Lousteau se refirió a las “jubilaciones de privilegio” como una de las “mayores desigualdades que tiene el sistema previsional”

El senador radical lanzó fuertes críticas a la Ley 24.241 porque “pide por un lado tener 30 años de aportes, es una exigencia extremadamente alta”.

Al cierre de la lista de oradores en la sesión de este jueves donde se debate el proyecto de ley de plan de pago de deuda previsional, el senador nacional Martín Lousteau (UCR – CABA) se refirió a las jubilaciones de privilegio como una de las “mayores desigualdades del sistema previsional”.

En su alocución, Lousteau señaló: “Lo que hoy estamos debatiendo acá es cómo corregimos los defectos de una ley que el año que viene va a cumplir 30 años. Estamos debatiendo cómo corregir algo que lleva tres décadas de problemas. Esa Ley es la 24.241. El problema que tiene es que pide un doble requisito para acceder al beneficio jubilatorio”.

“Pide por un lado tener 30 años de aportes, es una exigencia extremadamente alta, se puso en el año 93’. Es un requisito tan estricto que es inclusive superior a las prácticas actuales de los países de la OCDE que tienen otra situación macroeconómica y otra situación del mercado laboral”, criticó.

En ese sentido, preguntó: “¿Cuál es el problema de ese doble requisito? que mucha gente en un mercado laboral inestable y en una economía muy inestable en la Argentina hizo aportes, pero no aportó los 30 años. De hecho, el proyecto tiene un universo al cual apunta tiene solo 7 años de aporte, pero capaz hay gente que aportó 10, 15 o 20 años y con la Ley 24.241 se quedan afuera o les toca la PUAM, pero no se le reconoce nada de los esfuerzos que hizo en su vida haciendo aportes”.

“Esa barbaridad lleva 30 años sin corregirse de manera estructural. Es la misma ley que creó otra barbaridad de las AFJP. El sistema de capitalización, particularmente para un país desigual y con vaivenes económicos, lo único que hace es reproducir y agravar las desigualdades del mercado laboral y replicarlas a la edad pasiva. Es un sistema que amplifica desigualdades”, apuntó el radical.

En tanto le enrostró al oficialismo que la ley vigente fue votada por ellos y siguió: “No solo que la votaron, sino que hacen alusiones personales como hicieron con a presidenta del Pro, les recuerdo que acá hay un miembro de la bancada oficialista que defendió publica y en la sesión la creación de las AFJP de manera pública, en los medios, informó de por qué era bueno la creación”.

“Más que medidas puntuales, parecen concepciones de la sociedad, de la economía, concepciones políticas contradictorias una con la otra. Cuando uno toca cosas tan estructurales como el sistema previsional por cuestiones coyunturales uno cae en las creaciones de las AFJP”, sumó.

En tanto, resaltó que “el problema de que no se iba a llegar a los 30 años ya se sabía de ante mano porque la ley es del 93’ y en el 95’ ya hubo una moratoria para que se pudieran acreditar o comprar años de aportes previos al año y eso sigue hoy abierto y vigente. Cuando hicieron la ley se pensaron que era una bonanza para siempre”.

“Seguimos teniendo que resolver esa inequidad de los que hacen aportes, pero después tiene la PUAM. Esta es una de las tantas desigualdades que tiene el sistema que esta balcanizado, descalibrado, que tiene un montón de desigualdades distintas como gente que en igual situación es tratado distinta y gente que en distinta situación es tratada igual. Un ejemplo perfecto de eso son las jubilaciones de privilegio”, disparó Lousteau.

Y recordó que hace dos años presentaron un proyecto de derogación de las jubilaciones de privilegio que obviamente “no se trata”. “La mayor injusticia que tiene el sistema previsional es que hay gente que después de trabajar 30 años o alcanzar la edad jubilatoria no se puede jubilar, no tiene el derecho y esta claro que lo debe tener y no solo por un tema de solidaridad, sino por un tema de justicia”, señaló.

“Tiene que haber una solución a eso, pero la manera de resolver eso es estructuralmente. Si no se corrige de forma estructural lo corregimos con parches permanentes que después, porque no sirven, necesitan otros parches. Hicimos más de una docena de moratorias antes y después de la ley”, consideró.

Y cerró: “Seguimos alimentando un sistema deficitario, desordenado, e impredecible para quienes aportan o se quieren jubilar, y hay reglas distintas para distintos grupos todo el tiempo, es la fuente de mayor inequidad que podemos tener en el principal gasto social que tiene cualquier Estado”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password