Tras intensas negociaciones hubo acuerdo para garantizar la aprobación del acuerdo

En el marco de las reuniones entre oficialistas y opositores para acordar un texto que permita la media sanción se alcanzó un entendimiento que permitiría ir a la sesión con las garantías necesarias para que salga el proyecto.

Otra intensa jornada se vivió este miércoles en torno al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, pero finalmente se alcanzó un entendimiento entre las partes para garantizar la aprobación durante la sesión.

Mientras en el plenario de comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas de la Cámara baja el debate avanzaba con la intención final de suscribir el o los dictámenes, se sucedían las febriles reuniones con el objeto de arribar a un consenso que permitiera llegar a la sesión con la certeza de que el Gobierno tendrá los votos suficientes para aprobar el acuerdo. Y para ese objetivo está claro desde hace tiempo que el Frente de Todos necesita contar con apoyo de una (buena) parte de la oposición.

Así las cosas, la discusión giraba en torno al texto que envió el Poder Ejecutivo y los dos artículos que incomodaban a la oposición. No solo a Juntos por el Cambio, sino también al interbloque Federal, que pasadas las 14 organizó una conferencia de prensa en la que sus miembros dejaron clara su negativa a votar el programa económico dentro del proyecto de acuerdo con el FMI, en una postura similar a la que plantea Juntos por el Cambio, aunque con una propuesta propia.

Protagonista central de todas las negociaciones, pasado el mediodía el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, concurrió a la Casa Rosada para dialogar con el presidente Alberto Fernández. Según trascendió, el diputado le llevó al mandatario tres propuestas de la oposición y una “unificada” del Frente de Todos, que ya se mostraba dispuesto a modificar el texto del proyecto.

La Mesa Nacional de Juntos por el Cambio tenía previsto una reunión para las 17, por Zoom, para avanzar en la postura que llevarían sus diputados al recinto. Pero ante las novedades, el encuentro se postergó hasta las 21.

Las novedades las llevó el presidente de la Cámara baja, que al regresar de la Casa Rosada concurrió nada menos que al despacho del presidente del bloque radical, Mario Negri, acompañado por el jefe del bloque oficialista, Germán Martínez. Por Juntos por el Cambio participaron el jefe del bloque Pro, Cristian Ritondo, el titular del bloque CC-ARI, Juan Manuel López, y sus pares Ricardo Buryaile, Silvia Lospennato, Ricardo López Murphy, Lisandro Nieri, Julio Cobos, Alejandro Cacace, Claudio Poggi, Luciano Laspina y Gerardo Milman. Esa reunión a puertas cerradas pareció tener momentos álgidos, al punto tal de escucharse gritos entre los interlocutores desde fuera de las oficinas del cordobés. Sin embargo el diputado Buryaile le bajó el tono más tarde, cuando al ser consultado por el canal Diputados TV, aclaró que “éramos muchos y teníamos que alzar la voz para hacernos escuchar”.

La reunión se extendió hasta las 19, hora en la que salieron Massa y Martínez, quienes regresaron 15 minutos más tarde, ya con caras distendidas. El acuerdo estaba al caer.

Al reanudarse la reunión se había terminado de llegar a un acuerdo, en el que los dos artículos de la discordia se transformarán en uno solo, consensuado. Así se acordó que cada sector de Juntos por el Cambio recibiera el nuevo texto y diera su conformidad, mientras se establecía un cuarto intermedio de dos horas en el plenario de comisiones, que a su regreso debería firmar el dictamen correspondiente, ya con las correcciones acordadas.  

A su vez, Sergio Massa partió rumbo a la Casa de Gobierno para llevarle el nuevo texto al presidente de la Nación y darle detalles del entendimiento.

Pasadas las 21, el presidente del bloque radical, Mario Negri, transparentó el acuerdo al señalar en un tuit que “tras muchísimo esfuerzo, JxC logró convencer de que el default jamás podía ser una solución, que por ello es importante aprobar el financiamiento del FMI, pero también sacar de la ley enviada por el Gobierno cualquier aval a un programa económico. Somos oposición responsable”.

El cuarto intermedio se extendió más de lo previsto, al punto tal que pasadas las 22 un halo de incertidumbre alcanzó a los legisladores de Juntos por el Cambio, algunos de los cuales estaban dispuestos a retirarse ante la ausencia del presidente del plenario, Carlos Heller. Finalmente éste apareció y aclaró que la demora tenía que ver con la necesidad de corregir puntillosamente la redacción del articulado. Minutos después se reanudó la reunión y ahí el presidente del bloque oficialista, Germán Martínez leyó el proyecto, que tenía una modificación con respecto al texto original, pero no cambió los ánimos de quienes entendían que se había alcanzado “un buen acuerdo”.

Confirmada esta “fumata blanca”, está garantizada la aprobación del proyecto por un gran número de votos, más allá de la postura contraria de un puñado de diputados oficialistas. Una buena señal para llevar al Senado, donde el proyecto buscará la sanción definitiva.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password