Se reaviva la discusión por el sueldo de los diputados y hay malestar con el Frente Renovador

Presidencia firmaría en los próximos días la resolución para actualizar el monto de los gastos de representación, congelado desde 2011, aunque los legisladores que no quieran cobrar el incremento tendrían la opción de renunciar a él. Desde Cambiemos y el FpV-PJ cuestionan que el bloque de Sergio Massa no haya adherido al pedido a pesar de un acuerdo previo.

La Cámara de Diputados volvió a enfrascarse en la discusión por los sueldos de los legisladores y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, firmaría en los próximos días la resolución para hacer efectivo el incremento en los gastos de representación, el plus complementario a la dieta que no se actualiza desde 2011. Aunque Cambiemos y el Frente para la Victoria-PJ hicieron sentir por estas horas su malestar con el Frente Renovador de Sergio Massa, que no adhirió al pedido a pesar de haberse comprometido previamente.

El bloque massista, como también el GEN de Margarita Stolbizer y el Frente de Izquierda, no firmaron la nota en la que se solicitó el aumento. Pero el fastidio, dicen tanto en el oficialismo como en el kirchnerismo, es porque el Frente Renovador “avalaba” en la previa esa decisión conjunta. “¿Será que este año hay elecciones?”, se preguntó, irónico, un diputado kirchnerista. “Fueron de los primeros en decir que sí”, se quejaron también en Cambiemos ante parlamentario.com.

Fuentes de la conducción de la Cámara baja adelantaron la jugada que se vendría después de la firma de la resolución. “Pensamos mandar una nota a cada diputado para que dé su consentimiento sobre si quiere cobrar el aumento o no”, sugirieron fuera de micrófono. Hasta ahora, el único bloque que rechaza pública e insistentemente el “dietazo” es el Frente de Izquierda, que el año pasado quiso forzar el debate en el recinto, pero no tuvo éxito.

Los gastos de representación en la Cámara de Diputados hoy se ubican en 10 mil pesos, mientras que en el Senado -que siguió adelante con el aumento- ese monto es del doble. Además de este concepto, los legisladores cobran un porcentaje automático de la dieta por desarraigo -a partir de una distancia de 100 kilómetros-. En sí misma, la dieta está atada a las paritarias de los empleados legislativos, que este año se resolvieron por un 10%.

Otro de los temas que sobrevuela la discusión es el de los tramos aéreos. “Tenemos que sincerar el canje en base a lo que son las tarifas actuales”, reclaman desde el oficialismo. Es que el monto canjeable por un tramo aéreo es hoy de 670 pesos, y por un tramo terrestre, de 295 pesos, pero si el diputado decide utilizar esos tramos, la Cámara debe pagarlos al valor de mercado, y termina gastando “entre 60 mil y 80 mil pesos por mes”, según estimaciones de Presidencia.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password