Los diputados van por Moliné

El ministro de la Corte Suprema de Justicia, Eduardo Moliné O'Connor, renunció ayer a la vicepresidencia del cuerpo y a la posibilidad de ocupar la presidencia luego de que la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados decidiera investigarlo por presunto mal desempeño.

Moliné O'Connor debía ser el sucesor "natural" del renunciante Julio Nazareno porque ocupa la vicepresidencial del alto tribunal, pero el ministro decidió apartarse de los cargos institucionales, según alegó, para preparar su defensa ante la comisión. La decisión de Moliné causó sorpresa ya que la comisión legislativa de diputados recién ayer abrió la investigación sobre su desempeño como magistrado y ni siquiera declaró aún lo que se conoce como la "admisibilidad" de la acusación.

La comisión encabezada por el justicialista Ricardo Falú declaró, inmediatamente después de archivar los cargos que habían sido formulados contra Nazareno, la admisibilidad del estudio de 4 de las 61 denuncias en poder del cuerpo asesor que cuestionaban la conducta de Moliné O'Connor. Esas denuncias corresponden a los llamados caso Macri, Magariños y Meller, a las que se suma una cuarta, correspondiente a una denuncia presentada la semana pasada por el ex juez federal de Mendoza Luis Leiva que cuestiona a Moliné O'Connor por considerar que fue "juez y parte" en el proceso de su destitución.

Moliné O'Connor había sido el año pasado, en el marco del frustrado proceso de juicio político que la Cámara baja desarrolló contra los entonces nueve miembros de la Corte, el segundo en cantidad de cargos en su contra, dado que había sumado 40. En aquella oportunidad, en el pleno del cuerpo, su acusación no había llegado a prosperar por apenas 17 votos, lo que lo ubicó como el tercero más cuestionado de los miembros de la Corte, tras Nazareno -quien por sólo 13 votos no llegó a la acusación- y Adolfo Vázquez, quien quedó a apenas 16 votos de la acusación.

Ahora, la conducta de Moliné O'Connor será puesta bajo la lupa a la luz de cuatro denuncias, tres de las cuales estaban incluidas entre los casos que fueron tomados como base para la formulación de los 22 cargos contra Nazareno.

Lo primero que resolvió la comisión en el marco de la reunión que se desarrolló este mediodía, tras leer el texto de la renuncia de Nazareno y el del decreto del Ejecutivo que aceptó la dimisión, fue remitir a la Justicia penal los antecedentes recabados con el fin de que un fiscal evalúe si ameritan investigar algún ilícito.

El resumen de las causas en contra el ministro es el siguiente:

– Caso Leiva: El ex juez federal de Mendoza, Luis Leiva, fue destituido el mayo de 2002 por el Jury de Enjuiciaminto que presidió Moliné O`Connor, en su carácter de vicepresidente de la Corte.

Los abogados de Leiva, Daniel Sabsay, Carlos Parellada y Daniel Pirello dijeron que la intervención de Moliné O'Connor resultada "improcedente" en razón que había intervenido con anterioridad en una causa que también se había cuestionado el accionar de Leiva.

La causa referida está vinculada a una decisión de la Corte Suprema que dispuso el cambio de sede para actuar en la causa contra el Banco de Mendoza que pertenecía Raúl Moneta, que quitó de las manos de Leiva y el caso y lo depositó en el juzgado de Gustavo Literasm en la Capital Federal.

Esta resolución fue firmada en ese momento por Antonio Belluschio, Julio Nazareno, Adolfo Vázquez, Carlos Fayt, Antonio Boggiano, Guillermo López, en tanto Bossert no firmó en desacuerdo, y Enrique Petracchi se excusó por tener un primo, Alberto Petracchi quien trabajabaja para Moneta.

– Caso Magariños: Moliné O’Connor también firmó el fallo que dispuso una sanción económica al juez del Tribunal Oral en lo Criminal 23 y profesor universitario, Héctor Mario Magariños, por haber emitido una opinión jurídica sobre un caso judicial resuelto en la justicia argentina.

La comisión considera que esa decisión "desconoce" que las facultades disciplinarias que corresponden exclusivamente al Consejo de la Magistratura.

– Caso Meller S.A: Varios ministros de la Corte, entre ellos Moliné O`Connor, convalidaron el reclamo de la empresa Meller S.A, contratista de la Ex Entel, por un reajuste retroactivo por 29 millones de pesos, vinculado con la impresión de las guías telefónicas. Esta causa fue reabierta en la Justicia esta semana.

– Caso Macri: esta acusación surge a partir de un fallo de la Corte que vinculó dos causas distintas contra los directivos de Sevel y Oplasen por "evasión fiscal" y "contrabando" de automóviles.

Sevel pagó la deuda impositiva y los imputados fueron sobreseídos y solicitaron en la causa por contrabando, al pedir que se entendiera la acusación como "cosa juzgada".

Esta pretensión fue rechazada en primera y segunda instancia, no obstante la Cámara de Casación revocó este rechazo y sobreseyó a los imputados, provocando el recurso del Fiscal de Casación que finalmente la Corte Suprema de Justicia de la Nación no admitió.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password