Según Rosatti “no hay nada nuevo que inventar en la Constitución, todo está dicho” 

De esta forma el presidente de la Corte Suprema de la Nación, defendió categóricamente la reforma de la carta magna de 1994.

Enviado especial a Mar del Plata

En su participación en el 58º Coloquio de IDEA, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti, dejó en claro en su discurso que está en contra de una posible reforma de la Constitución Nacional. Al respecto dijo que en la carta magna reformada en 1994 “no hay nada nuevo que inventar en la Constitución, todo está dicho”. 

El titular de la Corte Suprema manifestó que “la reforma del 94 fue el último acto estelar de la política argentina. Se hizo. Se puede hacer de nuevo. Muchos sectores cedieron para poder crecer. Cuando hablamos de eso no solo para crecer en la economía sino también en la institucionalidad. Mientras tanto, hay que aferrarse a la Constitución. no hay nada nuevo que inventar en la Constitución, todo está dicho”. 

Y continúo señalando que “la Constitución no prevé la lucha de clases sino la complementación. Si alguien quiere un modelo diferente tiene que producir la revolución y ganarla o reformar la Constitución, que se necesitan las dos terceras partes de cada Cámara”. 

Además, en otros elogios al texto del 94, el juez resaltó que “habla de productividad, prevé una economía profundamente productiva, habla de crecimiento con justicia social, de defensa del valor de la moneda”. Sobre este punto, advirtió: “Si queremos defender el valor de la moneda es importante el tema de la emisión monetaria. A mayor oferta se devalúa el valor”. 

“Habla de la profesionalización de los trabajadores. Estas referencias pueden parecer obvias. Se habla de reformar muchas veces, hay que decir que está todo dicho y escucho. Lo que falta es cumplirlo y vocación para cumplirlo”, sentenció. 

Asimismo, pidió “hacer el esfuerzo para que la gente comprenda lo importante que es mejorar la calidad institucional”, y aclaró: “Esto significa no cambiar las normas todo el tiempo, que sepamos a qué atenernos”. 

Haciendo especial hincapié en la importancia de la calidad institucional, Rosatti aseguró: “Es un presupuesto, no una consecuencia de la calidad de vida. Son las bases de la institucionalidad lo que va a permitir las reglas claras para el crecimiento económico, no al revés”. 

Y continuó: “Lo de la calidad institucional parece algo etéreo, inasible, versus la calidad de vida, que parece algo cotidiano, pragmático. En tanto, mientras intentamos llegar a ese crecimiento institucional hay que aferrarse a la Constitución”. 

En este punto, el magistrado puso al narcotráfico como “un factor de riesgo que amenaza la calidad institucional”, y dijo que este flagelo “corre los cimientos de la institucionalidad. “Busca corromper a la policía, la justicia y el periodismo”, afirmó. 

“Quiero rendir tributo a la policía, los jueces y los periodistas que combaten el narcotráfico en distintos lugares del país. Probablemente en algunos sectores no se advierta esta situación. Soy de Santa Fe y veo lo que está pasando ahí. Por eso la denuncia y la persecución se convirtió en una tarea casi heroica”, completó Rosatti. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password