Borocotó juró entre silbidos y abucheos

En medio silbidos que casi taparon el acto de juramento, Eduardo Lorenzo "Borocotó" asumió su banca de diputado e inmediatamente abandonó le recinto, donde había escuchado todo tipo de cuestionamientos a su pase desde el macrismo hacia el oficialista Frente para la Victoria.

La asunción del pediatra como diputado -cuyo diploma fue objetado por el macrismo en la justicia y en la Cámara de Diputados- se produjo en medio de silbidos y abucheos surgidos desde los palcos superiores del recinto, que casi impidieron escuchar la voz del legislador en el momento de la jura.

Visiblemente molesto por la situación, el legislador se retiró del recinto inmediatamente después de jurar y sin recibir el saludo de ninguno de sus colegas.

Borocotó fue electo diputado nacional en la lista encabezada por Mauricio Macri, pero pocos días después anunció su alejamiento del espacio que conduce el empresario y su pase al kirchnerismo.

Luego de la jura del pediatra, Horacio Rodríguez Larreta, vicepresidente de Compromiso Para el Cambio e impulsor de uno de los cuestionamientos judiciales a la llegada de Borocotó al Congreso, declaró: "Sentimos frustración que no hayan acompañado nuestra presentación para evitar que Borocotó consume su 'transfugueada' pero por otro lado nos sentimos acompañados por todos los ciudadanos que repudiaron en forma unánime ese acto".

Con respecto a los cuestionamientos a Luis Patti, Rodríguez Larreta estimó que es "un caso diferente". "Le están cuestionando cosas sobre su pasado, sobre las cuales la justicia ya se pronunció. Además, la gente al votar las conocía", evaluó.

Contra Borocotó se presentaron cuatro impugnaciones, pero fue el coordinador del Interbloque Propuesta Federal (el Pro más los partidos provinciales), Federico Pinedo, quien más claramente expresó las razones de la impugnación al subrayar que con su pase "se falseó el resultado de la elección mediante un engaño".

"No está en juego una banca, tampoco nuestro ánimo de venganza por la traición que sufrimos. Lo que está en juego es el ejercicio del poder en la Argentina. Lo que está en juego es qué ejemplo le dan los dirigentes a los ciudadanos", enfatizó Pinedo.

Borocotó sintetizó su defensa al sostener: "siempre he sido profundamente libre y responsable. Ejercer mis libertades parece que es un crimen que no me perdonan los sumisos".

Sus palabras no evitaron que los legisladores de distintos bloques cuestionaran su accionar y dispararan contra su "transfuguismo político", por lo que votaron a favor de que la impugnaciones en su contra sean analizadas por la Comisión de Poderes, Peticiones y Reglamentos de la Cámara baja.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password