Taiana dijo que la “prioridad” de su cartera es “la modernización, reequipamiento y redespliegue” de las FF.AA.

Ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, el ministro de Defensa habló de distintos objetivos, entre ellos el de aumentar los miembros del Ejército Argentino y fortalecer la presencia en los espacios marítimos y el sur.

Foto: HCDN

En el arranque de una nueva jornada de debate del Presupuesto 2023, el ministro de Defensa, Jorge Taiana, abrió la reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados de este miércoles. 

En su exposición, el funcionario señaló que el plan de gastos y recursos prevé para el próximo año un total de 160 mil millones de pesos para el FONDEF (Fondo Nacional de la Defensa). 

“El presupuesto proyectado nos va a permitir cumplir con los objetivos propuestos por el Ministerio para avanzar en la instrumentación que surge de la directiva de política de defensa nacional”, sostuvo y explicó que los “puntos fundamentales para una estrategia de defensa”, que allí se prevén, apuntan a que “la Argentina tiene una estrategia defensiva, cooperativa y autónoma”. 

Sobre ello, agregó que “Argentina, que es el octavo país en territorio en el mundo, tiene que tener fuerzas armadas y tienen que estar en condiciones de garantizar la integridad territorial, la vida de los argentinos, la justicia de nuestra sociedad frente a una agresión externa, la libertad y las riquezas del país”. 

El ministro destacó que se ha puesto en marcha “un ciclo de planeamiento que no se hacía desde 2011”. “Los recursos siempre son escasos y la utilización de los mismos tiene que tener un sustento basado en una estrategia, de lo contrario desperdigamos esfuerzos”, resaltó. 

Sobre las prioridades de la gestión, Taiana afirmó que se busca “la modernización, el reequipamiento y redespliegue de las FF.AA”, las cuales “han tenido a lo largo de años una situación de mal equipamiento, de desgaste del material”. 

“Si tomamos los últimos 40 años y vamos a Malvinas, se ve ahí un decaimiento de los materiales, los medios e incluso el personal”, ejemplificó. 

Desde un “aspecto geográfico”, el funcionario dijo: “Queremos que las FF.AA. vuelvan a tener un despliegue nacional más alto”. “El Ejército va a volver a tener presencia en Catamarca, que hoy no hay ninguna; y en Tierra del Fuego, en Tolhuin”, informó.  

También, el titular de la cartera de Defensa aseguró que se tiene por objetivo un “aumento del número de los miembros del Ejército”, el cual “tiene menos de 50 mil personas y tiene 20 mil soldados voluntarios”. La idea es “aumentar ese número -de soldados voluntarios- a 30 mil a lo largo de este año”, continuó, para explicar luego que “el tamaño de la Argentina, su mar y el carácter bioceánico” que posee, requiere de que “tengamos fuerzas armadas con un número suficiente para desplegarse”. 

“No están completos los regimientos”, advirtió e insistió: “Necesitamos tener un número mejor y más efectivo de soldados voluntarios. Esto va acompañado de un plan de educación”. 

Por otra parte, Taiana expresó que se trabaja en “la incorporación y búsqueda de mayor participación de mujeres”, ya que “la igualdad de género está lejos de las FF.AA.”. No obstante, ponderó la “importancia de la feminización y creciente participación de las mujeres”, y reveló que este año, en el Colegio Militar de la Nación, “de 1.070 que comenzaron el año, 270 eran mujeres, más del 25%”. De modo que la incorporación de mujeres, “crece, es permanente, van ocupando las distintas áreas”, y aunque “es un proceso que tiene dificultades, se está avanzando bien”. 

En otro tramo de su presentación, el ministro se refirió al objetivo de tener “mayor presencia y control sobre los espacios marítimos y nuestro sur” ya que “ Argentina, como país bicontinental, busca tener una mayor presencia en Antártida”. Así, se aspira a “tener una base naval integrada en Ushuaia para que sea un lugar de proyección y preparación”, al tiempo de recuperar la base Petrel, que “se quemó en 1977 y desde ese año hasta este nunca se la arregló”. “Vamos a fortalecer Petrel”, prometió, de modo que sea “la base más importante del país” con “una pista de aterrizaje y un muelle”. “Va a ser la gran entrada argentina”, abogó. 

“Hemos vuelto a poner un radar en Río Grande, lo que nos ha permitido tener control aéreo en parte de la zona marítima y terrestre”, destacó luego, al tiempo que se mostró a favor de “la licitación y construcción del canal Magdalena, que es lo que le daría a la Argentina una vía propia de comunicación ágil, económica”. 

Además, informó que se “ha aumentado el control y la vigilancia marítima” ya que “a comienzos de este año comenzó a funcionar el Comando Conjunto Marítimo” y “por primera vez en muchos años no tenemos registro alguno de que alguien haya podido violar las 200 millas y entrar”. “Esos barcos que todos vemos en las fotos están en la 201”, añadió. 

