Duro golpe para el FdT: casi toda la oposición votó en contra del Presupuesto 2022 y fue rechazado

Aún sabiendo que no contaba con los votos, el oficialismo se sometió a un desgaste de más de 21 horas en un debate intenso. En una mañana frenética, la intervención de Máximo Kirchner provocó la ira de Juntos por el Cambio a acompañar la vuelta a comisión de la iniciativa.

El tablero marca el duro revés para el oficialismo. (Foto:HCDN)

Por Melisa Jofré

En el debut de la nueva conformación de la Cámara de Diputados, el oficialismo sufrió un duro golpe: casi toda la oposición votó en contra del Presupuesto 2022 y el proyecto fue rechazado por 132 votos negativos frente a 121 positivos y una abstención -del santacruceño Claudio Vidal (SER)-.

El Frente de Todos llegó a la sesión sabiendo que no contaba con las voluntades necesarias para su aprobación. Igualmente fue a “matar o morir” y en las negociaciones fracasó.

Sin embargo, cuando parecía abrirse una luz en el camino, la intervención del jefe de la bancada oficialista, Máximo Kirchner, detonó toda chance. Su discurso hizo estallar a Juntos por el Cambio, que hasta ese momento, tras deliberar más de una hora, se aprestaba a acompañar la vuelta a comisión de la iniciativa.

Los votos en contra fueron, como se anticipaba, de Juntos por el Cambio, el Interbloque Federal, el Frente de Izquierda, los cuatro diputados liberales y el riojano Felipe Álvarez, del bloque SER (su compañero se abstuvo).

Los únicos que acompañaron al Frente de Todos fueron los cinco legisladores del interbloque Provincias Unidas, integrado por dos rionegrinos, dos misioneros y un neuquino, representantes de oficialismos provinciales.

Hubo, además, dos ausencias: del porteño Álvaro González (Pro), de viaje; y de la santiagueña María Luisa Montoto (FdT).

Por más de 21 horas, el oficialismo se sometió a un desgaste y recién dio el brazo a torcer cuando la discusión se encaminaba al tramo final. El mensaje que llegó desde Casa Rosada alteró el curso de la reunión.

Fue a las 7.43, cuando tras darle la palabra a la diputada de la izquierda Myriam Bregman, el presidente del cuerpo, Sergio Massa, convocó al jefe de la UCR, Mario Negri, a que se acerque a la sala contigua al estrado. Allí estuvieron, además de Massa y Negri, Kirchner, Cristian Ritondo, el presidente del Pro, y Rodrigo de Loredo, conductor de Evolución.

Al volver al recinto los referentes de la bancada, la tropa opositora se comenzó a inquietar y los diputados se movieron de sus asientos. Entonces, el kirchnerista Rodolfo Tailhade comenzó a los gritos: “Vayan a hacer la reunión afuera”.

En ese momento, se aprestaba a hablar el oficialista Itaí Hagman, que era uno de los previamente anotados. Pero anteriormente se habían empezado a sumar más legisladores, claramente con el objetivo de alargar los tiempos.

De los más de 120 oradores anotados, los discursos del oficialismo comenzaron a endurecerse en el tramo final, con un tono que no habían tenido en general durante la sesión, que igualmente fue intensa y con negociaciones sucediéndose en el transcurso.

Sin poder iniciar su discurso Hagman, a las 8.11 habló Ritondo: “Solo para explicar, porque capaz hay parte de la bancada que no sabe. Tuvimos una propuesta, hemos estado dialogando con usted y con el presidente del bloque del Frente de Todos. Lo que estamos haciendo es consultar para tratar de avanzar en lo que podamos, entendiendo el pedido del presidente de la Nación y tratando de hablar con nuestro interbloque para poder colaborar“.

“No les estamos faltando el respeto”, aclaró el macrista, que señaló intentaban ponerse de acuerdo en “una respuesta en común”, pero sin “salir” del recinto para no dejar sin quórum la sesión. Finalmente sucedió que los legisladores sí tuvieron que trasladarse al Salón Delia Parodi para deliberar, en un cuarto intermedio que comenzó a las 8.14, y era por 10 minutos, pero se extendió por más de una hora. La oferta era la de volver el proyecto a comisión y pasar a un cuarto intermedio hasta el martes próximo.

Pasadas las 9, cuando los diputados de JxC fueron volviendo al recinto, la diputada de Identidad Bonaerense Graciela Camaño le reclamó a Massa por la demora: “Admiro su paciencia, presidente, pero, ¿vamos a resolver la Convención Radical de mañana? Pongamos en marcha la Cámara y definamos, pongamos un poco de cordura, empecemos a funcionar”.

