Vallejos a favor de la intervención estatal en el mercado de la carne

“El Estado debe intervenir para armonizar intereses y proteger el crecimiento”, expresó la diputada en apoyo a la suspensión de la exportación de carne y reiteró la necesidad de aplicar retenciones y cupos.

Tras el anuncio del cese de comercialización de hacienda vacuna por parte de la Mesa de Enlace, la diputada del Frente de Todos Fernanda Vallejos resaltó la iniciativa del Gobierno para recomponer el consumo doméstico de carnes. Y recalcó subir tres puntos las retenciones al maíz y establecer cupos para bajar el precio y garantizar el abastecimiento interno del insumo de engorde del ganado, con el objetivo de “desacoplar” los precios internacionales de los que pagamos en las carnicerías argentinas.

La diputada nacional Fernanda Vallejos destacó la medida del Gobierno que suspendió por 30 días las exportaciones de carnes con el objetivo de combatir la inflación e impulsar el consumo interno, que cayó fuerte en los últimos meses. La legisladora a su vez reiteró la necesidad de instrumentar políticas para “desacoplar” el precio internacional de los productos primarios de exportación de los precios domésticos de los alimentos.

Para llevar a la práctica el “desacople”, Vallejos planteó aplicar retenciones y cupos que, en el caso de la carne, se podrían combinar con instrumentos de estímulo para incrementar la producción. Esto último, para satisfacer la mayor demanda de exportaciones pero asegurando el abastecimiento interno en un nivel no inferior a los 50 kg per cápita anual, considerando los niveles de 2020, ya de por sí más bajos que los niveles históricos que supo tener Argentina.

Asimismo, la presidenta de la Comisión de Finanzas remarcó la importancia del rol del Estado para “equilibrar el peso de las influencias”, ante la presión de los sectores que se ven beneficiados a pesar de los altos precios que pagan los argentinos por sus alimentos. Esta mañana, en rechazo a la nueva medida del gobierno, la Mesa de Enlace anunció un cese de comercialización por nueve días.

“El principal obstáculo a una moneda estable en países como la Argentina es que las clases que se benefician con la depreciación del peso, o, para el caso que estamos analizando, su equivalente: el alza del precio de las commodities agropecuarias, son mucho más influyentes que las clases que se perjudican. Por eso, es responsabilidad del Estado, entonces, equilibrar el peso de las influencias”, resaltó.

“Las exportaciones son la única fuente genuina de divisas pero el Estado debe intervenir para armonizar intereses y proteger el crecimiento, la producción y el trabajo. Y privilegiar el bienestar general por sobre los intereses sectoriales”, prosiguió la economista.

Este martes, el presidente Alberto Fernández no descartó la posibilidad de aplicar más medidas, como aumentar las retenciones o poner cupos a la exportación.

“Vemos cómo el precio de la carne crece mes a mes sin ningún justificativo, y lo más llamativo es que además baja la demanda, no es que el precio sube porque la demanda creció. Eso lo tenemos que corregir”, advirtió el mandatario a Radio 10.

El jefe de Estado también reconoció que “el tema de la carne se desmadró”, y ante esto cuestionó cómo inciden los precios internacionales de exportación en la mesa argentina. “Fue una gran tentación la aparición de China comprando carne porque pagan precios muy altos”, señaló, al explicar que el problema surgió cuando el gobierno de Macri impulsó una “total apertura al sector”.

“Es evidente que necesitamos desacoplar los precios que puede pagar China del que pagamos en nuestras carnicerías”, insistió Vallejos. El aumento de las exportaciones argentinas de carne bovina congelada entre 2011 – 2020 se explica casi en su totalidad por las compras chinas, que pasaron de 759 toneladas en 2012 a las 462 mil toneladas en 2020. Estas pasaron de representar el 1,6% del valor total exportado de este producto al 87,4% del total de las toneladas exportadas, precisó un informe de Proyecto Económico.

En tanto, en el fenómeno inflacionario que atraviesa Argentina tienen una mayor incidencia la suba de precios de los alimentos y, más aún, el de las carnes. En lo que va del año, el alza de Alimentos (18,7%) y de carnes y derivados (22,2%) fue superior al nivel general (17,6%).

En este marco, Vallejos alertó por el impacto social de esta situación, frente al avance de la pobreza en el país, de ahí la importancia de las medidas anunciadas por el gobierno. “La intervención del Estado responde a un imperativo moral elemental para cualquier sociedad: garantizar el acceso a los alimentos a todos los miembros de la comunidad, un derecho humano básico consagrado en nuestra Constitución”, concluyó.

El 14 de enero Vallejos había señalado la necesidad de “desacoplar precios internacionales de los precios de los alimentos domésticos”, debido a que “los precios internos son tensionados por la dinámica internacional, ya que los domésticos deben regirse por la capacidad de compra (en pesos) de los argentinos”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password