Sánchez propone pena de muerte para violadores y homicidas de niños

El diputado nacional del Pro consideró que “si vamos a contradecir los pactos internacionales a los cuales hemos adherido, entonces también podemos analizar la posibilidad de quitar la vida de personas que han producido gravísimos daños a niños”.

El diputado nacional Francisco Sánchez.

El diputado nacional por el Pro Francisco Sánchez reiteró su posición en contra de la legalización del aborto, previo al debate que se realizará este martes en la Cámara alta, y se refirió a su proyecto de ley que propone la pena de muerte para violadores y homicidas de menores de edad. 

En diálogo con Edición Calificada, el legislador neuquino vinculo el proyecto de su autoría con el debate del aborto legal: “Si vamos a renunciar de facto al Pacto de San José de Costa Rica para eliminar vidas humanas de niños por nacer y si vamos a contradecir nuestra propia legislación y los pactos internacionales a los cuales hemos adherido, entonces también podemos analizar la posibilidad de quitar la vida de personas que han producido gravísimos daños a niños pequeñitos que lamentablemente escuchamos muchos casos de violaciones seguida de muerte”. 

Aseveró que quienes aprueben este proyecto del aborto legal más que ser cómplices de un asesinato “son los que cometen el asesinato, que es peor”. 

Y agregó que el delito de violación y asesinato de niños es el delito más aberrante de todos: “Para mí esas personas pierden su condición de persona humana para convertirse en monstruos y la verdad que no creo que ninguno de nosotros quiera convivir con monstruos y darle a esos monstruos todos los beneficios que se le otorgan a personas a las cuales se considera, en principio, que tienen la posibilidad de reinsertarse”. 

Al ser consultado con respecto a la IVE sobre quién decide sobre la vida de los demás, Sánchez dijo: “En el proyecto del aborto que tiene media sanción es simplemente la voluntad de la madre, es decir hay una pena de muerte impulsada por el deseo de la madre de ser madre o no, ni siquiera interviene el padre, ni siquiera tiene derecho el médico a negarse, porque no hay objeción de conciencia, ni institucional ni comunitaria, es decir no participa nadie mas que la madre en su deseo de ser madre o no”. 

Sánchez explicó: “En cambio lo que propongo en mi proyecto es que se cumplan todas las garantías constitucionales del debido proceso. Yo no estoy diciendo de ejecutarlo en el momento a un monstruo que viola y mata a una criatura, estoy diciendo que se cumplan con todos los procesos y si es encontrado culpable esa persona pague con su vida por el daño que le provoco a esa criatura que es irreparable, como a su familia y a la comunidad”. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password