A Lammens no se lo hacían…

Fue lo que deslizó el senador Oscar Castillo al hablar de la intencionalidad política de perjudicar a Horacio Rodríguez Larreta.

Promediando el debate sobre los fondos para la policía porteña, el diputado del Frente Cívico catamarqueño Oscar Castillo negó que lo que estaba discutiéndose fuera una disputa entre porteños y bonaerenses. “Esto se circunscribe a una disputa político entre el oficialismo y la oposición; va a ser un antecedente gravísimo si se convalida este  proyecto de ley”, señaló sobre el final de un discurso en el que al principio había señalado que “en los primeros meses ya veíamos la intencionalidad del Gobierno de recortar los fondos de la Ciudad de Buenos Aires”.

Y se preguntó: “¿Alguien cree honestamente en el recinto que si el jefe de Gobierno que asumió en diciembre, en vez de llamarse Horacio Rodríguez Larreta, sería Matías Lammens, o para agregarle más, Filmus, o si se apellidara Recalde, estaríamos tratando este proyecto acá, hoy? La respuesta es no. Es no. Porque la raíz política de esta decisión tiene un origen exclusivamente en la búsqueda de fastidiar, entorpecer, vulnerar, descomponer… Estoy diciendo sinónimos de la palabra más dura, que sería jod…”.

Ahí se interrumpió el audio del senador, que siguió en pantalla, hablando medio minuto sin que se lo pudiera escuchar. Pero ya había quedado claro para qué lado rumbeaba.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password