Diputados aprobó el Presupuesto y los superpoderes

Casi sin contratiempos la Cámara de Diputados aprobó el proyecto oficial de Presupuesto 2005 y la delegación de facultades especiales para el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, que desató duros debates en el cuerpo y fue resistido incluso dentro del propio bloque del PJ.

La “ley de leyes” fue votada favorablemente por 146 legisladores, pero cuando era necesario obtener el apoyo para los superpoderes sólo contó con respaldo de 118 diputados, igualmente suficientes para garantizar su aprobación, tal como lo había solicitado el presidente Néstor Kirchner.

La delegación de facultades, incluida en el artículo 11, es un mecanismo que le permite al jefe de Gabinete modificar el destino de las partidas presupuestarias, sin consultar al Congreso de la Nación.

Incluso, Fernández puede delegar esas facultades en los distintos ministros, ajustándose a la ley de Ministerios.

En el último tramo de la sesión, que comenzó ayer en un debate que se extendió durante diez horas y continuó hoy, el jefe de la bancada peronista, José María Díaz Bancalari, hizo una encendida defensa del proyecto oficial, pero no logró torcer las decisiones anticipadas por legisladores propios y ajenos.

"Es fácil discursear con la heladera llena y decir que la emergencia pasó", desafió Díaz Bancalari, casi al inicio de su alocución en un claro mensaje a los opositores que consideraron que el Presupuesto es "conservador" y que prevé un crecimiento económico menor al esperado.

Basándose en este argumento, tanto el jefe de la bancada radical, Horacio Pernasetti, como el diputado Claudio Lozano y los legisladores aristas, sostuvieron que el cronograma de gastos es "un dibujo" y denunciaron que "la subejecución de partidas y una estimación menor del crecimiento para ocultar fondos que tienen destino incierto".

Díaz Bancalari subrayó que el Presupuesto "es prudente y sostenible, porque se ha hecho sobre cálculos realistas", y desafió: "Los que dibujan cálculos exhorbitantes como si hubiéramos pasado esta situación quieren volver a otras épocas".

"No es injusto ni está dibujado. Las progresiones macroeconómicas no pueden hacerse con sobreestimaciones de los gastos", agregó.

Pero el jefe peronista no logró convencer a diputados del duhaldismo como la misma Hilda "Chiche" Duhalde o Alfredo Atanasof, quienes se abstuvieron, ni a diputados como Cristian Ritondo o Juan José Alvarez, que votaron por la negativa.

El santafesino Oscar Lamberto, otro peronista que votó en contra de los superpoderes a los que consideró "innecesarios", defendió la necesidad de que el Gobierno cuente con un Presupuesto porque según explicó las administraciones que no lo tuvieron fueron depuestas o no pudieron terminar el mandato.

Por su parte, la radical Margarita Stolbizer calificó a los superpoderes como una "nueva forma de clientelismo político institucional" y señaló que el proyecto de Presupuesto "no tiene una estrategia para luchar contra la pobreza".

"Hay un criterio absolutamente discrecional de asignación de recursos a las provincias", dijo, y precisó que Santa Cruz "recibe el 30 por ciento del dinero asignado para obras viales, cuando otras provincias tiene sólo el 1 por ciento".

Además, denunció que hay "discriminación" según el partido político al que pertenezca cada gobernador y precisó: "El 1,6 por ciento de los fondos es destinado a las provincias que no son del PJ, mientras que el 5,4 por ciento es para las administraciones peronistas".

Pernasetti reiteró que el artículo 11 "otorga la más alta discrecionalidad a quienes lo van a ejecutar" y agregó: "No aporta transparencia, no es democrático, crea el peligro de la arbitrariedad y no es participativo".

A su turno, el titular del bloque del ARI, Eduardo Macaluse, advirtió también sobre la discrecionalidad en el uso de los fondos nacionales y, basándose en un informe de la Oficina Anticorrupción, señaló que "la variación de gastos presupuestados para la SIDE" de los últimos años.

"Entre los gastos presupuestados para la SIDE y los efectivamente devengados hay diferencias en 1989 de 54 millones, en 1990 de 31 millones, en 1993 de 76 millones y en 1994 de 77 millones, con una diferencia de más de 11 millones de pesos en 2003", puntualizó el arista.

Detalló que "la diferencia total es de mil millones de pesos" y enfatizó: "Como verán en los años electorales la diferencia aumenta y es absolutamente claro lo que este mecanismo es la tapadera para generar dinero en negro".

Macaluse preguntó: "No sería más prudente que en vez de gastar 91 millones de pesos en publicidad oficial se dieran mejores partidas para las universidades? Que antes de pagar la deuda se investigara qué parte es legítima? O qué en vez de pagar superávit se vieran cuáles son las necesidades del pueblo?".

No a los superpoderes

Los legisladores duhaldistas o políticamente cercanos al ex presidente Eduardo Duhalde se abstuvieron o votaron en contra de la delegación de facultades especiales al jefe de Gabinete.

Esa decisión no afectó la aprobación del controvertido mecanismo que habilita al jefe de Gabinete a modificar el destino de partidas del Presupuesto, pero expresó la tensión en la que coexiste el PJ.

Estas fisuras se manifestaron en los números de la votación, porque mientras que el proyecto "en general" se aprobó con 147 votos favorables, 81 votos negativos y una abstención; los superpoderes recibieron el respaldo de 118 legisladores, el rechazo de 95 manos y la abstención de once diputados.

Antes de que se votara el proyecto oficial en general y artículo por artículo, la diputada Hilda "Chiche" Duhalde se retiró momentáneamente de la sesión y se preocupó por anticipar su decisión de abstenerse en la votación de los superpoderes.

"Me voy a abstener. La delegación de poderes es lo que más nos divide, pero cada uno va a actuar de acuerdo a su conciencia", indicó Chiche Duhalde y agregó: "Nunca voté la delegación de facultades y tengo que ser coherente con eso".

La diputada hizo una apreciación más, pensando en el tratamiento en el Senado, y sostuvo: "La esposa del presidente (Néstor Kirchner, Cristina Fernández) tampoco los votó en otras oportunidades".

'Chiche' Duhalde formuló estas declaraciones acompañada por el diputado Juan José Alvarez, que junto a Cristian Ritondo votó en contra de los superpoderes.

También votaron en contra otros diputados peronistas que no son estrictamente duhaldistas, como el santafesino Oscar Lamberto, el cordobés Humberto Roggero y la bonaerense Graciela Camaño.

Además, se abstuvieron los duhaldistas Daniel Basile, Alfredo Atanasof, Lilia Cassese y Silvia Martínez.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password