La Cámpora salió al cruce de la foto de Olivos desempolvando otra de una velada con el FMI

“La mejor defensa es un buen ataque”, establece la estrategia a la que echa mano la agrupación kirchnerista como reacción ante el escándalo, atacando de paso a la oposición.

Pocas voces desde el oficialismo salieron a ponerle el pecho los últimos días a la foto del festejo de cumpleaños de la primera dama en la residencia presidencial, en plena pandemia. Más allá de las explicaciones/disculpas presidenciales del viernes pasado, contadas figuras del Frente de Todos se manifestaron sobre un tema que generó fastidio en propios y extraños.

La Cámpora ensayó una reacción este fin de semana, y lo hizo a través de las redes sociales. El mismo espacio donde expresó días pasados su queja por la manera como el PJ nacional -que preside Alberto Fernández, dicho sea de paso- celebró el segundo aniversario del triunfo en las PASO: sin mostrar en la foto elegida a Cristina Fernández de Kirchner. Ahora La Cámpora optó por defender al presidente utilizando el recurso de “un buen ataque”. Pegándole a Mauricio Macri, como indica el manual kirchnerista/oficialista.

“Con la mitad de la indignación mediática de estos días aplicada a otras fotos nos hubiéramos ahorrado el endeudamiento de las próximas décadas”, tuiteó la agrupación que lidera Máximo Kirchner, posteando precisamente una imagen en la que se ve a la entonces titular del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde cenando en la residencia presidencial con el entonces primer mandatario y su ministro de Economía de entonces, Nicolás Dujovne, entre otros.

La elección de la foto tiene un valor especial, habida cuenta de que fue una de las pruebas que utilizó Reverso, el proyecto periodístico colaborativo que une a más de 100 medios para intensificar la lucha contra la desinformación durante la campaña electoral, y que lidera Chequeado.com. Ese espacio publicó el jueves pasado una serie de datos en la que explica cómo comprobó que la foto de la fiesta de cumpleaños de Fabiola Yáñez en Olivos es real. Entre ellos esa fotografía de la cena con Lagarde, citando como prueba las cortinas, los marcos de las ventanas y hasta las sillas, que coinciden. “Las lámparas también son muy similares”, acota el documento periodístico.

Más allá de que esa misma foto sirve como prueba para comprobar la veracidad de lo que el propio Alberto Fernández terminó reconociendo públicamente, para La Cámpora sirve sobre todo para ensayar un buen ataque contra la administración anterior.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password