Por las tomas de colegios, los legisladores porteños se cruzaron en las redes

Los representantes de los distintos bloques opinaron respecto de esta situación, tan es así que mientras desde la oposición pidieron apoyar el reclamo estudiantil, desde el oficialismo insistió en que “el camino no son las tomas”.

FOTO: Urgente 24

Luego de que los estudiantes de 15 colegios de la Ciudad tomaran las instituciones para hacer oír sus reclamos, los legisladores porteños se cruzaron en las redes sociales por esta situación, es que mientras el oficialismo resaltó que “el camino no son las tomas”, desde la oposición pidieron apoyar los pedidos del alumnado.

Respecto de esta situación, el jefe del bloque Vamos Juntos (VJ), Diego García Vilas, aseveró que “hay sectores políticos que no conocen los límites” e insistió en que “la educación de los chicos nunca puede ser rehén de los intereses partidarios”.

En tanto el diputado de VJ y hombre de confianza de Patricia Bullrich, Juan Pablo Arenaza, aseguró que “los pibes se asustan porque dice que va tener que trabajar y llevarle café a gente mayor. En mi vida tengo muchas horas recorridas sirviendo café y acá sigo vivito y sin problemas psicológicos” e ironizó al señalar: “que raro que en la tierra de Axel Kicillof no hay ninguna toma de colegios. Seguro que los sándwiches vienen con más fetas de jamón”. Al mismo tiempo que apoyó la decisión del Gobierno porteño de responsabilizar a los tutores de los estudiantes por el cierre de las escuelas: “excelente medida, hay que avanzar más y cerrar los colegios a las 23 hs no puede quedar nadie adentro de las escuelas públicas. Déjense de joderle la vida a los chicos que quieren estudiar”, completó.

Mientras que la legisladora de Republicanos Unidos (RU) Marina Kienast se preguntó si es “¿política o educación? Acá fallamos los adultos, que no sabemos transmitir el valor del diálogo, el mérito y el esfuerzo a nuestros hijos. El camino no son las tomas de colegio”.

En la vereda opuesta el diputado del Frente de Todos (FdT) Manuel Socías cargó con dureza contra la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña. “Tengo una idea muy sencilla para Acuña: aproveche que es ministra y resuelva alguno de los problemas que motivan las tomas. Vergonzosa provocación de Acuña en su afán de llamar la atención. Recuerde que tiene una tarea: ser ministra de Educación”, expresó.

Mientras que Juan Manuel Valdés (FdT) aseveró que “el único diálogo que ejercen Horacio Rodríguez Larreta y sus ministros es con los encuestadores y asesores de marketing. Al resto sólo buscan sacarles plata o reprimirlos. Donde hay una crisis educativa, Larreta ve una oportunidad para sacarles plata a las familias. La recaudación no para”.

Sobre esa misma línea, la opositora Cecilia Segura (FdT) afirmó que “la dinámica de la interna entre Macri, Bullrich y Larreta los hace competir por posiciones cada vez más extremas. Lamentablemente, problemas que deberían ser resueltos con diálogo y gestión se convierten en escenas de campaña en las que se ataca a quien reclama” y consideró que un “ejemplo claro de ello son las amenazas y denuncias penales contra los alumnos que reclaman cosas tan elementales como mejoras edilicias o una alimentación adecuada (párrafo aparte, a pesar de múltiples denuncias se renovó el contrato de todas las empresas)”.

“Larreta debería aprender que los votos que se vuelcan a la extrema derecha van a elegir al original, y no a la copia. La ministra de Educación, Soledad Acuña, debería recibir a las y los estudiantes porteños y escuchar sus reclamos y trabajar en resolverlos”, completó.

A la vez que María Bielli (FdT) opinó que “de mandar a la policía a la casa de estudiantes secundarios no se vuelve ministra. Atrás del humo del show de Acuña hay escuelas que necesitan atención. Viandas que sean comibles, para empezar a hablar” y que Lucía Cámpora (FdT) remarcó que “cuando decimos que la Policía de la Ciudad es política también hablamos de esto. De que Larreta y Acuña la usen para amedrentar a madres/padres de militantes secundarios. Qué distinta sería esta Ciudad si el Gobierno usara su tiempo y recursos en, por ejemplo, mejorar las viandas escolares y las condiciones edilicias, como piden los pibes”.

Asimismo el legislador Matías Barroetaveña (FdT) argumentó que “los estudiantes del Mariano Acosta están realizando una toma del establecimiento exigiendo mejor alimentación escolar y el fin del trabajo sin salario impuesto por Acuña y Larreta con las prácticas laborales obligatorias” y manifestó su acompañamiento “a los reclamos legítimos de les estudiantes que solo piden que se cumplan sus derechos y exigimos que se de tratamiento en la Legislatura porteña al proyecto que presentamos con Ofelia Fernández para que las viandas dejen de ser un negocio y los chicos accedan a comida de calidad”.

En tanto la peronista Claudia Neira (FdT) señaló que “a los que cometen delitos, pasan meses sin que los llamen a declarar. Pero a la abuelita de un pibe que está tomando el colegio, que por ahí incluso vota a JxC, hoy una fiscal le mandó la Policía para notificarle una causa. No se resuelve así un conflicto” y que la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Victoria Montenegro (FdT), resaltó que “la Policía de la Ciudad presentándose esta noche en las casas de los/las estudiantes que protestan por mejoras en el sistema educativo es más que preocupante. Larreta cada día más autoritario. De armar causas contra estudiantes y sus madres/padres no se vuelve. El día que Soledad Acuña deje de ser ministra, no va a poder pisar una escuela”.

Mientras que María Magdalena Tiesso (FdT) advirtió que “para denunciar padres y perseguir a los pibes son los primeros. Hace años que faltan vacantes, que las escuelas se vienen abajo y que los pibes comen viandas podridas en los colegios, ¿para eso no hay ningún tipo de medida no Soledad Acuña? Paren con el show y gestionen”.

Por otro lado la diputada del FIT Amanda Martín afirmó: “abrazo al Acosta. Todo nuestro apoyo a la lucha estudiantil. Basta de persecución de Acuña” y consideró que es un “escándalo. Tenemos una ministra represora, que arma ‘listas’ y manda a la cana a las escuelas y a las casas de los estudiantes”.

Al mismo tiempo que Alejandrina Barry (FIT) recordó que “en 2020 ganamos un fallo para cambiar la calidad de la comida, presentamos proyectos para un refuerzo alimentario y terminar con la privatización de las empresas de comedores. Larreta y Acuña defienden las ganancias de estas empresas mandando la policía a les pibes” y que Gabriel Solano (FIT) concluyó señalando que “todos estamos con las pibas y pibes del Mariano Acosta. Larreta, ni represión ni persecución. Larreta, mandarle la policía a la casa de las pibas y pibes  es una clara persecución contra el movimiento estudiantil. Vamos a repudiar esta medida reaccionaria en la calle y en la Legislatura”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password