Reunieron en el Senado a familiares de víctimas viales

Se realizó en el Congreso Nacional el Primer Encuentro Nacional de asociaciones de familiares de víctimas de tránsito.

Con la presencia de familiares de distintas provincias, legisladores, jueces, juristas y funcionarios nacionales y provinciales, se llevó a cabo el primer Encuentro Nacional de Asociaciones de Familiares de Víctimas de Tránsito en el Congreso Nacional. Entre los presentes participaron 30 familiares de víctimas neuquinas. En su representación dieron su testimonio los padres de Belén y Franco, Alejandro Castro y Sonia Jaque.

Los organizadores de este encuentro, la senadora nacional por Neuquén Nanci Parrilli, la Agencia Nacional de Seguridad Vial del Ministerio del Interior y los integrantes de 16 asociaciones de familiares, coincidieron en la necesidad de impulsar un debate profundo a nivel legislativo, del Proyecto de Ley N° 3654/10 sobre delitos contra la seguridad vial, presentado hace pocos días por la legisladora Parrilli, y que contó con el respaldo de 26 Senadores Nacionales.

La senadora Parrilli señaló que todo proyecto era perfectible y que se iniciaba una etapa de intercambio de opiniones fundamental en el Congreso, pero aclaró que “el mismo debía serio y en el menor tiempo posible ya que será responsabilidad de los legisladores que no se dilate la sanción de una ley que están reclamando muchas familias argentinas”.

El proyecto, que empezará a discutirse en la Comisión Justicia y Asuntos Penales de la Cámara de Senadores en los próximos días, incluye los aportes recibidos de distintas asociaciones y de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Durante el Encuentro el Gerente de Planificación de Vialidad Nacional anunció que esa entidad había decidido oficializar la Campaña de Estrellas Amarillas, con la instalación de carteles con dicha estrella en las rutas nacionales, como medida preventiva y de concientización.

Las Asociaciones participantes de este Encuentro Nacional fueron: Red Nacional Familiares de Víctimas de Tránsito, Asociación Padres de Belén y Franco (Nqn), Asociación Madres del Dolor, Asociación Civil Compromiso Vial por Ursula y Carla(Rosario), Marcos por la Vida (Nqn), Red Familiares y vecinos de víctimas de tránsito (Pcia. Bs. As.), Asociación Perjudicados por la Justicia (E. Ríos), Conduciendo a Conciencia (Bs. As.- tragedia de S. Fé), Organización Malditas Picadas (San Martín-Bs.As.), Asociación Civil Verdad y Justicia (ACIVERJUS), Asociación de Familiares de Víctimas de la Impunidad (San Juan), Familiares de Víctimas de Tránsito de Catamarca (FAVIATCA), Asociación Civil Carla Arduini, Renacer (S. del Estero) y la Asociación Tránsito por la Vida (Bs. As.).

El proyecto de ley presentado por la senadora Nanci Parrilli, con el acompañamiento de 26 senadores de distintos bloques, plantea una modificación en el Código Penal Argentino para incorporar los delitos contra la seguridad vial.

Además impide la aplicación de la probation para este tipo de delitos. Por último crea una nueva pena: la de prestación de servicios comunitarios, que se agrega a las existentes hasta ahora de reclusión, prisión, multa e inhabilitación.

La iniciativa tiene por objeto dar una respuesta jurídico-penal a las conductas imprudentes graves que ponen en riesgo la seguridad del tránsito en la vía pública o constituyen un peligro concreto para la vida y salud de sus usuarios o le causen lesiones o muerte.

Incluye como delitos: conducir un automóvil a 80 o 60 kilómetros por hora más que la máxima permitida en zonas rurales o urbana; con nivel de alcohol en sangre que duplique el permitido; estando inhabilitado para conducir; corriendo picadas o realizando tres infracciones de tránsito graves simultaneas.

En estos caso el conductor sería penado con trabajos comunitarios de 1 a 3 meses, inhabilitación para manejar de 1 a 4 años y de cuatro a quince mil pesos de multa. Si el conductor realiza estas conductas imprudentes poniendo en riesgo la salud o la vida de otras personas, puede ser sancionado con prisión de uno a tres años o trabajos comunitarios de 3 a 6 meses e inhabilitación para manejar de 6 a 18 meses y multa de ocho a treinta mil pesos. También, para estas mismas conductas sumamente imprudentes que causen lesiones graves o gravísimas o la muerte de otra persona, se elevan las penas.

Así en caso de homicidio culposo en las circunstancias mencionadas es sancionado con pena de prisión de 3 años y medio a 6 años y si además el conductor se da a la fuga, la pena de prisión podría llegar de 4 años y medio a 8 años, además de inhabilitación de 10 a 15 años.

La pena de prestación de servicios comunitarios que introduce el proyecto para la gama más leve de estos delitos, se deberá cumplir en instituciones públicas dedicadas a la salud, educación y prevención de hechos de tránsito.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password