“Nunca se negó el problema de la sequía”

La diputada Claudia Giaccone (FpV) afirma que el Gobierno nacional siempre estuvo preocupado por el tema de la sequía. Considera que algunas declaraciones no se ajustan a la verdad y que la relación con el campo ya está superada.

Por Carolina Ramos

Desde el INTA aseguraron que el maíz presenta “daños irreversibles” y también, aunque en menor medida, la soja. Amplias zonas productivas de casi todo el territorio nacional presentan una grave situación en el estado de los cultivos, pasturas, pastizales y disponibilidad de agua. Hasta se habla de casi 2.500 millones de dólares en pérdidas para el bolsillo de los productores. El fantasma de la sequía recorre los distritos de las siete provincias que ya decretaron la Emergencia Económica: Buenos Aires, Santa Fe, La Pampa, San Juan, Neuquén, Misiones y Córdoba.

A la espera de más lluvias que traigan el alivio, la diputada santafesina Claudia Giaccone (FpV), integrante de la Comisión de Agricultura, defendió las gestiones que viene realizando el ministro Norberto Yahuar en el marco de la prórroga de la Ley de Emergencia Nacional ante las críticas de la oposición. En una charla con Parlamentario, la legisladora habló sobre la ayuda a productores no bancarizados, la incorporación de nuevos territorios que recibirán fondos y las obras en infraestructura previstas tras la sequía. Además, se refirió a la política de agregado de valor a los productos nacionales, y aseguró que, en la actualidad, el conflicto del Gobierno con el campo “está superado”.

– ¿Cómo van las gestiones con el ministro de Agricultura con respecto al tema de la sequía? ¿Cuál es la importancia de los últimos anuncios?

– En principio ya se entregaron los primeros cinco millones, porque la Nación entrega a la provincia de Santa Fe por Emergencia un fondo de quince millones en tres entregas de cinco. El lunes se entregaron en Villa Minetti, donde prácticamente van a ser beneficiados mil productores, pero son cinco millones de los cuales dos van destinados a la mantención del canal entre Tostado y Villa Minetti; otros dos para mejorar toda la infraestructura de rodeo que tiene la Sociedad Rural y otras entidades en Tostado; y un millón para recolección de agua. También hubo una reunión con presidentes comunales de este departamento y de Vera, que charlaron con el ministro sobre todo para la asistencia en la recolección de agua para consumo humano, porque a veces se habla mucho del tema productivo, pero también está siendo un gasto muy grande para las comunas, que son muy pequeñas, y por lo tanto es una dimensión muy fuerte en su presupuesto, el tema de la distribución y la entrega del agua para el consumo humano: eso también es una problemática. Además se charló con productores y se programaron las entregas restantes.

– ¿Cómo está la situación en su provincia con respecto a la sequía?

– La Nación entrega estos quince millones en el marco de la prórroga de la Ley de Emergencia Nacional, que como se prorrogó el año pasado está destinada en esta primera entrega a cinco distritos del departamento de 9 de Julio y a uno de Vera. Al funcionar la Comisión de Emergencia de la provincia, lo que se solicita y se declara provincialmente son cinco departamentos: 9 de Julio, Vera, General Obligado, San Cristóbal, General López y San Justo. O sea que las entregas siguientes van a ser en base a esa declaración de Emergencia que hizo la Provincia. Homologado esto, en las próximas entregas van a estar también contemplados los nuevos territorios. Esto es importante porque también involucra a muchos productores que van a ser contemplados por la Nación en base a listados que entregue la Provincia; productores que no están bancarizados, porque la Emergencia llega solamente a quienes cumplen con determinados requisitos. En este caso van a ser también incluidos los productores más pequeños, los que están informales. Lo importante de esto es que también el ministro charló con los jefes comunales sobre fondos para obras de infraestructura, que van a ser destinados desde el Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (PROSAP), y van a traer alivio estructuralmente, en una política de fondo que permita que no se llegue a estos momentos de suma emergencia cuando la situación climática no sea beneficiosa. No obstante, es de destacar la presencia: uno llega a un norte, además de postergado, con departamentos que tienen poblaciones muy pequeñas. Llega un ministro con su secretario de Relaciones Institucionales, Haroldo Lebed; su subsecretario de Agricultura, Oscar Solís; Alejandro Lotti, de Ganadería, realmente una comitiva muy fuerte, una fuerte presencia del Gobierno nacional en el territorio. Eso es algo que hay que destacar, así como la celeridad con la cual el ministro y sus funcionarios respondieron a la demanda que tuvimos todo el grupo de diputados del Frente para la Victoria de Santa Fe: Agustín Rossi, Omar Perotti, Oscar Martínez y Marcos Cleri, enseguida estuvimos haciendo gestiones que fueron contestadas inmediatamente. La celeridad con la que se entregaron los fondos fue anterior a la declaración de Emergencia Nacional, por eso nosotros estamos funcionando con una prórroga.

