El Gobierno elevó el mínimo no imponible de Ganancias a $280 mil

Así lo anunciaron en una conferencia de prensa realizada en la explanada de la Casa de Gobierno de la que participaron Martín Guzmán, Sergio Massa, Héctor Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano.

Al cabo de una reunión de la que tomaron parte Alberto Fernández, Martín Guzmán, Sergio Massa, Héctor Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano, el Gobierno anunció la decisión de elevar el piso para el pago del impuesto a las ganancias a 280.792 pesos, beneficio que entrará en vigencia a partir del 1° de junio y que deja exento gravar el aguinaldo. Cabe recordar que desde principios de año y hasta ahora tributan los sueldos brutos por encima de $225.937 mensuales.

Tras la reunión, que se inició en la Casa Rosada poco antes de las 12 del mediodía, salieron a conversar con la prensa Martín Guzmán, Sergio Massa y los tres integrantes de la conducción cegetista, Daer, Acuña y Pablo Moyano, aunque estos dos últimos no hicieron uso de la palabra.

La conferencia de prensa se inició pasadas las 13 y abrió el fuego el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien contó que antes de arrancar la presente gestión más de 2.100.000 trabajadores llegaron a tributar el impuesto a las Ganancias “en un contexto de caída del empleo” y crecimiento de la inflación.

“En el año 2021, con un trabajo muy importante del presidente de la Cámara, Sergio Massa, en el Congreso de la Nación y del Gobierno nacional, se pudo reformar y redefinir esta situación y se logró actualizar los topes a partir de los cuales se tributa este impuesto y se logró reducir en aproximadamente en 1.200.000 la cantidad de trabajadores que tributan este impuesto”, graficó el funcionario.

A continuación, Guzmán habló de las políticas que lleva adelante el Gobierno en busca de “defender los intereses de los trabajadores, mientras durante los cuatro años que nos precedieron hubo una caída de la producción, una caída del empleo y una caída del salario real, hoy se está verificando  un crecimiento de la producción, un crecimiento del empleo y una mejora del poder adquisitivo del salario, y nuestro gobierno seguirá firmemente trabajando para mejorar el bienestar de los trabajadores y las trabajadoras”.

Tras ello destacó que salvo dos gremios que aún no han concluido sus negociaciones se ha logrado un cierre de paritarias  que permitió un aumento de los salarios, y para evitar que se reduzcan los haberes, se está definiendo aumentar el tope de Ganancias de $225.000 a $280.792. “Esto implicará que 1.200.000 trabajadores menos que en 2019 tributen este impuesto”.

Guzmán concluyó afirmando que este es “un esquema de políticas económicas que transforma realidades de los trabajadores y trabajadoras para que la Argentina siga en la senda de la recuperación”.

En nombre de la CGT habló uno de sus cosecretarios generales, Héctor Daer, quien aseguró que “este es un paso más que comenzó hace un tiempito, cuando tomamos la decisión conjuntamente con el Ministerio de Economía, el de Trabajo y el de Desarrollo Productivo, de plantearle al Gobierno el adelantamiento de paritarias para que nuestros salarios vayan ganándole al proceso inflacionario. La recuperación del salario tiene que ser el objetivo que se mantenga permanentemente en el país para tener un círculo virtuoso con mayor trabajo y calidad de vida de los argentinos”.

Destacó luego que “esto es también consecuencia de las reuniones que

Se vinieron teniendo y la posición clara que viene teniendo el compañero Sergio Massa, que no es de ahora, y mantiene la idea firme de sostener la cantidad de trabajadores en un número y no que haya más trabajadores que tributen este tributo”.

Tras destacar el consenso alcanzado para “sostener la capacidad de compra del salario y que el salario le termine de ganar a la inflación”, concluyó reconociendo “el proceso que arrancó en el año 2019”, por el cual se redujo a menos de la mitad la cantidad de trabajadores que pagan este tributo.

Por último habló Sergio Massa, quien destacó la decisión del presidente Alberto Fernández de “ayudar al deseo que tenemos como Gobierno de que el ingreso se vaya recuperando paulatinamente después de casi 5 años de caída”. En ese sentido hizo hincapié en la decisión de adelantar las paritarias, que “trajo como impacto positivo el incremento de los sueldos de la mayoría de los trabajadores. El impacto en la mejora veremos que ha tenido un resultado concreto para tratar de recuperar lo que habían perdido los trabajadores frente a la inflación. Pero ese esfuerzo de trabajadores y empresarios, de alguna manera requiere de un esfuerzo adicional, el que como Estado tenemos que hacer para que lo que el trabajador gana en la paritaria no lo pierda frente al Estado a la hora de cobrar los impuestos”.

A continuación, Massa sostuvo que esta decisión permite no solamente mejorar el ingreso de miles de trabajadores argentinos, sino también mantener la idea de que “el esfuerzo del trabajador debe tener como resultado su salario y el salario no es ganancia, y nuestra actitud como Estado, como legisladores, tiene que propender a defender el poder de compra de los salarios”.

Resaltó la necesidad de subir el mínimo no imponible para “proteger el aguinaldo, para que no se lo coma el impuesto a las Ganancias, para que lo que de alguna manera representa la mejora en paritarias no se lo coma Ganancias”

Por último, el presidente de la Cámara baja hizo referencia a algunas cosas que había leído y escuchado en las últimas horas, donde estaban palabras como “presión, extorsión, apriete”, ante lo cual aclaró que “no se trata de que gana uno y otro: ganaron los trabajadores que van a pagar menos ganancias a partir del trabajo coordinado entre los que somos parte del Gobierno y tenemos la responsabilidad de darle respuestas a la gente”.

Tras ello se inició la ronda de preguntas, en las cuales Massa precisó que la decisión del presidente es que la semana que viene, cuando se terminen de cerrar las dos paritarias que faltan y quede consolidado el RIPTE, salga el decreto que incluye la exclusión del aguinaldo del pago del impuesto a las Ganancias.

Guzmán precisó que este beneficio quedará efectivo a partir del 1 de junio y que la medida no tiene impacto en las metas fiscales acordadas con el FMI, porque “estaba contemplado en los números”.

Consultado sobre un eventual rédito político buscado por él mismo en esta movida, Sergio Massa replicó que los que así hablan, no conocen la ley. La ley vigente establece que para el mes de septiembre se debían actualizar los topes. Pero la misma ley establece la facultad que tiene delegada el Ejecutivo, por la cual está tomando esta decisión, explicó.

Respecto de las cartas que se conocieron y que envió el 13 y el 26 de mayo al ministro de Economía, aclaró Massa que “no son una rareza. Intercambiamos habitualmente muchas propuestas que tienen resultados como el que tenemos hoy y otras que a lo mejor no tienen el impacto que tiene Ganancias, ni tampoco el impacto público porque son temas más específicos, de detalle”.

En relación a una pregunta sobre los monotributistas, adelantó Massa que el diputado Leandro Santoro está trabajando con la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont en el tema y que la semana próxima habrá novedades.

Sobre el final de la conferencia de prensa se le preguntó a Sergio Massa sobre la inquietud del gobierno norteamericano respecto de la posible ausencia del presidente Alberto Fernández de la Cumbre de las Américas, ante lo cual el presidente de la Cámara aclaró que eso no tenía nada que ver con lo que estaban anunciando y se habían comprometido a hablar. Pero admitió que a continuación había quedado con el presidente en volver a reunirse “para charlar sobre este tema. No quiero anticiparme porque primero quiero hablarlo con él”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password