Se presentó en el Senado el proyecto que busca prohibir los espectáculos con animales marinos

La iniciativa es impulsada por la oficialista Nora del Valle Giménez junto con la organización no gubernamental Derechos Animales Marinos. La senadora sostuvo: “Tenemos que ser activistas para que esta norma realmente podamos hacerla realidad y cumplir con los objetivos”.

La senadora nacional y miembro de la Comisión de Ambiente y Desarrollo Sustentable Nora del Valle Giménez (FdT – Salta) presentó este martes un proyecto que propone la prohibición de espectáculos con animales marinos silvestres en cautiverio.

La presentación se realizó desde el Salón Arturo Illia de la Cámara alta con la participación de la organización no gubernamental Derechos Animales Marinos (DAM). Además, estuvieron presentes la jueza Elena Liberatori; el biólogo Héctor Ricardo Ferrari; el doctor Mauricio Trigo; las representantes de Change Org Argentina, Jessica Stiberman y Jimena Szpanierman y la activista, Dalila Lewis.

El proyecto, que cuenta con las adhesiones de Ong’s Internacionales, actores y actrices de Argentina y santuarios de orcas y delfines, hará foco “en los efectos del cautiverio en los animales marinos, en las legislaciones internacionales y en los alcances de la propuesta”, señaló la senadora salteña.

Al comienzo de la reunión, la senadora oficialista agradeció a todos los presentes por compartir el momento que “es el resultado de varios meses de encuentros y trabajo compartido entre el equipo del Senado y los representantes de estas 28 organizaciones por los derechos de los animales marítimos silvestres”, y explicó que son un conjunto de organizaciones ambientalistas con un conjunto de activistas “muy comprometidos”.

“Necesitamos una actitud de compromiso, de conciencia social y de responsabilidad ambientalista para construir nuevos paradigmas en el país para que, sin confundirnos, podamos seguir trabajando”, expresó del Valle Giménez y agregó: “Cuando se sancione esta ley, tenemos que ser activistas para que esta norma realmente podamos hacerla realidad y cumplir con los objetivos”.

Además, señaló: “Nada es fácil, no hay cambios milagrosos de la noche a la mañana porque todavía convivimos con estas prácticas elitistas que los Cuerpos Legislativos han sostenido durante tiempo, no sé si a conciencia o por una dinámica que se adoptó en algún momento o por un sentido de la representatividad de quienes piensan que la realidad no nos obliga o exige a rendirle cuentas a los ciudadanos permanentemente”.

“En este Congreso de puertas abiertas trabajamos incansablemente para escuchar, para hacer nuestras las demandas de los ciudadanos y construir juntos las soluciones y las respuestas que hacen falta”, afirmó.

Por otro lado, la senadora agradeció a los activistas porque “no es fácil en ningún lugar del mundo y menos en la Argentina, reunir casi 600 mil firmas de adhesión a esta demanda y a este reclamo”, y aclaró: “Esta actividad no la impulsamos los senadores, nosotros nos informamos, adherimos, pero todos ustedes que están acá y muchos otros son los que lograron que estas 600 mil voluntades se junten. Esta unión es la que nos hace falta tanto a los argentinos, por sueños y por objetivos comunes”.

“Esta ley no es solo el aporte escrito de las organizaciones que integran este colectivo por los derechos animales marinos, sino también es el esfuerzo de generar conciencia en la ciudadanía sobre la realidad de estos animales que están en cautiverio, que son utilizados especulativamente desde hace décadas y que se justifican en las visitas para la educación y el aprendizaje de los niños y adolescentes. ¡Qué cinismo increíble!”, exclamó y preguntó: “¿Cómo vamos a educar a los niños con esos animales que sufren en cautiverio?”.

En ese sentido, la legisladora del FdT manifestó que “este nuevo paradigma por una sociedad más justa, por evitar acabadamente el sufrimiento de los animales, por una educación sin mentiras, sin sufrimientos, sin doble mensaje y por la defensa y protección de la naturaleza”.

A su vez, recordó que en el día de la fecha se conmemora el Día Mundial de la Protección de la Naturaleza y contó que “se ha establecido a modo de generar conciencia y de promover responsabilidad ambiental”.

Por otro lado, se reprodujo un video en el que contaba que “al día de hoy 22 cetáceos se encuentran en cautiverio en Argentina 11 delfines en Aquarium en Mar Del Plata, 10 delfines y una orca en Mundo Marino”.

“Kashamenk es la única orca cautiva en toda Sudamérica. Está privado de su libertad en Mundo Marino desde 1992. Él y Floppy, un delfín nariz de botella, viven en una pileta de 6,2 metros de profundidad lo cual es 1,3 mts por debajo de los estándares mínimos de profundidad según la normativa de la República Argentina”, agrega el texto reproducido en el video.

Y sigue: “Tanto los delfines como las orcas son animales que, en libertad, nadan más de 70 KM diarios. Se estima que una orca debería dar 1400 vueltas diarias a su tanque para nadar lo que recorrería cada día de libertad. En estos espectáculos son expuestos a ruidos que superan los 55 decibeles, causándoles enorme sufrimiento. Ya hay más de 50 delfines cerrados en el mundo”.

Al cierre de su discurso, del Valle Giménez remarcó que “esta ley no solo responde a una necesaria progresividad normativa, sin que es fundamental que logremos una evolución legislativa. Las leyes se sancionan en un tiempo y por eso son necesarias las actualizaciones y asegurar el futuro como sociedad y del planeta”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password