Aprobaron el impuesto a Bienes Personales

El Senado sancionó la ley que obliga a todas las empresas radicadas en el país a retener un gravamen del 0,50 por ciento sobre el valor patrimonial de las acciones correspondientes a tenedores que residan en el exterior.

La modificación introducida a la base imponible del impuesto a los bienes personales intenta evitar la evasión mediante la simple maniobra de los accionistas locales de fijar domicilio fuera del país.

La iniciativa había sido sancionada por la Cámara de Diputados dos semanas atrás y ayer el Senado la convirtió en ley en la misma sesión especial en la que se debatió el proyecto de ley destinado a evitar la fuga de fondos del "corralito", conocida como "ley tapón".

La norma modifica la ley que creó el impuesto a los Bienes Personales y su principal cambio es la inclusión dentro de los alcances del gravamen de los accionistas de empresas y sociedades argentinas residentes en el exterior. Deberán pagar el impuesto cualquiera sea el valor total de las en acciones o títulos que posean, ya que para este caso elimina el monto mínimo imponible de 102.500 pesos que establecía la ley.

Esta modificación del piso a partir del cual se aplica el gravamen también corre para aquellos tenedores de acciones que residan en el país.

Se gravará con una alícuota del 0,50 por ciento el valor de las títulos públicos y demás títulos valores de empresas que coticen en la Bolsa de Valores para aquellos titulares, sean personas físicas o jurídicas, domiciliados en el exterior. Al respecto, el senador Carlos Maestro, titular del bloque de senadores radicales y autor de la iniciativa cuando era diputado nacional, justificó el cambio en el hecho de que "el 70 por ciento de las 200 principales empresas con patrimonio acumulado por más de 55.000 millones de dólares están en manos de accionistas que fijaron su residencia en el exterior.

Es más, aseguró que los primeros 19 bancos tienen un patrimonio de 9,500 millones de dólares, de los cuales el 80 por ciento pertenece a accionistas en el exterior".

Maestro explicó que en los últimos tiempos se registró una extraordinaria transferencia de tenedores accionarios radicados en Argentina a otros del exterior, con el objetivo de evadir el impuesto.

El justicialista Antonio Cafiero, celebró en un breve discurso referido a los desencuentros argentinos que el proyecto defendido en el pasado por el justicialismo haya sido impulsado ahora por la bancada radical.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password