Fracasó la sesión sobre el Código de Convivencia

La Legislatura porteña fracasó en su intento de debatir un proyecto de reforma al Código de Convivencia Urbana ante la falta de acuerdo entre las distintas bancadas, en el marco de una sesión que por momentos alcanzó ribetes de un verdadero escándalo político.

Tras casi nueve horas de fallidas discusiones, el parlamento capitalino decidió pasar a un cuarto intermedio hasta el 19 de agosto próximo para continuar debatiendo "en particular" esa iniciativa.

La Legislatura porteña votó pasar a cuarto intermedio hasta el próximo 19 de agosto para debatir en particular el proyecto de reformas al Código. Este acuerdo final, según expresión de legisladores macristas "salvó el proyecto, porque de haberse caído la sesión entonces, el expediente hubiera tenido que ser archivado".

El Cuerpo tomó la decisión tras un prolongado cuarto intermedio que realizó al promediar la tarde, cuando el macrismo no pudo reunir los 31 votos necesarios para iniciar el debate y el kirchnerismo no aportó al quórum. En la agitada sesión, quedó patentizado, además, la fractura del bloque de Compromiso para el Cambio, a partir de que el llamado Grupo Nogaró desconoció parte de los acuerdos que habían sido anunciados en la víspera, asegurando que el consenso tenía "entre 35 y 45 votos".

La situación se complicó cuando se supo que el llamado Grupo Nogaró del macrismo, no iba a votar que la edad de imputabilidad se mantuviera en los 18 años y que votaría para que fuese de 16 años. En el desconcierto, y antes del cuarto intermedio, diputados del ARI, del ibarrismo, zamoristas y de izquierda anunciaron en que habían convocado a un escribano para que certificara la "falta de quórum" y así pedir "archivar el expediente".

El escribano ingresó al recinto y verificó que había 30 legisladores presentes, pero lo acompañaba el socialista Roy Cortina, quien con su presencia "habilitó" la sesión, según interpretó Santiago de Estrada, que presidía el debate. A esa altura, los kirchneristas del Frente para la Victoria ocuparon sus bancas y asintieron votar el cuarto intermedio "para reconstruir los acuerdos que habíamos alcanzado hace 24 horas", según dijo Francisco Talento.

Al ser reanudado el debate, tras el cuarto intermedio, otro kirchnerista, Diego Kravetz, tomó la posta para anunciar que su bancada no iba a seguir negociando "hasta tanto el macrismo tenga un interlocutor válido" para arribar a acuerdos con consenso.

Por su parte, Julio De Giovanni, presidente de la Comisión de Justicia, rescató "la buena fe de quienes intervinieron en el acuerdo, a pesar de que no hubo entendimiento en la forma de instrumentarlo".

En tanto, el diputado macrista Eduardo Lorenzo Borocotó, se lamentó que "así las cosas, todo va a seguir igual, hay que decirle a los vecinos que nada va a cambiar"

El justicialista Helio Rebot embistió contra el macrista Jorge Enríquez, quien en su intervención sostuvo que no se siente "representado en el macrismo". "Alguna primera espada de Fernando de la Rúa tendría que quedarse callado", refirió irónicamente Rebot. Agregó que "no estoy dispuesto a mentir, porque no vamos a salir de este patético escenario, sin principiar por decir la verdad".

"En cualquier circunstancia, los que nos conocen, sabrán que hicimos todo lo posible por darle a los vecinos soluciones concretas", sostuvo Rebot.

Enríquez le rebatió que prefería "la opción de que se rompa pero que no se doble" porque, "no estoy dispuesto a incumplir lo que prometimos a los vecinos que nos votaron".

Si bien se esperaba que las discusiones más acaloradas entre los bloques se dieran en cuestiones como las figuras a sancionar -ejemplo de prostitución o venta ambulante-, que se iban a debatir en 15 días, las diferencias entre los distintos bloques e internamente en cada bancada salieron a la luz ayer.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password