La reunión de JxC y el Gobierno se realizará el 17 o 18 de enero

Así lo confirmó el presidente del radicalismo, Gerardo Morales, que precisó que el encuentro será en el Congreso.

La tan mentada reunión del Gobierno con representantes de Juntos por el Cambio, en la que el ministro de Economía brindará a la principal oposición detalles del estado de la negociación por la deuda se realizará finalmente entre lunes y martes de la próxima semana, y participarán por parte gobernadores y jefes de bloques de la principal oposición.

Así lo confirmó este domingo el gobernador jujeño y presidente del radicalismo, Gerardo Morales, quien consideró indispensable para el país que se alcance un acuerdo con el organismo financiero internacional, advirtiendo que urgen los tiempos a partir del vencimiento que operará en marzo próximo.

El presidente del radicalismo fue el hombre con el que el Gobierno negoció la semana pasada para tratar de que los gobernadores de Juntos por el Cambio concurrieran a la reunión convocada en Casa Rosada, en la que Martín Guzmán explicó el estado de la negociación con el FMI. Fue el gobernador jujeño el que terminó alzando la voz desde la principal oposición para señalar que no podían dejar de concurrir a ese encuentro siendo el Gobierno propio el que había contraído la deuda.

En ese sentido el presidente del radicalismo ratificó esos dichos este domingo, en diálogo con Radio Mitre, remarcando que “todos somos responsables del tema de la deuda”, incluyendo en eso a peronistas, kirchneristas, radicales… “Hasta el Pro, aunque les moleste que lo diga”, remarcó.

“Está confirmada la reunión en el Congreso”, afirmó Morales, que agregó que la misma está siendo coordinada por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien está en estos días aislado por ser contacto estrecho de Covid.

Me parece que las fuerzas políticas de oposición y todos tenemos que escuchar. Y todos tenemos que bregar para que no haya default”.

Aclaró de todos modos que “la reunión del próximo lunes o martes no resuelve situaciones; el Congreso es el que después va a tratar el número fino de la propuesta, la carta de intención que hará el Gobierno para ser tratada en el Directorio del Fondo Monetario. Eso lo trata el Congreso, pero sí me parece que las fuerzas políticas de oposición y todos tenemos que escuchar. Y todos tenemos que bregar para que no haya default”.

Con todo, aclaró que “esto no va a pasar por nuestras manos, las de la oposición, esto pasa por las manos exclusivas del Gobierno, que es el que está gestionando el acuerdo con el Fondo Monetario”.

Morales insistió en que “está en manos del Gobierno nacional la negociación y yo creo que ya apremian los tiempos, y reitero, en un marco que para todo el país es importante no caer en default, porque sino, va a haber una situación que vamos a pagar todos los argentinos, va a haber una situación de estrépito”, y sugirió en ese sentido la posibilidad de volver a situaciones como la de 2001, o hiperinflación.

“Pueden ocurrir muchas situaciones graves para el conjunto del pueblo argentino, por eso me parece que el tema de la deuda es de alta política pública y que hay que tratar institucionalmente con seriedad”, agregó.

Consultado por Gonzalo Aziz sobre los ruidos internos que generó los últimos días su postura dialoguista, el gobernador señaló: “Imaginate, los halcones me pegan como para que tenga… Pero no me preocupa, porque estoy convencido de que la del diálogo en el tema de la deuda es la postura correcta”.

Acá hay gente que hace negocio con la grieta, de un lado y del otro…”.

“Acá hay gente que hace negocio con la grieta, de un lado y del otro… El kirchnerismo, por un lado, hace grandes negocios con la grieta; y un sector muy radicalizado de nuestro espacio también hace negocios con la grieta”, sostuvo, aclarando que se trata de “negocios políticos, no hablo de corrupción. Hacen negocios políticos y me parece que eso le hace muy mal al país. Yo creo que los extremos, por lo menos en algunos temas de alto voltaje institucional como es el de la deuda, yo estoy muy convencido que la posición es esta, que hay que ir al diálogo el día lunes o martes de la otra semana. Estoy convencido de que hay que hacer todo lo posible para que el país logre el acuerdo”.

Y admitió: “Hay algunos de nuestro espacio que piensan que cuanto peor mejor, que explote todo, pero me parece que la consigna de que explote todo termina perjudicando a la gente. Así que a mí no me preocupa lo que digan”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password