Diputada alertó sobre el accionar de la jueza que dejó libre a presunto violador

Tras la decisión judicial de liberar a quien habría abusado sexualmente de la joven venezolana, la oficialista Jimena López señaló que “el riesgo procesal y el peligro de fuga no son elementos suficientes”.

La jueza Karina Zucconi benefició con la libertad bajo fianza a Irineo Garzón, el acusado de drogar y violar a una joven venezolana de 18 años en su local del barrio de Once. Luego de la apelación de la fiscal y la actitud de los querellantes, la magistrada dispuso el procesamiento del denunciado, que seguirá en libertad.

“El riesgo procesal y el peligro de fuga no son elementos suficientes para analizar situaciones concretas de abusos sexuales ultrajantes y sistemáticos”, expresó en ese marco la diputada nacional Jimena López. Y agregó que “los tribunales con perspectiva de género han tomado como herramienta de análisis perspectivas concretas y valoraciones correctas de las pruebas para considerar la libertad ambulatoria”.

“En ello, el riesgo debe considerar una noción más amplia que incluye la vida de las mujeres”, agregó.

La diputada del Frente de Todos sostuvo que “la lucha de los movimientos feministas en nuestro país ha generado múltiples conquistas en el aspecto normativo, en las políticas públicas y económicas y en el escenario sociocultural. El Poder Judicial no se encuentra apartado en sus funciones de este proceso y, aun ateniéndose a lo que netamente se espera de tal institución, bregar por el cumplimiento de las leyes incluye la finalidad de proteger eficazmente a las mujeres contra la violencia de género”.

“Esto no solo está reconocido por normativa internacional y la propia Constitución Nacional, sino que leyes como la Ley Micaela obligan la judicatura, incluido jueces, abogados, fiscales y defensores públicos a conocer los derechos de las mujeres y las obligaciones del Estado”, agregó.

La diputada Jimena López puntualizó que “independientemente de la carrera profesional y recorrido académico de jueces y juezas reconocidas a lo largo del país, una capacitación con perspectiva de género implica no solo un aprendizaje de las normas, sino el reconocimiento de la existencia de discriminación contra la mujer y las afectaciones que generan en éstas las ideas y valoraciones estereotipadas en lo que respecta al alcance y contenido de los derechos humanos”.

“El riesgo procesal y el peligro de fuga no son elementos suficientes para analizar situaciones concretas de abusos sexuales ultrajantes y sistemáticos, los tribunales con perspectiva de género han tomado como herramienta de análisis perspectivas concretas y valoraciones correctas de las pruebas para considerar la libertad ambulatoria; en ello el riesgo debe considerar una noción más amplia que incluye la vida de las mujeres”, concluyó López.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password