeño Gerardo Morales habrá sido tema?

Banderas

Sobre su banca desplegó la bandera argentina la porteña Victoria Villarruel, compañera de Milei. Mientras que la oficialista Verónica Caliva, de Salta, colocó la de los pueblos originarios.

Desorientado

Cuando terminó de jurar el jujeño Alejandro Vilca, del Frente de Izquierda, uno de los taquígrafos lo consultó por cómo se escribía una de las palabras -en lengua aymara- que pronunció. “Por el sacrificado y combatido pueblo jujeño, por la rebelión de los oprimidos contra el sistema capitalista y por la resistencia de más de 500 años de nuestros pueblos originarios, Jallalla, sí juro”.

“Juro por”…

Como suele ser ocurrir, varios diputados juraron por diferentes nombres y causas, tales como “Néstor y Cristina”; “Perón y Evita”; “Raúl Alfonsín”; “los 30 mil compañeros desaparecidos”; “las Malvinas”; y “las mujeres”.

Pero entre los más extensos se distinguieron los de la izquierda. “Por echar al FMI de Argentina y América Latina y desconocer la deuda fraudulenta, por la juventud que lucha contra la precarización y en defensa del planeta, por la clase trabajadora internacional y los pueblos del mundo”, juró Nicolás Del Caño, que recibió algún que otro chiflido.

También desde ese espacio, la porteña Myriam Bregman lo hizo “por los 30 mil detenidos desaparecidos, por los desaparecidos bajo gobiernos constitucionales, por la lucha de las mujeres y diversidad, por los pueblos que enfrentan la destrucción del planeta, por los trabajadores y trabajadoras que se organizan para terminar con la barbarie capitalista, y porque no puede haber verdadera libertad sin terminar con la explotación y con la opresión”.

fernando iglesias myriam bregman jura

Ubicado a su lado, por ser del mismo distrito y elegir la misma jura, el macrista Fernando Iglesias provocó: “Porque respetemos una vez y demos el ejemplo respetando la Constitución, las leyes, y la fórmula de juramento establecida por el reglamento interno”.

Una jura con polémica y que generó silbidos en el recinto fue la de la diputada de La Libertad Avanza Victoria Villarruel, que juró “por las víctimas del terrorismo”, reivindicando así su postura a favor de las Fuerzas Armadas durante el último golpe militar.

Sin mencionar el cannabis, pero defensora de su legalización, la entrerriana Carolina Gaillard juró por “la patria justa, libre y soberana que soñaron nuestros compañeros desaparecidos, por mi pueblo entrerriano y por un Estado que cuide y acompañe, y no que castigue y criminalice a los usuarios. No más presos por plantar”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password