El Gobierno elabora decreto para convocar a internas

El Gobierno tiene previsto redactar este mes un nuevo decreto que reglamente con más precisión las internas abiertas, obligatorias y simultáneas, que los partidos políticos deben concretar a más tardar en agosto para definir sus candidatos.

Fuentes del Ministerio del Interior explicaron que la idea es fijar un "procedimiento que permita que coexistan las cartas orgánicas partidarias sin inmiscuirse en cuestiones internas de las fuerzas".

Con el anclaje puesto en el 23 de octubre para que se lleven a cabo las elecciones legislativas unificadas, las nóminas de candidatos tienen como fecha tope para ser oficializadas el 3 de septiembre, por lo que las internas deberían realizarse, como mínimo, un mes antes. Por ese motivo, la convocatoria a elecciones internas no podría postergarse más allá de los meses marzo o abril, indicaron las fuentes.

Referentes de la oposición plantearon dudas sobre la real decisión política de convocar a internas ya que, además del silencio oficial sobre el tema, todavía es fuerte el recuerdo de la suspensión de esos comicios en el 2002. El titular del radicalismo, Angel Rozas, advirtió que "no hay diálogo político por el momento" y le reclamó al gobierno que convoque a los partidos para escuchar sus planteos.

Desde la vereda oficial, en cambio, el diputado nacional Jorge Arguello aseguró que el Ejecutivo "avanza claramente" hacia la convocatoria a internas y destacó que la unificación de elecciones legislativas constituye una muestra de esa decisión.

"Las internas marcarán una perfecta sintonía con la unificación de las elecciones y contribuirán a la recuperación institucional de los partidos", pronosticó el legislador miembro de la comisión de Asuntos Constitucionales.

La aplicación de la ley 25.611 (que convoca a internas) fue suspendida en el 2002 por el Congreso, luego de un tironeo judicial entre la magistrada María Servini de Cubría y la Cámara Nacional Electoral, a instancias de la disputa interna entre el entonces presidente Eduardo Duhalde y el ex mandatario Carlos Menem. Esa suspensión fue avalada por "única vez" para las elecciones presidenciales del 27 de abril del 2003, pese a que meses antes la Cámara de Diputados había convertido en ley la obligación de los partidos de realizar internas para designar candidatos a presidente, vicepresidente, diputados y senadores.

Ahora, los plazos electorales de cara a los comicios legislativos de octubre obligan a que el gobierno tenga listo en un plazo no muy lejano el decreto que termine de dar forma al proceso y que no choque con las cartas orgánicas y las juntas electorales partidarias.

"Nadie quiere pagar el costo político de derogar la ley. A eso se suma el interés del presidente en participar en las listas del PJ bonaerense con diputados propios y lo que ocurra o deje de ocurrir con respecto a la norma sirve de mecanismo de presión para eso", interpretó una fuente de un juzgado electoral.

La diputada nacional Marcela Rodríguez, miembro de la Comisión de Asuntos Constitucionales, consideró que el oficialismo no da muestras de voluntad política para convocar a internas y "hace depender el diseño electoral de los vaivenes del Gobierno".

"No hay definición porque la convocatoria está supeditada a la interna justicialista, al igual que en el 2002 cuando peligró el intento del PJ de ir separado y se suspendió la aplicación de la ley", interpretó la diputada nacional del ARI Rodríguez.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password