El Gobierno se opone a la pesificación de deudas

El ministro del Interior, Aníbal Fernández, insistió en el Congreso Nacional que es difícil que prospere el proyecto de pesificación de las deudas comunales como propone la comisión de Asuntos Municipales de la Cámara de Diputados por el fuerte rechazo a esa iniciativa desde el Palacio de Hacienda.

Lo hizo al exponer ante la Comisión de Asuntos Municipales que conduce Hilda "Chiche" de Duhalde, Fernández señaló que "es difícil poder modificar la opinión del ministro Roberto Lavagna que tiene una posición muy dura contra la pesificación" de las deudas municipales. De esta manera, Fernández en su primer visita a una comisión del Congreso reafirmó la posición del gobierno contrario a un dictamen del cuerpo para pesificar las deudas en dólares y establecer un plazo de 16 años con tres de gracia para cumplir con el pago de ese compromiso por los créditos tomados previo a la convertibilidad. El ministro del Interior aseguró que Lavagna "siempre se opuso a la pesificación y en este caso no es la excepción", y recordó que desde el decreto 214 cuando se reglamentó la Ley de Emergencia que derogó la convertibilidad "el Estado no ha realizado ninguna pesificación de deuda". De todos modos, Fernández informo que mantuvo una conversación con Lavagna para "buscar otras alternativas para que puedan morigerar el impacto que significa para los municipios pagar esa deuda" y dijo que, en ese sentido, se trabajará "para dilucidar la mejor forma de buscar una salida viable para los municipios". También subrayó que recién ahora existe "una valuación" sobre el monto total de la deuda de los municipios, que se ubica en 480 millones de dólares, aunque reconoció que aún falta agregar la información de una provincia .

Sobre este punto, el diputado justicialista Alfredo Atanasof reafirmó que la voluntad de los legisladores es insistir en la sanción de esta propuesta, que tiene dictamen de la comisión de Asuntos Municipales, pero que aún le falta el despacho de la comisión de Presupuesto.

De acuerdo con este dictamen, las deudas municipales con organismos internacionales vigente al 3 de febrero del 2002 convierten a razón de 1 peso por cada dólar y se ajustarán por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que es un índice calculado en base a la inflación. Además, se establece que los municipios podrán optar por un plazo de hasta 16 años más de 3 de gracia para el pago de estas deudas contraídas, previo a la devaluación, con los organismos internacionales de créditos. Los intereses no podrán superar el 2 por ciento anual del capital.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password