Vallejos reclamó una cuarentena de carácter general

“Hay que actuar antes de que sea demasiado tarde”, afirmó la legisladora kirchnerista, que suele expresar el pensamiento que impera en el Instituto Patria.

La diputada del Frente de Todos Fernanda Vallejos instó a adoptar disposiciones más severas para detener la segunda ola de contagios, complementadas por medidas económicas para los sectores sociales y productivos afectados. Y pidió que la circulación quede limitada a las actividades estrictamente necesarias. “Se trata de evitar una tragedia mayor y salvar todas las vidas cuya pérdida podamos evitar”, enfatizó.

Frente a la segunda ola de la pandemia y la incesante ocupación de camas de cuidados intensivos, la diputada Fernanda Vallejos abogó por medidas más estrictas para evitar mayores contagios y muertes. “Los datos de la realidad hablan por sí solos, tornando ocioso cualquier debate. Hay que actuar, antes de que sea demasiado tarde. Medidas de cuidado, restrictivas y estrictas, que impongan una cuarentena de carácter general, son imperiosas”, reclamó la legisladora.

Este viernes vence el DNU que estableció las medidas que rigen para frenar el acelerado ritmo de contagios. Desde que Alberto Fernández anunció la segunda ola, el 7 de abril, hasta hoy murieron 5.255 personas (total 62.087), se confirmaron 429.609 nuevos casos y la ocupación de camas de cuidados intensivos en el país subió del 58,1% al 67,7%, y en el AMBA -la zona más afectada- del 64,5% al 76,2%.

Otro dato de la segunda ola es que afecta con mayor virulencia que el año pasado a niños y adolescentes. Por caso, en la CABA, en el grupo de 0 a 19 años desde el 1º de marzo hasta mediados de abril hubo un aumento del 450% en los contagios, puntualizó María Rosa Bologna, jefa del Servicio de Control Epidemiológico e Infectología del Hospital Garrahan.

En este marco, Vallejos sostuvo que “la circulación debería quedar limitada a aquellas actividades que resulten estrictamente necesarias para la reproducción de la vida de la comunidad”. Y remarcó la necesidad de “extremar los protocolos y su control y cumplimiento en los ámbitos donde sea imprescindible mantener la presencialidad”.

Entre estas medidas, resaltó la virtualidad en la educación, el cierre de fronteras terrestres, excepto el transporte de mercancías e insumos indispensables, con la debida protocolización y exigencia de testeo para quienes entren o salgan, así como la suspensión de vuelos.

Su postura va en sintonía con las declaraciones del ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, quien enfatizó que la situación en el AMBA es “crítica”. “Necesitamos medidas drásticas, de 15 días por lo menos, con un cierre muy fuerte de la circulación de personas y, por lo tanto, del virus”, resaltó. Por su parte, el gobernador Axel Kicillof afirmó que “el número de contagios está creciendo a un nivel que satura la capacidad de respuesta de muchos hospitales públicos y privados”. Y pidió extremar los cuidados mientras avanza el plan de vacunación.

De la mano con disposiciones más rigurosas, Vallejos subrayó que resulta imperioso acompañarlas con “medidas económicas necesarias para garantizar el sostenimiento de los sectores sociales y productivos afectados en sus ingresos y nivel de actividad, durante el tiempo que deban sostenerse las medidas”.

Hace dos semanas, para sostener el apoyo del Estado a los sectores más afectados por la pandemia, la economista había planteado dar la discusión en torno a generar una “política redistributiva drástica en materia tributaria”, donde sean las corporaciones y las élites económicas quienes hagan un mayor esfuerzo.

En otro orden, la presidenta de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, Rosa Reina, afirmó este lunes que “el sistema de salud está tensionado, con instituciones que tienen el 100% de sus camas (de cuidados intensivos) ocupadas y otras que todavía tienen un margen de ocupación del 17 al 30”. Las advertencias de científicos y del sector privado de la salud también apuntaron en esa sintonía. “Si necesitás una cama ahora, tenés una cola de espera en el sistema privado”, alertó Claudio Belocopitt, presidente de la Unión Argentina de Salud (UAS).

“Se trata de evitar una tragedia mayor y salvar todas las vidas cuya pérdida podamos evitar. No hay costos -políticos, económicos ni de ninguna otra naturaleza- equiparables a la pérdida de vidas humanas”, concluyó Vallejos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password