Solá decide esta semana si aprueba el Presupuesto

El gobernador de la provincia de Buenos Aires deberá vetar o aprobar durante esta semana el presupuesto provincial que le envió la Legislatura, en el que se le recorta la posibilidad de asignar partidas en forma extraordinaria.

El presupuesto modificado en la Legislatura y enviado al Ejecutivo no le permite al gobernador designar a 14.000 nuevos empleados, ni adquirir superpoderes para reasignar partidas ya que estos artículos fueron excluidos por los legisladores duhaldistas.

Solá tiene plazo hasta este viernes para aceptar en forma parcial o total, o vetar el presupuesto modificado que fue sancionado el 28 de diciembre y comunicado al Poder Ejecutivo el último lunes. A partir de entonces, el gobernador dispone de 10 días hábiles para vetar o promulgar la ley, plazo que vence este viernes.

Si Solá veta la totalidad del presupuesto, podrá actuar con el cálculo de gastos y recursos de 2004 que, aunque con 4000 millones de pesos menos, le permitiría al Poder Ejecutivo conservar sus facultades extraordinarias para disponer recursos.

En caso de que se la ley de presupuesto se promulgue tal como lo envió el Poder Legislativo provincial, Solá perdería los poderes que tradicionalmente delegó la Legislatura bonaerense, lo que lo obligaría a "cogobernar" con la Legislatura.

Según la norma aprobada por la Legislatura, el presupuesto provincial prevé gastos por más de 17.160 millones de pesos.

La pelea con el sector duhaldista de la Legislatura se centra en la eliminación de superpoderes, o facultades cedidas al Poder Ejecutivo para que éste pueda realizar modificaciones en el destino de las partidas sin previa autorización legislativa.

El presupuesto aprobado por la Legislatura eliminó 14.165 cargos pedidos por Solá, que fueron reducidos a la mitad, y todas las horas cátedra que estaban asignadas a la Dirección General de Escuelas y al Ministerio de Seguridad.

La Legislatura incluyó gastos por 100 millones de pesos para el Poder Judicial, 3500 millones para la Fundación Mainetti y 2100 millones para el hospital Carrillo, de San Vicente.

En caso de que vete parcialmente el presupuesto, Solá podrá evitar gastos imprevistos y ahorrar varios miles de millones de pesos, incorporados por la Legislatura. En este escenario, la Legislatura necesitaría dos tercios de los votos para insistir en los nuevos gastos.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password