Debatirán leyes claves en extraordinarias

El Congreso tiene pendiente para 2005 la aprobación de un conjunto de proyectos de importancia para el gobierno nacional, algunos de los cuales podrían ser sancionados en el período de sesiones extraordinarias, que aún deben ser convocadas por el Poder Ejecutivo.

El temario que se debatiría a partir de febrero incluye en el Senado la aprobación del pliego de Darío Alessandro como embajador en Cuba, los proyectos que modifican el impuesto al gasoil y la creación del marco regulatorio del Gas Licuado de Petróleo (GLP).

Si bien en Diputados la agenda para extraordinarias no está tan clara como en el Senado, fuentes parlamentarias estimaron que la Cámara baja trataría el proyecto que establece la figura del donante presunto y el proyecto de desfederalización de algunos delitos vinculados con el tráfico de drogas.

Con la restricción de tiempos que impone el período extraordinario, otras iniciativas quedarían afuera de ese temario y que deberán ser tratados a partir de marzo cuando comiencen las sesiones ordinarias del Congreso como el marco regulatorio de servicios públicos.

Por ese motivo, en los primeros meses de 2005 el Senado deberá convertirse en tribunal para definir si destituye o no al juez de la Corte Suprema Antonio Boggiano, cuyo juicio político aprobó la Cámara de Diputados casi por unanimidad en una de las últimas sesiones. También, la Cámara alta tiene pendiente el debate sobre el proyecto que modifica la ley de Radiodifusión para permitir el acceso de cooperativas y mutuales a las licencias de radio y televisión y la rebaja en el porcentaje de firmas requeridas para una iniciativa popular.

Por su parte, Diputados debe tratar a lo largo del próximo período de sesiones ordinarias la iniciativa sobre derecho a la información, que volvió al cuerpo en segunda revisión, y el proyecto que reglamenta los decretos de necesidad y urgencia (DNU).

Además, los diputados tienen pendiente de tratamiento el proyecto para combatir la evasión previsional, en el que se otorgan amplios poderes a la AFIP para cumplir ese objetivo y se establece la posibilidad de descargar de ganancias los sueldos de las empleadas domésticas.

Asimismo, fuentes parlamentarias no descartan que en ese período el gobierno nacional pueda enviar al Congreso otros proyectos de importancia como el que regula el funcionamiento de las Administradoras de Riesgos del Trabajo (ART) -que está bastante avanzado-, y la reforma previsional.

Como sucedió en el transcurso de 2004, el oficialismo aspira a mostrar la cohesión del bloque mayoritario para sancionar los proyectos más cuestionados por la oposición y reiterará su estrategia de recurrir a las bancadas aliadas para reunir quórum y debatir las iniciativas claves para el Ejecutivo nacional.

Para la oposición, los diputados del radicalismo, el ARI, el socialismo y algunos de centroizquierda aspiran a buscar mecanismos que les permitan unificar sus posturas cuando se trate de proyectos del Ejecutivo.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password