Luego, el jefe del interbloque Provincias Unidas, Luis Di Giacomo, fue el encargado de hacer la moción para pedir la vuelta a comisión, lo que ya molestó a JxC. Así lo hizo saber el radical Miguel Bazze, luego que Cecilia Moreau, vicejefa del FdT, anunciara el apoyo a la moción del rionegrino.

Bazze tomó la palabra para recordar que más temprano -este jueves-, Negri había planteado un cuarto intermedio “para volver este proyecto a comisión y siguieron adelante con todo el debate. Durante mucho tiempo siguieron adelante con eso. Ahora otro bloque, ni siquiera el oficialismo, pide la vuelta a comisión, y encima nos están diciendo que ustedes son los que tienen paciencia”.

“¡No, somos nosotros los que tenemos paciencia! Estamos buscando la posibilidad de reformular esto, se lo dijimos todo el debate… ¡Este fue un esfuerzo nuestro, no del oficialismo!”, estalló indignado el bonaerense y, ya fuera de micrófono, se le escuchó soltar un “¡lo único que faltaba!”, más un “pelotudo” a alguien.

Seguidamente, el radical Julio Cobos señaló que “el estilo es que el presidente de la comisión se exprese y pida que el proyecto pase a comisión”. “No tengo ningún inconveniente en pedir que el proyecto pase a comisión, pero yo formo parte de un bloque y la diputada Moreau acompañó la moción”, respondió Carlos Heller, que igualmente terminó solicitando la vuelta a comisión del proyecto.

tablero rechazo diputados presupuesto 2022
El tablero desde el ángulo de la bancada Juntos por el Cambio. (Foto: HCDN)

Volvió a hablar Camaño para criticar que “hubo un oficialismo soberbio que entendió que quizás, con el transcurso de las horas, conseguiría doblegar la voluntad de alguien que vote”. Pero también cuestionó a “la interna que tiene el bloque de Cambiemos” para resolver “si son halcones o sin son palomas”. “El tema nos trasciende, el tema es mucho más importante que cualquiera de nosotros”, reflexionó.

“Nadie le quiere negar el Presupuesto al oficialismo, no se confundan”, continuó la legisladora, y remarcó que el oficialismo fue a la sesión sin el número, producto de la condición numérica en la que quedaron tras las elecciones. “Para acordar hay que bajarse del pedestal y valorar la opinión del otro”, les recomendó.

Ante las críticas de la diputada, el presidente de la Coalición Cívica, Juan Manuel López, respondió efusivo: “En Juntos por el Cambio hay unidad”. “Acá estamos todos juntos, con mucha responsabilidad. Se van a tener que acostumbrar a dialogar, es un trabajo, un aprendizaje. Acá tiene que haber un pase a comisión y muchos lo vamos a acompañar, pero tiene que haber cambios profundos”, manifestó.

Varias veces interrumpido cuando iba a hacer uso de la palabra, De Loredo intervino antes de que fuera a ser votada la moción del pase a comisión. Y su intervención encendió los ánimos del Frente de Todos. Es que consideró “cobarde” que el pedido formal del pase a comisión no lo hiciera directamente el oficialismo. “No sé qué pulseada juegan, no sé por qué creen que siempre redoblar es una forma de ocultar sus derrotas. Han perdido, ahora acostúmbrense a consensuar. Sé que para ustedes la política es conflicto, y para nosotros es consenso”, sostuvo.

El cordobés, que preside la UCR Evolución, reprochó que “nos trajeron hasta acá, aceleraron el auto hasta acá y cuando a 5 centímetros de la pared advierten que no pudieron doblegar la mayoría, hacen un planteo y tienen la cobardía de no presentarlo con todas las letras. Nosotros vamos a acompañar el pedido de pase a comisión que Carlos Heller pide, no el de otros que se avienen a prestar de buenos oficios lo que ustedes tiene que reclamarle a la democracia argentina”.

Pero la situación se descontroló cuando Máximo Kirchner intervino dirigiéndose con ironía a la principal oposición. Habló de la presencia de un exvicepresidente (Julio Cobos), una exgobernadora (María Eugenia Vidal), un exvicejefe de Gobierno (Diego Santilli) y un expresidente de la Cámara de Diputados (Emilio Monzó), y expresó: “Me llama poderosamente la atención el comportamiento que están teniendo ante una situación gravísima, cuando dejaron este país endeudado en 44 mil millones de dólares”.

