Repercusiones de la renuncia de Nazareno

Obviamente la renuncia del presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Julio Nazareno, generó un sin número de repercusiones tanto en el ambiente político como sindical.

El ministro de Justicia y Seguridad, Gustavo Beliz, afirmó que la dimisión de Nazareno “es un paso muy importante para que la Justicia sea digna, honesta y creíble”.

Beliz señaló que “todos los argentinos queremos que la Corte sea un ejemplo de la administración de Justicia en la Argentina, con hombres probos y no un vergüenza para el país”.

Además el ex ministro del Interior adelantó que “se está analizando una serie de causas muy complejas que le están generando un enorme perjuicio al Estado. En la medida que se perciban elementos, vamos a seguir muy de cerca todos los pasos a plantear”.

El ministro confirmó que “la Oficina Anticorrupción está analizando desde hace mucho tiempo alguna de esas causas y tendrá que ir definiendo los pasos sucesivos a dar en caso de que encuentre motivos” para acusar a Nazareno. “Si nosotros comprobamos que efectivamente se han producido situaciones ilícitas vamos a trabajar en esa dirección”, enfatizó Beliz.

Por su parte el titular de la comisión de Juicio Político de Diputados, Ricardo Falú, consideró que la salida de Nazareno fue el “esfuerzo de la sociedad argentina que tuvo un abanderado que es el Presidente Néstor Kirchner”. Falú aseguró que no recibió la dimisión “como ninguna algarabía de punto personal”.

Uno de los primeros diputados que reaccionaron ante la renuncia de Nazareno fue el justicialista Eduardo Di Cola, quien consideró que el paso al costado del presidente de la Corte constituía “el final de una etapa que debe significar un punto de inflexión en la vida institucional de la Argentina en lo que a la Corte se refiere”.

Por el contrario, los diputados nacionales por La Rioja Adrián Menem y Alejandra Oviedo respaldaron a Nazareno, por su decisión de renunciar al cargo, al considerar que el proceso de juicio político iniciado en la Cámara baja constituía en realidad “un linchamiento político”.

“En su lugar yo hubiese hecho lo mismo porque en realidad era una decisión tomada, más allá del análisis de las denuncias y del análisis del descargo del propio ministro, la destitución de Nazareno”, aseveró Oviedo.

Adrián Menem sostuvo que Nazareno había sido “prejuzgado” por los integrantes de la Comisión de Juicio Político y argumentó que “en el mismo momento en que estaba presentando su descargo Falú sostenía que el descargo era superficial”.

Para el diputado riojano, sobrino del ex presidente Menem, los diputados de la comisión “ni siquiera leyeron los descargos a cada una de las acusaciones, con lo cual había un prejuzgamiento, que anticipaba una decisión y un resultado prefijado de antemano” al análisis de la conducta del ministro por parte del plenario de la Cámara de Diputados.

El dirigente de la Federación Tierra y Vivienda (FTD), Luis D’Elía, consideró como “un hecho sumamente auspicioso” la renuncia de Nazareno, al evaluar que se trata del primer paso “para lograr una justicia independiente”.

Para el dirigente piquetero, “además deberían renunciar el resto de los miembros de la Corte, y nos gustaría que se provoque un efecto dominó”, al tiempo que elogió la decisión del presidente Néstor Kirchner “de inhibirse de participar en la designación de los futuros ministros” del máximo Tribunal.

En tanto, la diputada del ARI, Elisa Carrió, aplaudió la dimisión del juez porque “el país se va limpiando”, sostuvo que “estaba claro que Nazareno iba a renunciar e irse como se fue Menem”, y planteó la necesidad de avanzar en un proceso contra “los otros jueces porque Nazareno es el peor, pero no el último”.

Por su parte, el diputado radical Juan Mínguez, integrante de la Comisión de Juicio Político, estimó que “la entidad de los cargos provisorios formulados contra el titular de la Corte” y “el consenso político en torno a su inminente acusación, seguramente determinaron la decisión del ministro de renunciar a su cargo”.

En el mismo sentido la legisladora del ARI Graciela Ocaña, impulsora de una de las denuncias con las que se fundamentaron los cargos provisorios formulados por la Comisión de Juicio Político contra Nazareno, expresó su “gran alegría por el retiro de uno de los miembros de la Justicia que garantizaba la injusticia”, aunque lamentó que, con su paso al costado, Nazareno lograba “mantener sus privilegios y su jubilación”.

Otro de los legisladores que opinó sobre la renuncia del ministro de la Corte fue el justicialista santafesino Julio Gutiérrez, quien consideró que “era un final anunciado la dimisión de Nazareno porque había una decisión política concreta de que, en esta ocasión (a diferencia del año pasado) la acusación iba a prosperar”.

En este marco, el diputado del PJ señaló que el jueves próximo la Comisión de Juicio Político -que ese día tenía previsto emitir el dictamen sobre la conducta de Nazareno- “deberá analizar los pasos a seguir dado que algunos de los cargos formulados contra el presidente de la Corte se sostenían en fallos que habían sido suscriptos por otros miembros del Alto Tribunal”.

En tanto, el legislador radical Hernán Damiani, también integrante de la Comisión de Juicio Político de la Cámara baja, expresó su “esperanza de que la renuncia de Nazareno sea la señal de un país que empezó a cambiar y en el que las instituciones son más fuertes que los hombres que la integran”.

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá -parte interesada en este asunto- sostuvo que Nazareno “ha sido parte de una Corte Suprema de Justicia que ha ofendido a la provincia con fallos aberrantes”, y reclamó "reconstruir el principio de la legalidad en la Argentina".

Finalmente el presidente Néstor Kirchner sostuvo que la Argentina debe recuperar “el correcto funcionamiento de la seguridad jurídica” y desterrar las “extorsiones y las presiones” del campo de la Justicia.

Kirchner no habló, ni siquiera tangencialmente, sobre la figura de Nazareno, pero retomó los mismos conceptos que pronunció en cadena nacional, cuando pidió al Congreso que actuara frente a lo que consideraba un atropello del todavía presidente de la Corte sobre el Gobierno.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password