El discurso de Paula Penacca que desató la polémica

Fue cuando la diputada camporista comparó al Gobierno de Macri con el de De la Rúa y el derrumbe de 2001, hablando de “un modelo económico neoliberal que expulsó a la juventud”.

La autora del proyecto que dio origen al proyecto para expropiar el predio de Cromañón, Paula Penacca (Frente de Todos-CABA) cerró el debate. Arrancó con tono agradecido, destacando el papel de los familiares, que –dijo- “han construido todo ese dolor tan profundo de las pérdidas en lucha”

Aclaró que la suya no era una frase hecha, “porque tenemos como pueblo una tradición en ese sentido”, y comparó esa lucha con la de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. “En esa lucha han encontrado muchísimos obstáculos –afirmó-. Además, tuvieron la capacidad de construir consensos en esta Cámara y que este sea un proyecto transversal también nos hace mejor como representantes del pueblo”.

Hasta ahí, puro consenso. Pero ahí la emprendió contra “los medios hegemónicos”. Penacca afirmó que los familiares y víctimas “tuvieron que también plantarse frente a la estigmatización de los medios. Después de lo que sucedió, los grandes medios construyeron un montón de mentiras sobre lo que sucedió allí”.

Por el contrario, sostuvo que “lo que en realidad pasó allí fueron actos de amor, de arriesgar la vida propia”, mientras que desde los medios “se construyeron mentiras, como la de que había una guardería de bebés en los baños”.

“También contra eso lucharon, y con pocas armas: la de la solidaridad, la de la organización”, enfatizó, advirtiendo que “cuando la juventud se organiza y es solidaria, es transformadora, y a algunos no les interesa la transformación, sino el estatus quo”.

Luego la emprendió contra “un Estado cómplice”, y afirmó que ellos “se comprometieron y organizaron en algo más, por eso nos traen esta propuesta, porque también quieren hacer un aporte a la sociedad”.

Les agradeció a los familiares “que nos traigan este debate en este momento de nuestro país. ¿En qué momento sucedió la masacre de Cromañón? En una Argentina que estábamos empezando a tratar de levantar, después de otro hecho trágico para nuestro pueblo que fue diciembre de 2001. Un pueblo que estaba siendo hambreado, que estaba siendo ajustado. Un pueblo donde además específicamente la juventud sufría, donde no había ninguna propuesta, donde toda la propuesta era individualismo y desesperanza”.

“Una Argentina donde muchos jóvenes se refugiaban en el rock, que era un espacio donde se construían otras cosas distintas a las que nos marcaba el sistema. Yo soy de esa misma generación”, sostuvo, afirmando que el rock construía “otra cosa; solidaridad, comunidad, un espacio de pertenencia, la posibilidad de pensar que había un futuro posible en la Argentina”.

Comentó que todos los que tienen su edad tienen algún conocido que en esa época se tuvo que ir del país “a probar suerte, a buscar un futuro distinto. Y sí, allá, los diputados y diputadas que quieren sacar rédito de este debate me dicen: ‘como ahora’. Y yo les digo sí, por eso es importante que lo traigan ahora. Porque también esta es una Argentina que estamos teniendo que levantar”.

Y estamos teniendo que levantar esta Argentina porque igual que en el 2001 se impuso hace unos años un Gobierno que con un modelo económico neoliberal también expulsó a la juventud; también expulsó a los científicos y científicas de nuestro país… También impuso un modelo de país en el que no entramos todos y todas”, enfatizó, desencadenando la reacción airada de la principal oposición.

Entre gritos, Penacca insistió en que “podemos disentir”, y mientras Cecilia Moreau pedía silencio, la diputada camporista admitió la importancia de tener un debate que pudiera “acalorar o generar algunas diferencias, en la base de acuerdo común que tenemos en acompañar este  proyecto, pero también considero yo, y es una opinión, que hoy  a la juventud también se la convoca a la desesperanza”.

“Hoy también hay algunos y algunas que convocan a la juventud a desorganizarse, que plantean que la política y la organización social o popular no es el camino. También hay quienes convocan a la juventud a odiar, y yo creo que hay claramente en este ejemplo que los jóvenes sobrevivientes de Cromañón quieren dejar a generaciones futuras, además de la memoria futura, que quede claro que ese día en Cromañón no hubo desesperanza, individualismo… Hubo amor y hubo solidaridad, y hoy tenemos la oportunidad de que esa frase que muy bien han acuñado los sobrevivientes de Cromañón, la hagamos efectiva: de que Cromañón nos pasó a todos”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password