– A pesar de que usted destaca la inmediatez y la presencia con la que el Gobierno manejó el tema, hubo acusaciones de que se “minimizó” el problema de la sequía…

– Por ahí se escuchan algunas declaraciones en los medios que no se ajustan a la verdad, porque realmente el Gobierno nacional estuvo siempre muy preocupado por el tema de la sequía; estuvo permanentemente en contacto telefónico y personal con nosotros, en las reuniones que tuvimos. Nunca se negó el problema de la sequía. Siempre nos ajustamos a informes de organismos técnicos, como el INTA, o el SENASA en cuanto a muertes de animales. Eso también muestra la seriedad y el compromiso, pero nunca se negó el problema ni mucho menos; siempre estuvo muy presente. Al instante que lo solicitamos, se pusieron a disposición estos quince millones de pesos, se van a poner a disposición fondos para obras de infraestructura, y sobre todo se está presente en el lugar. Si bien en estos días hubo lluvias que han aliviado la situación, eso no quita que todos los fondos que se entregaron sean de suma importancia.

– ¿Por qué no se trató el tema en las sesiones extraordinarias? Ya que hubo reclamos de la oposición para actualizar los montos previstos en la Ley de Emergencia por considerarlos “insuficientes”.

– El Fondo de Emergencia es de quinientos millones de pesos. No obstante ello, se está evaluando puntualmente cuáles son las necesidades. Lo interesante de esto es que estén los funcionarios nacionales junto con los provinciales y comunales para evaluar cuáles son los destinos de los siguientes diez millones, y aparte del Fondo de Emergencia otros fondos específicos para obras, o sea que evidentemente hoy no se ve la necesidad de afectar fondos adicionales, pero las declaraciones del ministro fueron que realmente iban a estar respondiendo ante cada situación con todas las herramientas que se tengan disponibles, y que hoy por hoy no estaba muy comprometido el Fondo de Emergencia. Si necesario, creo que la disposición es siempre solucionar los problemas.

– Hablando sobre la cuestión productiva, ¿cuáles son las principales dificultades que se deben afrontar tras la sequía?

– Los desafíos pasan, por un lado, en paliar lo que es la disposición de agua: esto es fundamental en obras futuras de canales y de acueductos que están previstas. Algunas son de menor valor y otras de valores importantes, pero creo que hay disposición, hay voluntad para comenzar a trabajar sobre esos temas; y luego también todo el tema del agregado de valor. Yo creo que es fundamental esta política de agregado de valor que la presidenta permanentemente está poniendo sobre la mesa y poniendo como objetivo en nuestro sistema productivo. En estos departamentos, como en todo nuestro interior provincial, lo que se genera es expulsión de mano de obra, con las nuevas tecnologías, con la concentración. Entonces lo que nosotros necesitamos es este acompañamiento de políticas activas que tiene el Gobierno nacional, que ya las viene implementando en estos últimos años, pero con una sensación mucho mayor va a ser en estos cuatro años siguientes porque lo conocemos de palabras de funcionarios: acompañar todas las inversiones que agreguen valor, que manufacturen, que industrialicen la ruralidad, y que sobre todo incrementen la mano de obra de todo un sector que está quedando a la deriva, pasando a ser beneficiario de políticas asistencialistas. Ese es el gran desafío que tenemos en todo nuestro sistema productivo: la diversificación por un lado, y el agregado de valor industrializando la ruralidad.

– ¿Cómo ve la relación del Gobierno con el campo hoy?

– Yo creo que hemos superado esa etapa conflictiva de lo que fue la 125. Hoy hay una relación muy madura, como realmente tiene que ser, con un sector que, como todos los demás sectores, coyunturalmente tiene algunas problemáticas. Creo que el Gobierno nacional está acompañando y tratando de resolver donde hay problemas, vengan de emergencias o de coyunturas específicas. Hay un Gobierno muy presente acompañando a los productores, sobre todo a los más pequeños y medianos, que son los que realmente hoy están requiriendo nuestro acompañamiento. Hay una relación muy madura, salvo algunas declaraciones mediáticas que han tenido otros objetivos, más políticos que de gestión y de intención de resolver los problemas. Hoy todos están demostrando tener voluntad de trabajar en conjunto, y sobre todo seguir apostando a un país que lo que tiene que hacer es crecer, seguir generando productos que agreguen mano de obra y valor, como lo estamos haciendo incluso en nuestras exportaciones. Ese es el camino que tiene nuestro país, y lo están demostrando día a día nuestros funcionarios y ministros bajo las órdenes de la presidenta, que van en ese sentido.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password