Se aprobaron las leyes del Consejo de Malvinas y de la demarcación del límite de la plataforma argentina

Ambas iniciativas habían sido enviadas al Congreso por el Poder Ejecutivo. La Cámara de Diputados sancionó los proyectos con respaldo unánime, salvo por las abstenciones de la izquierda.

eduardo valdes sesion virtual 4 agosto 2020
Foto: HCDN

Luego de once horas de sesión, la Cámara de Diputados sancionó la ley de creación de un Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, y otra que establece la demarcación del límite exterior de la plataforma continental argentina, enviadas por el Gobierno.

La primera de las iniciativas se aprobó con 235 votos afirmativos, 0 negativos y dos abstenciones -de Nicolás Del Caño y Romina Del Plá (FIT)-; mientras que la segunda obtuvo 238 votos afirmativos, 0 negativos y dos abstenciones, también de los legisladores de la izquierda.

Miembro informante del oficialismo, Eduardo Valdés, titular de la Comisión de Relaciones Exteriores, destacó que la creación del Consejo “expone que para Argentina la única vía concebible” para “defender un espacio que nos corresponde a los 44 millones de argentinos y argentinas” es “la pacífica y diplomática”.

“La defensa de la soberanía, el interés nacional, el amor a nuestra patria y la lucha contra el colonialismo nos conducen a sostener una política exterior soberana”, afirmó y resaltó: “La cuestión Malvinas es una deuda de nuestra joven democracia y además reviste una vital importancia como valor económico en recursos naturales renovables y no renovables; resaltamos las actividades de transporte marítimo y fluvial, las tareas portuarias e industriales, el desarrollo del trabajo científico y tecnológico, los proyectos vinculados al turismo y la recreación, y las acciones de defensa y seguridad”.

El legislador del Frente de Todos ponderó que el presidente Alberto Fernández haya anunciado al asumir que “se trabajará de manera incansable para potenciar el legítimo e imprescriptible reclamo de soberanía”.

En tanto, el radical Facundo Suárez Lastra aseguró que “estamos frente a una ley muy importante”, en referencia a la iniciativa de demarcación, producto de un “esfuerzo que se hizo por más de 20 años por parte de una enorme cantidad de funcionarios de Cancillería”.

El porteño enfatizó que se trató de “una política muy consistente” y es “un logro significativo”. Por eso, lamentó que “hubiera sido bueno” darle un debate más amplio, con difusión, y no exprés. También, recordó que “los mejores logros de reivindicación de la soberanía sobre Malvinas se desarrollaron sobre la base de una política exterior clara y consistente, con una gran protagonismo del cuerpo diplomático argentino”.

Excombatiente de Malvinas, el diputado Aldo Leiva reclamó que la Cámara baja “está en deuda con la puesta en marcha del Observatorio Malvinas, que su última reunión fue el 6 de marzo de 2019 y yo particularmente vengo planteando que tenemos que ponerlo en marcha porque es un organismo importante”.

“Si hay algo que ha tenido nuestro presidente ha sido la coherencia, cuando el 10 de diciembre dijo que Malvinas es una política de Estado, que Malvinas es muy importante no para un gobierno, sino para todos los argentinos”, elogió el legislador del Frente de Todos.

El chaqueño remarcó que “debemos seguir en los foros internacionales con otras armas que tienen que ver con hacer los planteos políticos e institucionales”. “Finalmente quiero dirigirme a mis camaradas, a los que volvieron y a los que no volvieron, para decirles que mientras haya un argentino de buena voluntad, que enarbole nuestra bandera, que siga esa lucha, seguramente esa sangre derramada no será en vano”, completó.

A su turno, el fueguino Federico Frigerio reivindicó la figura del exgobernador de su provincia Ernesto Campos y señaló que “debemos fomentar la integración económica, cultural y humana con nuestros compatriotas isleños”. La Guerra de Malvinas “fue una decisión tomada por un gobierno de facto y tuvo dos consecuencias directas”, consideró el diputado del Pro.

En ese sentido, dijo que con ese conflicto “echamos por tierra todo el trabajo de integración llevado adelante por Campos y por muchos otros que colaboraron en este sentido; y también hizo que los británicos tomaran real dimensión del posicionamiento estratégico en el Atlántico Sur y decidieran invertir muchos recursos sobre nuestras Islas para relativizar el potencial evidente de conectarnos con nuestros ciudadanos isleños”.

Por Consenso Federal, la diputada Graciela Camaño valoró que “hace 20 años hay un equipo de argentinos que consolidados están trabajando en los océanos para definir la continentalidad, la bioceanidad de la República Argentina”.

“Se dijo que esto traerá grandes ventajas económicas; les aseguro que también traerá grandes ventajas científicas”, enfatizó y manifestó un “eterno agradecimiento al equipo que agrandó el mapa de la Argentina, a ese puñado de argentinos, científicos, abogados, que trabajaron incansablemente durante 20 años y que ampliaron un 35% los espacios marítimos del país”.

Exgobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone criticó a la gestión anterior por su actuación en esta materia. “Reivindicamos y queremos continuar reclamando nuestros legítimos derechos que durante años de manera continuada y sostenida hicieron los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner”, sostuvo.

Y ponderó que Alberto Fernández haya decidido “devolver a la cuestión Malvinas el lugar que se merece”, al tiempo que opinó que el Gobierno y el Parlamento tienen por delante la “tarea de procurar nuevos apoyos” en el reclamo.

En qué consisten las leyes

El Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes tendrá una composición con una duración de cinco años.

El mismo funcionará en el ámbito de la Presidencia de la Nación y estará integrado por el propio jefe de Estado; el canciller; el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur; el gobernador de Tierra del Fuego; un diputado y un senador por cada una de las tres fuerzas con mayor representación parlamentaria; dos especialistas en derecho internacional; tres representantes del sector académico y científico; y un excombatiente de Malvinas.

Su objetivo será contribuir a generar los consensos políticos y sociales necesarios para diseñar e implementar políticas de Estado que tengan por objeto efectivizar el ejercicio pleno de la soberanía sobre las Islas, como así también colaborar en la elaboración del sustento de la posición argentina en la disputa de soberanía en sus aspectos geográficos, ambientales, históricos, jurídicos y políticos.

El Consejo propondrá y llevará adelante además actividades de docencia e investigación que aporten conocimiento al pueblo argentino sobre la justicia del reclamo del ejercicio pleno de la soberanía, como así también impulsará estrategias que aporten al reconocimiento permanente de los excombatientes de Malvinas y caídos en combate y de sus familiares.

Por su parte, la otra ley tiene como objetivo proteger los derechos de soberanía sobre los recursos del lecho y subsuelo del mar argentino, y establece demarcar el límite exterior de la plataforma continental más allá de las 200 millas.

La norma apunta a incrementar la seguridad jurídica para el otorgamiento de concesiones que tengan como finalidad la exploración y explotación de hidrocarburos, minerales y especies sedentarias.

La demarcación del límite exterior de la plataforma continental argentina es el resultado del trabajo desarrollado durante varios gobiernos por la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA), que permitió que la Argentina realice ante la ONU la presentación completa.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password