Entre otros puntos, mencionó que se proyecta la instalación de radares en Corrientes, Santa Fe y Entre Ríos, “y algún radar más en el sur”; volver a abrir una base aérea en Río Gallegos; y que se necesita recuperar la capacidad submarina. 

La cuestión salarial de las FF.AA.

Al momento de las preguntas, el diputado Martín Tetaz (Evolución Radical) consultó al ministro sobre “cuál va a ser el proceso de convergencia” salarial y “en qué meses de 2023 las FF.AA. y las fuerzas de seguridad van a percibir el mismo salario”. 

En el mismo sentido, el diputado Alberto Asseff (Pro) señaló que ya “no es un tema de comparar” a las FF.AA. “con las fuerzas de seguridad nacionales o provinciales”, sino “con el promedio de sueldo de la administración pública”. “Hay una desjerarquización funcional del personal superior y todo el resto del escalafón. Se está alentando la fuga de las FF.AA.”, alertó el presidente de la Comisión de Defensa Nacional. 

Taiana contestó que “lo que brinda el FONDEF es el horizonte profesional”, pero “no hay en ningún Presupuesto pauta salarial”, sino que “lo que hay” en el mensaje del Ejecutivo es “un compromiso que dice que se va a equiparar a lo largo del año que viene. Lo más probable es que se haga en cuatro trimestres”. “No puede estar con números, porque si no no hay paritarias. Nunca en el Presupuesto están los salarios”, se justificó. 

Foto: HCDN

Los casos Chirino y Verón

La diputada Romina Del Plá (FIT-PO) consultó al funcionario sobre “qué medidas van a tomar, concretas, para evitar lo que ha ocurrido este año no una sino dos veces” con el asesinato de Matías Chirino en Corrientes, y Michel Verón, en Misiones, quien “quedó cuadripléjico por lesiones tremendas”. 

“Son dos hechos por acciones de bautismos”, indicó y sostuvo: “Habiéndose eliminado el Servicio Militar Obligatorio después del caso Carrasco, tenemos situaciones muy serias”. 

Taiana contó que “se tomaron varias medidas. Se prohibió cualquier forma de bautismos. Se reunieron las autoridades. Se trató el tema en el ámbito educativo y se aplicó el código disciplinario de la manera más dura posible. Fueron considerados falta gravísima y se determinó la baja, en el caso de Chirino, de cuatro oficiales que habían participado del hecho y de varios suboficiales, y algunas sanciones menores. Y en el caso de Verón, un oficial y algunos suboficiales”. 

“Está absolutamente prohibido el concepto de bautismo, que es una vieja tradición, y que ya nos había llevado a echar gente antes. El año pasado se dio de baja al abanderado del Colegio Militar por una malteada”, aseveró. 

El ministro agregó que “se hizo una denuncia inmediata ante la Justicia Federal en ambos casos”. Y reveló que esta semana “Verón ha sido operado por tercera vez. Trajimos un médico de México”. “La reacción ha sido positiva, estaba en terapia intensiva, estaba estable y tenía algunas reacciones de sensibilidad. Nos estamos ocupando de esta tragedia. Es un delito gravísimo lo que se ha cometido con él. Se han tomado las medidas más severas que se han podido tomar y se ha hecho bastante; probablemente no sea suficiente, hay que seguir haciendo, porque esos cambios de cultura no se dan de un día para el otro”, completó. 

Compensación para las víctimas del ataque de Montoneros en 1975

En el tramo de las preguntas, el diputado Francisco Sánchez (Pro), quien después tuvo un pequeño cruce con Germán Martínez, recordó que este miércoles es un nuevo aniversario del “ataque del ejército Montonero al Regimiento de Ingeniero de Monte 29 en Formosa en pleno gobierno constitucional”, en 1975, donde “perdieron la vida 13 personas”. 

Al recordar el decreto 829/19, firmado por el expresidente Mauricio Macri antes de dejar el gobierno, en el que estableció que “las víctimas de ese ataque terrorista debían ser compensadas económicamente”, el neuquino dijo que “para eso se requiere una resolución” del Ministerio y preguntó si “está prevista la compensación el Presupuesto”. 

A la inversa, pero en el mismo sentido, el formoseño Fernando Carbajal (UCR), lo consultó: “Por qué razón en el Presupuesto no están previstas las compensaciones?”. 

Sin rodeos, Taiana expresó: “Eso no se ha pagado porque todas las reparaciones, las de Malvinas, las de los crímenes de la dictadura, las del ARA San Juan, todas han estado establecidas por ley. Esa no está establecida por ley. Trátenla en el Congreso, apruébenla, y sin dudas la cumpliremos. Si ustedes quieren esa ley, apóyenla políticamente”. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password