“La Iglesia ha consolidado la ideología del ‘pobrismo’”

Para Miguel Pichetto, se trata de “una ideología nefasta para el país”. Dice que la Iglesia “jugó muy fuerte” con el Frente de Todos en la campaña y entonces “que se banquen el debate” del aborto ahora.

Por José Di Mauro y Oscar Benini

– Vuelve el tema del aborto, que ahora manda el Gobierno de Alberto Fernández, luego de que el de Macri promoviera el debate hace dos años y fracasara su aprobación.

– Ese Gobierno no mandó el proyecto, lo que hizo el presidente Macri fue dejar girar el debate, y creo que ese es un tema de salud pública. Yo creo en las creencias, en la religión… pero en realidad la Iglesia argentina se mete mucho en los temas del Estado. También se mete en la economía… Y ha consolidado la ideología del “pobrismo”, que es una ideología nefasta para el país, en donde ser pobre es bueno y en donde cuanto más pobres haya mejor, porque van a ir todos al cielo… Es una cosa increíble. Cuando hay que alentar la producción, el trabajo, el empleo, y hay que salir de los planes, que condenan al país al fracaso… Bueno, esta Iglesia de los curitas villeros, también se lo tiene, yo diría, se lo tiene merecido este debate, porque ellos jugaron muy fuerte con el Frente de Todos. Los principales obispos de la Argentina hicieron campaña para Fernández-Fernández; los curas villeros, todos jugaron el jueguito este del Frente de Todos. Entonces que se banquen el debate. Ustedes saben lo que yo pienso de ese tema; ahora también sabe en que yo nunca presenté un proyecto sobre el aborto. Ahora, si lo ponen arriba de la mesa, yo tengo una visión y la sostuve en su momento cuando se tuvo que votar. Lo que creo también es que este tema, en la situación que está la Argentina, va a generar apasionamiento, y seguramente también mucha división.

– ¿Por qué el Gobierno prioriza este tema?

– Es un elemento que va a apasionar a la sociedad nuevamente y la va a meter en un tema que va a ser de debate ciudadano; puede ayudar a ocultar otros problemas, pero los problemas van a seguir estando ahí. El problema de la Argentina es cómo crecemos; el problema de la Argentina es que se requiere un gran acuerdo nacional para que los sectores políticos, empresarios, trabajadores, hagamos reformas estructurales; para que alentemos el trabajo pyme; para que la Ley de Contrato de Trabajo tenga reformas para alentar el empleo, hay un montón de temas: la seguridad, la lucha contra el narcotráfico, la política migratoria… Argentina no puede seguir siendo el  país que reciba a millones de personas pobres, de pobreza extrema, y que se vayan a poner todos en el conurbano.

– Usted siempre dice que Argentina hizo el ajuste social de Bolivia y el ajuste delictivo de Perú…

– Yo digo que fuimos el ajuste social de muchos países latinoamericanos. Lógicamente, como Argentina todavía sigue siendo un país importante en el contexto latinoamericano, porque tiene salud pública, educación, planes, AUH, porque ayuda a la niñez, hay muchos latinoamericanos que han venido a la Argentina y están viviendo en el conurbano: peruanos, bolivianos, paraguayos… Nos hemos hecho cargo de una estructura de pobreza estructural de esos países y las hemos consolidado en el espacio urbano más altamente poblado, como es el conurbano bonaerense. Y nosotros tenemos que responder por todo eso. No estoy diciendo que no se pueda abrir el país a la inmigración; lo que estoy diciendo es que debería haber habido una política distinta de regulación migratoria. Cuando hagamos el censo, nos vamos a dar cuenta de que esa cantidad de gente supera los 8 millones. Argentina se tiene que hacer cargo de esto, pero a eso le sumás la gente que viene al país a delinquir, con normas flexibles y sin expulsión, porque ahora nulificaron el decreto de expulsión.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password