CFK disparó contra Guzmán tras su renuncia por Twitter: “Fue un acto de desestabilización institucional”

Fue en el marco de la inauguración del Cine Teatro Municipal de El Calafate, en cuyo discurso sumó que “fue un inmenso acto de irresponsabilidad política”, e ironizó: “No voy a revolear a ningún ministro, quédense tranquilos”. También habló del dólar y apuntó: “CABA es la que más gasta dólares y no produce”.

Con gran expectativa se esperaba el discurso de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, en el acto inaugural del Cine Teatro Municipal de El Calafate que dio este viernes. Pero más aún porque era la primera vez en hablar tras el cimbronazo ocurrido el fin de semana con la abrupta renuncia del exministro de Economía Martín Guzmán a quien cuestionó por la forma en que comunicó su decisión: “Me parece un gesto de inmensa ingratitud personal hacia el presidente” y sumó: “Fue un inmenso acto de irresponsabilidad política”, y lo consideró como “un acto de desestabilización institucional”.

En otro pasaje de su discurso defendió la empresa Aerolíneas Argentinas y el programa de turismo Pre Viaje. También habló del dólar y apuntó contra el jefe de Gabinete Porteño porque “la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es la que más gasta y no produce dólares”.

Tras un video institucional mostrando el avance de la provincia a lo largo de los años, la vicepresidenta fue invitada a subir al escenario junto al intendente, Javier Belloni; la gobernadora Alicia Kirchner y el ministro de Educación, Jaime Perczyk, dado que se firmaron convenios con universidades nacionales para dictar carreras y tecnicaturas en el Centro de Universidades Nacionales de El Calafate.

Tras un fuerte aplauso, acomodó su micrófono y destacó la inauguración de “una fantástica sala de cine para todos”. Lejos de referirse al acto en sí mismo y al evento que la convocaba, dirigió parte de su alocución al exministro de Economía.

“Se pueden hacer políticas mejores, es importante que en la Argentina dejemos de discutir a las personas y comencemos a discutir las políticas porque en este episodio que hemos vivido donde el pasado día sábado nos enteramos de la intempestiva renuncia del ministro de economía creo que fue un inmenso acto de irresponsabilidad política”, disparó y señaló que la elección a través del voto popular “eso me genera una idea de responsabilidad política, la que siento frente a aquellos que confían en uno y le otorga en esa sagrada ceremonia del voto democrático. Esto además de llenarnos de orgullo y de representatividad, nos debe generar una inmensa noción de responsabilidad”.

Y siguió seriamente: “Tenemos que tener responsabilidad política ante nuestra sociedad. Creo que fue un acto de irresponsabilidad política. También fue un acto de desestabilización en cierta manera institucional. El mundo como esta, el país como esta, el dólar como esta, hacerlo enterar al presidente de una renuncia por Twitter, nada más y nada menos, que del ministro de Economía no me parece bien, por la sociedad en su conjunto”.

Fue un acto de irresponsabilidad política. También fue un acto de desestabilización en cierta manera institucional

“Me parece un gesto de inmensa ingratitud personal hacia el presidente”, remarcó la vicepresidenta y reconoció “las diferencias que puedo llegar a tener con el presidente en cuanto a políticas y funcionarios”. “Este presidente había bancado a ese ministro como a nadie. Enfrentándose inclusive con sus propias fuerzas de coalición. ¿Se merecía eso?”, apuntó.

Además, se refirió al acuerdo con el FMI: “cuando fueron las diferencias que tuvimos por las condiciones en que se acordó con el Fondo Monetario Internacional, todo el arco político de la oposición, todo el periodismo en general, todo el establishment económico salió a hablar de la racionalidad del ministro de economía”, y preguntó irónicamente auto señalándose: “¿Quién era la irracional?”. “Me acuerdo que era el caballito de batalla, creo que más que apoyar al ministro, la cuestión era enfrentarnos a los que no estábamos de acuerdo con eso, por esto que acabo de decir de no discutir política y si personas”, expresó.

“CABA es la que más gasta dólares y no produce”

En medio de una semana marcada por la incertidumbre, los rumores y la tensión cambiaria tras la renuncia de Martín Guzmán y la designación de Silvina Batakis como ministra de Economía, con el dólar blue que cerró a $273 este viernes.

En ese contexto, Cristina Kirchner resaltó que “Santa Cruz es una de las provincias que produce más dólares de los que consume para su aparato de trabajo o productivo. Hay 9 provincias argentinas que promueven más dólares. La primera es Santa Fe que tiene Hidrovía y zona de puerto. Segundo Córdoba, tercero Buenos Aires y Chubut”.

“Si miro la cifra de dólares por la cantidad de habitantes, esta provincia es la primera en materia de producción de dólares”, ratificó y contó que también “es la primera provincia de producción de oro y plata de la República Argentina”.

En ese momento, de forma irónica lanzó: “Averigüen quien es la que más gasta dólares y no produce…. Así es la Ciudad Autónoma de Buenos Aires gasta más de 7 mil millones de dólares”.

El dólar y la economía bimonetaria

Una vez más se volvió a referir a la economía bimonetaria como lo hizo en sus discursos anteriores. “Te ponen la brecha ¿Qué es la brecha? Eso con que a ustedes los atormentan todos los días en la televisión ‘¿A cuánto está el dólar blue, el contado con liqui, el contado MEP’? Es que uno se agarra y tiembla porque no sabe qué le van a decir, eso es la brecha. Cuando no pueden obligarte a devaluar te provocan la brecha”, remarcó la vicepresidenta desde El Calafate.

