Algunos bancos de inversión especulan con un próximo acuerdo con el FMI

Hay entusiasmo en el gabinete económico por la mejora en la cotización de los bonos.

A pesar de que hace ya un año se reestructuró la deuda privada de Argentina y se sigue observando una elevada tasa de riesgo por encima de 1.500 puntos básicos, en el gabinete económico hay un gran entusiasmo por lo que viene ocurriendo en los mercados en los últimos días, donde se percibe un cambio de tendencia, con activos argentinos que se están revalorizando y que se interpreta como un espaldarazo a las políticas del Ejecutivo.

En ese sentido, fuentes de la cartera económica aseguraron a parlamentario.com que “entre los inversores se empieza a ver que los precios de los activos de nuestro país están muy bajos y hacia delante ven la oportunidad de invertir y tener más rentabilidad”.

“Además, hay algunos bancos muy importantes de Estados Unidos que están recomendando invertir en activos argentinos”, resaltó la misma fuente del Palacio de Hacienda.

En este caso, la referencia es a un informe que se conoció en Wall Street en estas últimas horas donde resalta el punto atractivo de los bajos precios de los bonos argentinos y su posible revalorización a la luz de un eventual acuerdo con el FMI que se concretaría a más tardar en el primer trimestre de 2022.

Pero también hay otro argumento que sostienen en el mercado acerca de esa mejora en los activos argentinos y tiene que ver con “el resultado desfavorable que en principio dan cuenta diversas encuestas acerca de las perspectivas electorales para el oficialismo”.

“Muchos en el mercado interpretan que al oficialismo no le va a ir bien en las elecciones. Que habrá un voto castigo y consideran que ese sería un hecho alentador para los bonos y la economía argentina, porque interpretan que un resultado adverso llevaría al Gobierno a realizar algunas correcciones del rumbo”, afirmó un importante broker bursátil local.

Sin embargo, esa postura es relativizada por otros operadores, quienes a la vez advirtieron que un acuerdo con el FMI “aún no está tan cerca de cerrarse”.

Por lo pronto, fuentes de Gobierno aseguraron que “aún persisten diferencias en cuanto al tratamiento fiscal y monetario” entre el gabinete económico y los técnicos del FMI.

Fuentes de Gobierno consultadas admitieron que “la proyección de la evolución del balance de las cuentas públicas es uno de los aspectos que sigue siendo motivo de evaluación entre los técnicos del equipo económico y del Fondo Monetario”.

La mayor dificultad está en el equilibrio fiscal que debería asegurar el país en un nuevo acuerdo, en este caso denominados Facilidades Extendidas, ya que el mismo será por 10 años y precisamente las diferencias se concentrarían en el período en el cual Argentina se comprometería a reducir sus desequilibrios.

El objetivo del Gobierno es estirar el plazo de conversión a la sustentabilidad fiscal y allí hay diferencias con los técnicos del FMI, ya que existen insistentes rumores que el organismo presiona para que Argentina alcance el equilibrio presupuestario en dos años.

Pero también hay un tema que en estas conversaciones con el FMI se ha planteado y aún no está resuelto, que el tema de la evaluación de la sustentabilidad y si se incluirá o no en la misma el balance del Banco Central.

Hasta ahora el FMI no incluía en sus evaluaciones el déficit cuasifiscal dentro de lo que se llama las evaluaciones sobre los programas de sustentabilidad, pero habría un cambio que concretaría el organismo a partir del próximo año.

Precisamente, se buscaría un mayor control sobre la política monetaria a través de las revisiones técnicas que realiza el organismo, lo cual también presenta un verdadero desafío para el Gobierno mirando un panorama de mediano y largo plazo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password