“Hay una caída de la recaudación en toda la línea del Estado”, reconoció el senador Kueider

Para el senador nacional entrerriano, la situación pone a la provincia “en una situación delicada”. Respecto de la deuda, relativizó un eventual fracaso en las negociaciones con los bonistas, porque “estamos en default hace rato”.

El senador nacional Edgardo Kueider (Frente de Todos – Entre Ríos) celebró que el Senado haya vuelto a funcionar en forma virtual, porque “era algo que estábamos reclamando nosotros mismos, porque estaba muy compleja la situación del coronavirus y a muchos senadores trasladarse a Buenos Aires se les hacía muy difícil con ese riesgo”.

“La tecnología funcionó, el sistema que implementó el Senado funcionó perfecto”, destacó el senador entrerriano al analizar la puesta en funcionamiento de las sesiones a distancia.

Entrevistado por Parlamentario TV, el senador Kueider reconoció que si la situación planteada por la pandemia se extiende, como todo indica que sucederá, el Senado “necesariamente va a tener que tratar otros temas no vinculados con el Covid-19”.

“A medida que vamos transitando la experiencia y la práctica en sí que dan las propias sesiones nos van a poner en condiciones de poder avanzar en mecanismos habituales usando esta metodología”, agregó el senador oficialista, que aventó los reparos que pueda despertar el sistema de votación: “Yo creo que ese no es un problema; el sistema funciona y con la práctica nos vamos a ir dando cuenta de que es más fácil de lo que parece”.

Kueider se mostró favorable al impuesto a las grandes fortunas que se analiza implementar desde el oficialismo. “En las especiales circunstancias que vive no solo la Argentina, sino todo el mundo a raíz del coronavirus, que nos ha puesto a todos los gobiernos, nacional y locales, en una condición muy compleja desde el punto de vista económico y financiero, afrontar la pandemia tiene un costo muy alto”, señaló.

Agregó que “sumado a eso que la actividad privada y la economía se ha paralizado casi en su totalidad en los últimos meses; hay una caída de la recaudación en toda la línea del Estado, y sin embargo el Estado sigue auxiliando a los distintos sectores. Independientemente de lo que ya de por sí conlleva el gasto vinculado a la cuestión sanitaria. Y la verdad que los recursos son escasos”.

En este marco, Kueider dijo estar de acuerdo con “este aporte de las grandes riquezas. No he visto el texto de la ley, pero hasta donde sé, es por única vez y afecta a personas que tienen un patrimonio enorme; se habla de 12.000 personas, es un sector de la sociedad a los que un aporte por única vez no los pone en riesgo, por lo tanto no veo por qué no avanzar en esa línea”.

Con relación a la renegociación de la deuda, aclaró que “al default no le tengo miedo”, por cuanto considera que “estamos en default hace rato. Desde el año pasado cuando usando un término nuevo, el default selectivo, no se pagaron algunos vencimientos, ahí entramos en default. Si bien era selectivo, no deja de ser default”.

“Y también estábamos en default desde el momento en que tomamos una deuda a la cual sabemos que no la podemos pagar -agregó-. Pero eso es mucho más grave cuando un gobernante toma una deuda tan grande sabiendo que no la puede pagar; habría que investigar desde el punto de vista legal cuáles son las responsabilidades, pero desde ese momento ya nos pusieron default. Eso es lo que hizo el Gobierno de Macri”.

Por otra parte admitió que como consecuencia de la cuarentena “la recaudación está por el piso, ha caído a niveles bajísimos”. No solo a nivel de los ingresos por impuestos provinciales: los recursos coparticipables también, señaló, para precisar luego que la magnitud de la caída, superior al 30%, “pone a la provincia en una situación delicada a la hora de afrontar no solamente las metas salariales, sino también lo que hace al sostenimiento del Estado”.

“El desafío tiene que ver con que a medida que se vaya movilizando un poco más la economía, cómo el Estado provincial genera una estrategia para ir acompañando a todos los sectores”, precisó el senador Kueider, que sugirió que “va a haber que trabajar mucho” para el día después de la pandemia. “El problema que tenemos, que no es menor, es que no tenemos una fecha (para la salida de la crisis). Sabemos cuándo esto empezó, pero no cuándo termina”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password