Corrientes es una de las provincias clave de las legislativas de este año

A pesar de tratarse de un distrito pequeño, el ganador de noviembre hará diferencia tanto en el Senado como en Diputados, donde los porotos se cuentan de a uno. La elección de este domingo le dio mayor visibilidad.

Almirón - Espínola, la fórmula que presenta el FdT en Corrientes para el Senado. Allí corre el riesgo de perder una banca.

Por José Di Mauro

No por previsible, dejó de ser impactante el resultado electoral registrado este domingo en la provincia de Corrientes. No es para menos un 76,76% de los votos como el alcanzado por la alianza ECO+Vamos Corrientes que postulaba al reelecto Gustavo Valdés y el senador nacional Pedro Braillard Poccard como vice.

Lo graficaba bien este lunes la diputada nacional radical Dolores Martínez, quien a través de un tuit recordó que en 2017 el gobernador correntino resultaba electo con el 54% de los votos, elevando este domingo ese porcentaje en 24 puntos.

Si bien el resultado de esta elección provincial puede ser reconocido como un revulsivo para las elecciones nacionales, tratándose esta de la última elección provincial previa a las PASO, los analistas de un lado y otro de la grieta sugieren ser cautos.

Esta fue una elección provincial y en las tres anteriores realizadas este año también se impusieron los oficialismos. Que es lo que suele suceder, por eso los gobiernos provinciales acostumbran a despegar sus comicios de las elecciones nacionales, de modo tal de evitar que el comicio local “se contamine” con lo nacional.

En efecto los oficialismos se impusieron este año de manera sucesiva en las provincias de Misiones, Jujuy y Salta. En todos los casos con gran ventaja, aunque en ninguno la diferencia fue tanta como en Corrientes. Pero esta última provincia fue la única donde se eligió gobernador, dato clave.

Desde el oficialismo nacional relativizaban este lunes el impacto de este resultado y, sobre todo, su proyección sobre los comicios de septiembre y fundamentalmente noviembre. “En Corrientes votan oficialismo, y así como en esta elección provincial se premió al gobierno local, a nivel nacional el voto irá para el Gobierno nacional”, concluyó la fuente consultada, apoyada para tal presagio en el resultado de 2019.

Vale eso como antecedente más reciente, pero convengamos que esa teoría no se cumplió entonces, pues en 2019 estaba Cambiemos en el Gobierno nacional, y el Frente de Todos se impuso con el 50,98% de los votos. ECO + Juntos por el Cambio logró entonces 44,01%.

La importancia sustancial de esta elección radica en que, a pesar de tratarse de una provincia pequeña, se definen cargos legislativos que hacen la diferencia. Esto es, Corrientes es una de las provincias donde se eligen senadores nacionales, y en cuanto a los diputados nacionales, son tres las bancas que deben ser cubiertas. Esto es, el ganador, en uno y otro rubro, sumará más que el derrotado, y en una competencia electoral como esta en la que las diferencias son tan exiguas, todo tiene una importancia superior.

El Frente de Todos tiene dos bancas por la provincia de Corrientes en el Senado y está en riesgo entonces de perder una. Está bien que en el Senado tiene gran mayoría el oficialismo, pero todo suma. Y en cuanto a los diputados, es Juntos por el Cambio el que arriesga, pues en 2017 se disputaban -como ahora- tres bancas y entonces Cambiemos se alzó con dos de ellas. Sofía Brambilla (Pro) y Estela Mercedes Regidor Belledone (UCR) son las diputadas correntinas cuyos mandatos vencen este año.

En 2017 el entonces oficialismo nacional logró 55,43% y Juntos Podemos Más apenas un 25,58. Pero convengamos que el peronismo fue dividido en esa elección; el Frente Renovador registró esa vez 14,84 puntos.

La atención que el oficialismo nacional le presta a esta elección queda clara con el gesto de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner -dueña de la lapicera en la confección de casi todas las listas, pero sobre todo las del Senado-, quien aceptó que Carlos “Camau” Espínola encabece la lista de candidatos para la Cámara alta. Pasa que el exmedallista olímpico siempre estuvo en la mira del kirchnerismo por haber sido uno de los que en 2017 bajó al recinto para aquella sesión -que se frustró por falta de quórum- en la que se buscaba autorizar al entonces juez federal Claudio Bonadio a allanar los domicilios de la expresidenta. El episodio es relativizado en el presente por los allegados al senador nacional, que también era mirado desde el kirchnerismo con recelo por considerar que si Mauricio Macri hubiera sido reelecto en 2019, Espínola era uno de los que Miguel Pichetto pensaba atraer al oficialismo en el Senado.

El excompañero de fórmula de Macri nunca dijo ni dirá nada al respecto, así que eso tampoco puede confirmarse esa presunción.

Pragmática al fin, lo cierto es que CFK bendijo finalmente la candidatura de Espínola al frente de la nómina para el Senado, secundada por la otra senadora actual del Frente de Todos por Corrientes, la camporista Ana Almirón. Frustrado candidato a gobernador en 2017, “Camau” sigue siendo el peronista que mejor mide y eso convenció a la vicepresidenta.

La fórmula Espínola – Almirón enfrentará a la conformada por dos radicales, Eduardo Vischi y Gabriela Valenzuela, la oferta de JxC para el Senado. “Peteco” Vischi es actualmente diputado provincial y entre 2015 y 2013 fue intendente de Paso de los Libres. Valenzuela reemplazó en el Senado provincial a Ricardo Colombi cuando este fue elegido gobernador.

Para diputados nacionales habrá interna en el Frente de Todos. Competirán, por la Alianza Celeste y Blanca 501 el actual diputado nacional Jorge Antonio Romero, que es acompañado por la camporista Marlén Gauna; por Unidos por Corrientes se postula el exsenador radical Eugenio “Nito” Artaza, junto a la concejal Soledad Pérez, y por Ganemos Corrientes compiten Gustavo Silva y Lilian Caruzo.

Juntos por el Cambio presenta las precandidaturas del diputado provincial radical Manuel Aguirre, secundado por la actual diputada nacional del Pro Sofía Brambilla.

La pregunta del millón que se hacen tanto en el Frente de Todos como en Juntos por el Cambio es cuánto esfuerzo pondrá el gobierno provincial ahora en esta elección nacional que tiene por delante. Algunos llegaron incluso a sugerir que el apoyo del gobernador Valdés podría ser “relativo”, habida cuenta del poco interés que podría tener en “levantar figuras del radicalismo que en el futuro le vayan a hacer sombra”. Esa especie fue rechazada este lunes desde el radicalismo, que se entusiasma con las buenas elecciones que han hecho sus gobiernos este año y que esperan completar en la provincia de Mendoza.

“Semejante elección posiciona a Valdés en el plano nacional, y pasa a ser así una figura a considerar para 2023”, señaló un dirigente del partido centenario para reafirmar que la excelente performance de este domingo deberá ser complementada con las elecciones nacionales de septiembre y noviembre.

El gobernador Valdés quedó muy bien posicionado en su partido tras su arrolladora victoria.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password