Polémica entre pampeanos y mendocinos

Se desató cuando el radical Juan Carlos Marino pidió preferencia para dos proyectos suyos sobre Portezuelo del Viento. Le salió al cruce su correligionario Julio Cobos.

Es bien conocida la áspera disputa que hay entre pampeanos y mendocinos pro la represa Portezuelo del Viento. Lo curioso es que esa grieta quedó claramente expuesta este jueves en plena sesión del Senado. Y enfrentando a pampeanos y mendocinos… del mismo partido.

Todo arrancó al principio de la sesión el radical pampeano Juan Carlos Marino planteó una preferencia para dos proyectos de su autoría relacionados precisamente con Portezuelo del Viento. En uno de ellos solicitaba la suspensión de la ejecución hidráulica de la represa hasta contar con un estudio del impacto ambiental en la cuenca del río Colorado, y por otro lado pedía suspender la transferencia a la provincia de Mendoza de los recursos de financiación para la obra.

Al exponer, el senador Marino puso como ejemplo lo sucedido en el pasado con las represas Los Nihuiles I y II, a consecuencia de las cuales “nos quedamos sin el río Atuel”. Lo cual, afirmó, dejó un tercio del territorio pampeano “desértico”.

Así las cosas, “cuando uno se quema con leche, ve pasar una vaca y llora”, graficó respecto de la construcción de Portezuelo del Viento. Y como la obra se hará sobre el río Grande, un afluente del Colorado, la misma “ya no va a afectar solamente a La Pampa, sino también a las provincias de Neuquén, Río Negro y Buenos Aires”.

La respuesta vino de un correligionario. La dio el senador Julio Cobos, quien habló además en nombre de su compañera de bancada Pamela Verasay y la peronista Anabel Fernández Sagasti. Cobos sostuvo que lo que sucedió con el Atuel no necesariamente irá a suceder con esta obra, y resaltó que en tiempos de cambio climático, lo mejor para un río “es regularlo”, función que cumple una presa que embalsama el agua cuando no se necesita y la entrega cuando hace falta. Según Cobos, “esta obra no genera un solo metro cúbico de consumo, porque está planificada para generar energía eléctrica”, afirmó Cobos, agregando que “la obra está en marcha” y ya se han girado fondos. Lo que hizo el presidente Alberto Fernández, dijo, fue “cumplir con los acuerdos que originalmente firmó el presidente Néstor Kirchner.

La peronista Norma Durango salió a replicarle. Pampeana ella, afirmó que sus comprovincianos saben muy bien qué pasó con Los Nihuiles y con el tema del Atuel.

Incómodo ante la situación planteada, Marino aclaró que no quería enemistarse con los senadores mendocinos. Resaltó su amistad con Cobos y Verasay, pero aclaró que “estamos hablando de personas y de agua. Yo no quiero entrar en ningún conflicto”, e insistió con dar preferencia para sus proyectos.

El presidente del interbloque Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, pidió  pasar el tema a comisión y discutirlo allí, pero la presidenta del cuerpo, Cristina Kirchner, replicó que Marino había pedido que se votara. “Hay que votar. No sea antidemocrático”, lo chicaneó.

Ante la polémica generada y tras una larga discusión, Marino terminó retirando su moción. “Que Dios nos ayude como siempre… Los mendocinos, difícil”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password