Desde la oposición porteña cuestionan el asueto de este martes

María Rachid y Alejandro Bodart fueron algunos de los legisladores que expresaron críticas por la decisión del Gobierno de la Ciudad de que no haya clases este martes por la mañana para ver la coronación del papa.

Muy crítica desde el principio hacia Jorge Bergoglio como nuevo papa, la legisladora porteña María Rachid no fue menos contemplativa con respecto a la decisión del Gobierno de la Ciudad por la que declara asueto escolar este martes en ocasión del acto de asunción de Francisco.

“Contrariamente a lo establecido por el artículo 24 de la Constitución de la Ciudad, según la cual ‘la Ciudad asume la responsabilidad indelegable de asegurar y financiar la educación pública, estatal laica y gratuita’, el Gobierno manifestó, mediante la norma dictada, su imposición del culto católico apostólico romano, fomentando el interés por un rito de éste entre niños, niñas y adolescentes, y quienes no profesan esta religión u otras”, declaró Rachid a través de un comunicado.

Las declaraciones de la legisladora Rachid concuerdan con la postura y el pedido emitidos por la Federación Argentina LGBT al Gobierno de la Ciudad para suspender el asueto de este martes y, en este mismo sentido, con lo comunicado por la Coalición Argentina por un Estado Laico y por la Asociación de Derechos Civiles.

Al respecto, la diputada Rachid sostuvo a través de un comunicado que “preocupa de sobremanera la violación expresa del principio constitucional de la educación laica y de las garantías federales de la libertad de culto y de conciencia. En lugar de suspender las actividades y arrastrar a los alumnos imponiéndole al conjunto un acto de una religión en particular, correspondería, en todo caso, que mañana se dedicara en las aulas a informar sobre este hecho trascendente enfocando en el significado del laicisimo, la libertad de culto y la no discriminación por motivos religiosos”. Y concluyó: “El Gobierno de la Ciudad debe mostrar respeto, no sólo por la diversidad religiosa sino también por lo que establece una ley jerárquicamente superior, y revisar esta medida transformándola en un ejercicio más constructivo y plural para todos y todas los/as alumnos/as”.

En el mismo sentido, el diputado Alejandro Bodart (MST en Proyecto Sur) expresó: “Respetamos el derecho a celebrar, pero este asueto obligatorio es un nuevo avance contra la laicidad del Estado y de la escuela pública. Además de los crecientes subsidios estatales a las escuelas religiosas, esta imposición vulnera el derecho a enseñar y aprender de miles de docentes y alumnos que no profesan esa religión”.

Bodart agregó que “Mauricio Macri y Esteban Bullrich ni siquiera evaluaron otras alternativas menos perjudiciales, como justificar la llegada tarde o incluso el ausente a quien pidiera permiso. ¿O acaso también van a dar asueto obligatorio cuando asuma alguna alta autoridad judía, islámica, evangélica o atea?”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password