El oficialismo volvió a convocar a sesión especial para intentar aprobar el Presupuesto 2011

Miércoles 17 a las 10.30 es la nueva fecha solicitada por la bancada kirchnerista en la Cámara de Diputados. El proyecto no pasará por la Comisión de Presupuesto. Con esta decisión del oficialismo, no hay margen de negociación con los otros bloques. Ningún proyecto de “ley de leyes” tiene los votos para ser aprobado.

Tras el traspié en el debate del Presupuesto para el próximo año y las denuncias de intento de coima, el bloque del Frente para la Victoria decidió insistir en su objetivo sin dar ni un margen de negociación.

Con la misión de aprobar el Presupuesto 2011, la bancada kirchnerista que conduce el diputado santafesino Agustín Rossi solicitó al presidente de la Cámara baja, Eduardo Fellner (FpV), una nueva sesión especial para el próximo miércoles 17 a las 10.30 para volver a debatir e intentar aprobar la ley fundamental para el Gobierno nacional.

Cabe recordar que en una escandalosa sesión -10 de noviembre- que se tiñó de sospechas de corrupción, el arco opositor se unió detrás de la propuesta de Proyecto Sur de volver a debatir el proyecto de ley que envió el Poder Ejecutivo en la Comisión de Presupuesto y Hacienda, cuyo titular es el oficialista Gustavo Marconato.

Sin embargo, según averiguó Parlamentario.com, el oficialismo “no va a negociar ni cambiar nada. El dictamen de mayoría es el que ya se debatió en el recinto. El que está de acuerdo que lo vote y el que no, que lo vote en contra. Pero la oposición tiene que tomar decisiones, que voten en contra y que lo rechacen. Nosotros estamos convencidos de nuestro Presupuesto para el año que viene”.

En cuestiones reglamentarias, el oficialismo hace una interpretación distinta porque dicen que los dictámenes no cayeron pero, sin embargo, desde la oposición afirman que sí han caído y la Comisión de Presupuesto debería volver a dictaminar. Al no reunirse y emitir dictamen, para comenzar a tratar nuevamente en una sesión especial el mismo proyecto sin dictamen, la Cámara baja se debe poner en comisión. El problema para el oficialismo surge porque para que el Cuerpo se ponga en comisión y para que se vote el Presupuesto necesita obtener los dos tercios de los votos a favor. Es decir, los dos tercios de los presentes que de los 257 diputados en total, sería 172: un número imposible de lograr sin el acuerdo de los bloque opositores mayoritarios.

“No hay nada en el reglamento que establezca que cuando el proyecto vuelve a comisión por decisión del Cuerpo, los dictámenes caigan”, explicaron desde Información Parlamentaria.

Además, un dato de vital importancia es el número necesario para iniciar la nueva sesión. Según Información Parlamentaria, “no necesitan los 2/3 para iniciar sino que es una nueva sesión y se debe volver a debatir”.

La misma secretaría informó a Parlamentario.com que en 1986 ocurrió lo mismo con un proyecto de ley de reforma del IVA (La Cámara baja resolvió volver a comisión un proyecto que tenía dictamen) y en Labor Parlamentaria se autorizó a debatirse nuevamente en la Cámara baja sin haber sido debatido nuevamente en la Comisión.

Quórum

En la última sesión, el radicalismo, PRO, GEN, Peronismo y Partido Socialista dieron quórum para habilitar la discusión de la iniciativa en el recinto, que contó con el respaldo de bloques aliados y otras fuerzas provinciales alineadas con los gobernadores oficialistas. Sin embargo, Proyecto Sur, Coalición Cívica y Peronismo Federal no dieron quórum.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password