Por la pandemia, piden un protocolo para acompañar a personas con riesgo de muerte

La oficialista María Luisa González Estevarena (VJ) presentó en la Legislatura porteña un proyecto de declaración para que, a pesar del aislamiento obligatorio, las familias puedan acompañar de manera excepcional a sus familiares y brindar asistencia a quienes lo requieran.

FOTO: AP

En medio de un aislamiento social que ya se extendió por casi 150 días, la diputada de Vamos Juntos (VJ) María Luisa González Estevarena impulsó en la Legislatura de la Ciudad un proyecto de declaración para que el Gobierno establezca un protocolo que permita el acompañamiento excepcional de familiares a pacientes menores de edad, con discapacidades psíquicas, en situación de dependencia y/o que se encuentren frente al fallecimiento inminente, asegurando en este último caso la posibilidad de despedirse.

En los fundamentos de la medida, la oficialista explicó que a pesar de la pandemia del Covid 19, “para brindar una atención integral a los pacientes es de vital importancia garantizar el acompañamiento y contención espiritual y psicológica” e insistió en que “debemos repensar la situación por la cual se encuentran atravesando los pacientes terminales que hoy están internados en hospitales o instituciones”.

Al mismo tiempo consideró que “las medidas que prohíben las visitas a estos pacientes tengan o no Covid, deben respetar el principio de proporcionalidad, de manera que sean solo las indispensables, para conseguir evitar la propagación de la enfermedad, sin restringir derechos contemplados en la legislación nacional e internacional”.

“Si bien como consecuencia directa de la epidemia no está permitido el acompañamiento de familiares de paciente; no obstante, siempre bajo criterio clínico, existen determinados pacientes en los que estaría justificado el ejercicio del derecho al acompañamiento presencial. Entre ellos, debemos mencionar: personas en situación de dependencia, menores de edad, personas con discapacidad psíquica, fallecimiento inminente, otros supuestos que de forma excepcional y justificada se autorice”, explicó.

González Estevarena también indicó que “en todos los casos, el derecho de acompañamiento debería permitirse tomando las precauciones correspondientes, para evitar la expansión de la pandemia y posibilitar la prestación de la asistencia médica tanto al propio paciente como a terceros”.

Sobre esa misma línea, concluyó señalando que es necesario contar con protocolos que contemplen “el concepto de empatía toma toda su importancia, empatía que debe darse tanto con el paciente como con su familia” y que den una respuesta a las necesidades personales de acompañamiento en los pacientes ingresados a hospitales durante el aislamiento obligatorio; brinden contención psicológica al paciente y su familia desde el momento de su internación; den “un acompañamiento y preparación psicológica para los familiares de aquellos pacientes que evolucionan en forma negativa, preparándolos para despedirse de quien esté cursando el final de su vida”; y se creen circuitos adecuados y proporcionados de comunicación para los familiares de los pacientes que puedan estar en situación de riesgo inminente de vida.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password