“Si no los dejas sacar los dólares que quieren del país, se comportan como adictos. ‘De cualquier manera te los voy a sacar, si no puedo por las buenas será por las malas’. Y cuando dicen por las malas estallan la economía del país, ha sido así históricamente”, agregó en tono fuerte.

En ese sentido, puntualizó: “Sobre esto es que digo argentinos que hay que ponerse de acuerdo. Así como el año que viene gane Mandrake El Mago y su amiga Lorna, no va a haber solución para este problema estructural de la economía argentina, que lo constituye la economía bimonetaria”.

“No es únicamente aquella restricción externa que es lo que necesita la industria para producir y que, entonces, lo produce el campo y se produce la tensión. A esa restricción externa, que es cierta, sobre la necesidad de dólares que demanda nuestra industria, se le sumó la economía bimonetaria”, añadió Cristina Kirchner.

Y habló de otro elemento más que contribuye a la Argentina bimonetaria: “Son los argentinos decidiendo que quieren tener dólares para ahorrar o que necesitan dólares para comprar un inmueble porque no lo consiguen en pesos sino en dólares. Si no abordamos esto, no hay solución. Es hora de que nadie se sienta dueño de la verdad, o de que tiene la vaca atada”.

En otro pasaje, se refirió a sus críticas a Techint en el acto de YPF: “Yo quiero ayudar, pero ayudar no es callarse la boca y esconder la mugre abajo de la alfombra. Se ayuda diciendo la verdad y si estoy equivocada que me convenzan. Con argumentos y razones me llevan a cualquier lado, a las trompadas y cachetadas, a ninguno, que lo sepan todos y todas”.

“Tenemos que encontrar un punto en común porque si no va a haber Argentina para nadie. El problema estructural es la economía bimonetaria y no se va a resolver de un día a otro”, resaltó.

“Argentina Trabaja” y “Ellas Hacen”: los dos programas económicos que destacó CFK

En un pasaje de su discurso, la vicepresidenta destacó la labor de la gobernadora Alicia Kirchner y sostuvo que “las políticas de desarrollo social no se resuelven solo en ese Ministerio, está claro que las políticas sociales en materia de planes de trabajo no se solucionan en el Ministerio de Desarrollo, se resuelven en el de Economía, pero mientras resuelve lo macroeconómico para volver a brindar oportunidades de trabajo, reales, de empleo registrado, hay también paralelamente, a esa tarea macro, la tarea de ir acomodando a ese universo de hombres y mujeres que, por distintas circunstancias quedaron fuera del mundo de trabajo, acomodándolos a través de políticas que los vayan empoderando para que, cuando la economía vaya creciendo y generando oportunidades, tengan los instrumentos para poder ser absorbidos por esa economía real, formal”.

En tanto, recordó: “En 2015 cuando entregamos el gobierno de aquellos 2 millones de planes apenas quedaba un 10% que se habían desarrollado en dos programas de políticas de gobierno que empezaron en 2009 ‘Argentina Trabaja’ y ‘Ellas Hacen’”, de este último explicó que era un programa dirigido a mujeres víctimas de violencia doméstica para que “puedan salir de ahí”.

“A pocos días que se puso en marcha ese programa 60% de las mujeres se separaron”, contó y chicaneó: “Ya me veo mañana que titulan que Cristina promueve la separación”. “El 100% de los hombres y mujeres que se sumaban al programa, que llegó a tener 3000 sedes, promovía la capacitación en obras que luego se hicieron en distintos municipios”, agregó.

Y aclaró risueña: “No estoy promoviendo con esto a Alicia para ministra de Desarrollo Social, está muy bien acá en la provincia quédense tranquilos… No voy a revolear a ningún ministro, quédense tranquilos, no voy a decir eso”.

El respaldo a Aerolíneas Argentinas y el programa Pre Viaje

“En el balance de Aerolíneas Argentinas, que aún da déficit, no se cuentan los balances de las ganancias de los hoteles, restaurantes, de las pistas de esquí, de las Cataratas”, precisó la expresidenta y preguntó: “A ver ¿por qué no sumamos todos los abalances de todo lo que se gana? ¡Que mirada tan corta!”.

A su vez, manifestó: “En ese balance hay que contar que hubo un sector ultra castigado por la pandemia fue precisamente el sector turismo. Les pido a todos los dirigentes políticos, empresariales, que se quejan amargamente de Aerolíneas Argentinas que por favor carguen en el balance todas las rentabilidades empresarias del sector turístico a lo largo y ancho del país porque sin ellas no hubiéramos desarrollado la industria del turismo”, pidió.

“Esto para aquellos que tienen una visión estrictamente economicista de las cosas, les ruego a aquellos que tienen la suerte de vivir en CABA o en la Ciudad de Buenos Aires, que hay otras localidades del interior que no tienen atracciones turísticas, pero hay argentinos que necesitan viajar cuyos destinos no son rentables y si no va aerolíneas, no va nadie”, cuestionó.

Además, destacó el programa Pre Viaje a la cual calificó de “excelente política del gobierno como respuesta para afrontar la devastación que sufrió el sector turístico después de más de un año de parálisis absoluta”.

En esa línea, explicó que “el Pre Viaje, en términos de políticas fiscales es una política de expansión, en términos monetarios es emisiva”, y bregó: “No condenemos a las cosas dogmáticamente, veamos donde están bien y donde están mal”.

“Lo que el Gobierno debería hacer que cuando se establezca el nuevo Pre Viaje convoque a la Cámara hotelera y gastronómica para que establezca políticas de precios porque hemos tenido que el sector ha sido uno de los que más ha contribuido, junto con textiles, a la conformación del índice inflacionario”, sugirió.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password