Martínez: “A mí me parece que las cosas no van a ser iguales en Argentina después de lo que le pasó a Cristina”

El jefe del FdT valoró la respuesta institucional que se le dio a hecho, el cual remarcó “no es policial, es político”. Consideró que debería darse la discusión en torno a cómo poner fin a los discursos de odio.

En un tono pacificador, el jefe del Frente de Todos en Diputados, Germán Martínez, cerró la sesión de este sábado, durante la que se repudió el atentado contra la vicepresidenta y sostuvo: “A mí me parece que las cosas no van a ser iguales en Argentina después de lo que le pasó a Cristina (Kirchner)”.

El oficialista reconoció que esta no era “una sesión fácil” para ninguno de los miembros de su bloque. “Hubiéramos querido que lo que pasó el jueves a la noche nunca hubiera pasado. Pero pasó”, señaló y remarcó que “tiene una gravedad tan importante lo que le pasó a Cristina, nuestra vicepresidenta, dos veces presidenta” que “la respuesta institucional de uno de los poderes del Estado tenía que tener de mínima la misma proporción y dimensión de la gravedad de los acontecimientos”.

El santafesino agradeció entonces a “todos los que contribuyeron para que la Cámara de Diputados pueda manifestarse hoy con la contundencia que se manifestó”. “La importancia de los que hoy estamos acá es tal que nosotros tenemos que reivindicar”, dijo.

Para el legislador, “es importante que lo estemos haciendo muy conscientes de lo que pasó” porque “no estamos en presencia de un hecho policial, estamos en presencia de un hecho político”, resaltó.

Al mencionar el consenso alcanzado, en el que el Frente de Todos cedió retirar los términos “violencia política” y “discursos de odio” del proyecto, Martínez abogó por que “ojalá se pueda abrir un debate profundo sobre muchas de las cosas que pasaron”. En ese sentido, habló de tener “un marco legislativo, institucional, distinto para que esto no pase nunca más”.  

“Nosotros no le tenemos que tener miedo al debate político en el recinto, incluso al discurso político. ¿Qué ámbito más propicio para expresarnos tenemos?”, sostuvo y argumentó que “no hubiera sido lo mismo un comunicado, una foto en una escalera, una mención en redes sociales. Estamos en el lugar que tenemos que estar, en este recinto, diciendo lo que tenemos que decir”.

Martínez apuntó que el término “los discursos de odio” se terminó sacando del texto, pero en definitiva “terminó atravesando el debate”. “Nos tenemos que hacer cargo de eso, porque las cosas no suceden por que sí”, insistió y opinó que “los discursos de odio” está “potenciados en este tiempo” pero vienen desde hace “más de 200 años en Argentina”, ya que incluso los sufrieron Hipólito Yrigoyen y Juan Domingo Perón.

“¿Alguien tiene duda de que hoy hay discursos de odio contra Cristina Kirchner?”, se preguntó y continuó: “No somos nosotros, el mundo discute los discursos de odio e incluso en algunos países hubo legislaciones concretas”.

En su discurso, el presidente de la bancada oficialista defendió la decisión del Gobierno de decretar un feriado nacional ante la “enorme conmoción que tiene el pueblo argentino”. “Para mí fue un hecho fundamental para que los argentinos entiendan qué era lo que estaba pasando, cuál era la trascendencia de lo que estaba pasando”, expresó.

El santafesino reflexionó que hay que “ser muy claros, muy contundentes; no nos tenemos que dejar llevar por aquellos que quieren mezclar todo. Nosotros estamos acá dando la respuesta institucional que los hechos demandan”.

Hacia el final, Martínez manifestó la intención de su bloque de “abrazar profundamente a nuestra compañera Cristina, abrazar profundamente a nuestro compañero Máximo”, y concluyó con una frase la vice: “El amor siempre vence al odio”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password