Reproducción humana asistida

Por Julieta Frigerio

Desde hace varios años, y este no es la excepción, en el Congreso de la Nación se debate sobre reproducción humana asistida, entendida como la técnica de tratamiento de la esterilidad o infertilidad que conlleva una manipulación de los gametos. Sin embargo, se debe reconocer que los debates, hasta ahora, giraron en torno a los puntos más sensibles tales como criopreservación de embriones, donantes de gametos, alquiler de vientre, identidad de las personas nacidas de gametos donados, cobertura de las técnicas.

Este año la discusión se plantea desde una arista diferente. En la apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación, la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, anunció modificaciones en el Código Civil y mencionó especialmente el tema de Reproducción humana Asistida. Si bien hasta hoy conocemos el ante proyecto, allí se establecen lineamientos claros respecto de los temas mencionados anteriormente. En el mismo se determina cómo se llevará a cabo la gestación por sustitución, cómo deberán ser realizadas las donaciones de gametos y quiénes estarán autorizados a llevar a cabo; asi como en qué casos se permitirá a las personas nacidas de estos gametos donados conocer a sus padres biológicos, etc.

Sin embargo queda un punto en discusión y es en torno al cual gira hoy el debate en el Congreso de la Nación: la cobertura de las técnicas. La mayoría de los proyectos de ley presentados en ambas cámaras, establecen la inclusión de dichas prácticas médicas en el Programa Médico Obligatorio (PMO).

El Programa Médico Obligatorio, tal como lo define en su página el Ministerio de Salud de la Nación, es un programa que establece una canasta básica de prestaciones a través de la cual los beneficiarios tienen derecho a recibir prestaciones médico asistenciales. La obra social debe brindar las prestaciones del Programa Médico Obligatorio (PMO) y otras coberturas obligatorias, sin carencias, preexistencias o exámenes de admisión.

Ahora bien, no caben dudas que las prestaciones que se incorporen en el PMO deben ser tratamientos médicos que respondan a una enfermedad; entonces, para que estas técnicas de Reproducción Humana Asistida sean incorporadas en el mismo, lo primero que se debe hacer es reconocer la infertilidad como enfermedad (tal como lo hace la Organización mundial de la Salud) y a partir de allí, incluir en el PMO, el tratamiento para las personas que padezcan esta enfermedad. De esta manera se delimita un universo al cual se le brindará el acceso a la cobertura de dichas técnicas.

Varias provincias han avanzado en el tema, Santa Cruz y Buenos Aires por ejemplo han manifestado que la infertilidad es una enfermedad y que debe ser cubierta para todos a través de sus sistemas de salud.

Actualmente está planteado el tema en ambas cámaras y la discusión se centra en cómo se van a incorporar estas técnicas al Programa Médico Obligatorio, cual va a ser el criterio para la aplicación de dichas técnicas y quienes van a ser las personas que puedan solicitar la cobertura.

El tema ya está instalado, lamentablemente al haber infinidad de parejas que esperan una normativa que los incluya y les otorgue nada menos que la posibilidad de tener hijos, muchos deben recurrir a la justicia para solicitar la cobertura del tratamiento. Por lo que habrá que esperar el debate en el Congreso de la Nación, ver cual es la intención de los distintos bloques políticos, para que finalmente se logre la sanción de una ley marco que atienda esta problemática y regule las distintas técnicas de reproducción.

Consultora EGES

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password