“Yo los escuché, aprendan a escuchar… Aprendan a escuchar”, prosiguió ante los gritos de la bancada opositora. “Claro que leemos los resultados de las urnas y esta es una elección intermedia, la del ’19 definió quien gobernaba la Argentina”, recordó.

Después, el jefe del FdT ponderó que el presidente actual se comprometiera a mandar el acuerdo con el Fondo Monetario para su consideración en el Congreso, y que “ojalá la que hoy es oposición hubiera sido tan meticulosa en su mirada con el acuerdo con el Fondo… Quizá fue la cobardía de no poder mandar ese proyecto acá”.

Y dio por cerrada la situación así: “Votemos y terminemos el show, por favor”.

Fue entonces que Ritondo anunció la decisión de su bancada de no acompañar la moción para que el proyecto volviera a comisión. “Nos tenemos que respetar, diálogo es respeto al otro, entender cuando uno gana y pierde”, apuntó el presidente del Pro y lanzó que “en la Ciudad nunca el kirchnerismo nos votó un Presupuesto; en la provincia de Buenos Aires nunca el kirchnerismo nos votó un Presupuesto; y en la Nación nunca el kirchnerismo nos votó un Presupuesto. Cuando ganan, no dialogan… Y cuando pierden, tampoco”.

Por último, Negri habló para cerrar la posición del interbloque JxC, advirtiendo que “los errores se pagan y la responsabilidad hay que asumirla, y cuando uno tiene la responsabilidad de ser mayoría, hay cosas que no se puede dar el lujo de hacer. Si además tiene la responsabilidad de creer que tiene la mayoría para algo que tenía minoría, lo que tiene que tener es templanza, no calentura y agraviar, porque predispone de la manera que ha predispuesto después de 24 horas este debate”.

“Si a las 14 hubiesen dicho que sí, no hubiesen estado 24 horas generando violencia verbal en este recinto y hubiese sido una señal distinta a la sociedad, entonces inevitablemente -más allá de lo que yo pienso-, las respuestas deben ser a la altura de lo que se ha hecho. El pase a comisión lo tiene que votar el oficialismo y quienes lo acompañan; nosotros no vamos a acompañar”, concluyó.

Antes de la votación, se sumó Alejandro “Topo” Rodríguez: “Lamentamos muchísimo que no se haya comprendido nuestra posición y estamos realmente asombrados. La compañera Camaño fue muy clara. En esta circunstancias, el Interbloque Federal va a votar negativo“.

El bloque Frente de Todos durante la maratónica sesión. (Foto: HCDN)

La extensa sesión arrancó a las 13.15 del jueves -con el quórum justo de 129 diputados, cuando se esperaba que fuese más holgado- y se iniciaron la jura de nuevos diputados, homenajes, cuestiones de privilegio y apartamientos del reglamento.

Ya de entrada la oposición dio su primera demostración de fuerza al imponerse en una moción referida al proyecto para actualizar el mínimo no imponible del impuesto sobre los Bienes Personales, que tiene media sanción del Senado.

Desde el comienzo, se hizo presente el Congreso el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, en representación del Ejecutivo.

Pasadas las 16 de este jueves se pasó a un cuarto intermedio, solicitado por Negri, en el que los presidentes de bloques y autoridades de la Cámara baja estuvieron reunidos hasta las 17.30. Y la sesión se reanudó a las 18, con Heller como el primero de más de 120 oradores que se anotaron.

En ese encuentro realizado en el Salón Delia Parodi, no hubo acuerdo entre el oficialismo y la oposición. Según revelaron fuentes que participaron de la cumbre, el Gobierno había ofrecido rever el Presupuesto en junio de 2022, ya que aceptó que la inflación será superior a la estimada y habrá más ingresos vía recaudación (IVA).

Sin embargo, para Juntos por el Cambio esa propuesta no era suficiente. La principal bancada opositora reclamaba que se cambien los artículos que permitían al Poder Ejecutivo aumentar tributos, retenciones y prorrogar impuestos.

A pesar de que el proyecto ingresó a la Cámara baja hace tres meses, el Frente de Todos lo llevó a un tratamiento exprés de tres días y, tras dos rondas maratónicas de exposición de ministros -entre ellos Martín Guzmán-, anunció más de una veintena de cambios al texto original, a través de más de 50 artículos nuevos.

Ante la caída, se abre ahora la posibilidad de que el presidente Alberto Fernández prorrogue por decreto el Presupuesto 2021, ya que al ser rechazado el proyecto, recién puede tratarse nuevamente en el siguiente período ordinario. O que el Gobierno presente un nuevo Presupuesto…

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password